La aventura de Wolves en el salvaje Oeste

El equipo de Minneapolis liderado por Tom Thibodeau está confeccionando una plantilla para soñar en la dura Conferencia Oeste. ¿Serán capaces los Minnesota Timberwolves de luchar por un puesto entre los ocho primeros para asegurar su entrada en playoffs?

La aventura de Wolves en el salvaje Oeste
Andrew Wiggins y Karl Anthony Towns serán claves en el proyecto de la franquicia. | Imagen: NBALead.

La reconstrucción de la franquicia de Minneapolis es un hecho. El verano de 2017 ha estado repleto de alegrías para los aficionados de los Wolves que han podido observar como su equipo ha pasado de ni asomarse por los playoffs a estar en la cuarta posición en las predicciones de ESPN.

Confección de la plantilla

Y es que no es para menos, la llegada de Jimmy Butler en la noche del draft no dejó indeferente a nadie, con un trapaso que incluyó a LaVine y Kris Dunn junto con un intercambio de rondas. El jugador franquicia de los Chicago Bulls se marchó para entrar en un proyecto muy ambicioso y que tiene presente y futuro. Un tiempo después, cuando parecía que Ricky Rubio iba a ser el base titular de los Wolves el español fue traspasado a Utah Jazz a cambio de una primera ronda, los de Thibodeau querían ir a por más.

Tras crear espacio salarial, llegó a la franquicia de Salt Lake City Jeff Teague, sustituto del base español. Un jugador diferente a Rubio, ni de lejos un organizador de juego, ya que Butler y Wiggins tendrán mucho tiempo el balón en sus manos. Taj Gibson, que ya fue entrenado por Tom en los Bulls y Jamal Crawford fueron las últimas incorporaciones al equipo. Tras estos fichajes llega la hora de la extensión de contrato del joven Andrew Wiggins, jugador que este año deberá mejorar su intensidad en defensa si quiere ser la primera espada de su equipo.

Imagen | Sports Illustrated
Imagen | Sports Illustrated

¿Como encajarán los Wolves?

Lo primero que hay que destacar es que es un equipo prácticamente nuevo, la plantilla tiene recursos para poder entrar a playoff pero la química y la compenetración del conjunto están aún por ver. Tampoco se nos puede olvidar que la zona de los Minnesota Timberwolves tiene dueño, Karl-Anthony Towns tras dos años en la NBA se ha consolidado como un "cinco" referente con una enorme capacidad reboteadora y unos números de All-Star.

Los TImberwolves contarán con un quitento de mucha calidad, formando por Teague, Butler, Wiggins, Gibson y Towns. Pero desde el banquillo también tendrán garantías con Tyus Jones, la veteranía de Crawford o Dieng, que tendrá que competir con Taj Gibson por ser el ala-pívot titular.

Butler y Gibson jugaron juntos en los Bulls y Wiggins y Towns han estando compartiendo filas en este equipo. La función de Jeff Teague se reducirá a la anotación desde media distancia y penetración, ya que el juego probablemente será organizado por Wiggins o Butler. En el duro y salvaje Oeste será difícil competir con Rockets, Spurs, Warriors o Thunder, durante la agencia libre la mayoría de jugadores de la otra conferencia han preferido cambiarse al Oeste, quedando solo Cavs y Celtics como referencias al otro lado.

El caso es que todo depende de como sea la química de este equipo, pero debemos de recordar que en el banquillo hay un hombre con mucha experiencia y muy profesional, experto en la defensa, algo de lo que no pudo presumir el conjunto la temporada pasada.

Todo pasa por la defensa

El año pasado el equipo que disputa sus partidos en el Target Center se situó por encima de la media de puntos encajados superándola por algo más de un punto, por lo tanto hay que mejorar la defensa y llegar a los números de los Warriors o los Spurs, estos últimos en la temporada regular sumaron una diferencia de +7,7 entre puntos anotados y encajados.

Lo que está claro es que a la hora de atacar el equipo va a ser letal, Butler, Wiggins, Towns... Pero, ¿podrá ponerse a la altura de los Warriors? El equipo con mayúsculas de la NBA que con su plantilla actual es muy difícil de plantar cara pero también hay que tener en cuenta que los Timberwolves son un equipo con mucho futuro, si consiguen mantener más o menos el bloque de jugadores intacto podrán conseguir grandes logros en próximos años.