¿Cómo encajarán Paul George y Russell Westbrook?

A punto de comenzar la temporada, echamos la vista a cómo Paul George y Russell Westbrook pueden combinar en Oklahoma

¿Cómo encajarán Paul George y Russell Westbrook?
Paul George se une a Russell Westbrook para formar un dúo temible en OKC. | Fotografía: Andy Lyons/Getty Images

El pasado 1 de julio los Oklahoma City Thunder sorprendieron a toda la NBA adquiriendo a Paul George vía traspaso, en una operación que se resolvió en cuestión de horas, y según la cual el jugador llegaría a la franquicia a cambio de Victor Oladipo y Domantas Sabonis. Tras la frustración que ambos sufrieron el año pasado de verse superados por equipos muy superiores en los playoffs, Paul George y Russell Westbrook se unen para iniciar una temporada de la que muchos fans esperan que esté a la altura de las expectativas, las cuales analizaremos.

La soledad, devastadora a nivel colectivo

La temporada 2016/2017 ha servido para confirmar que tanto Paul George como Russell Westbrook son dos de los mejores jugadores de la NBA, representando presente y futuro para la NBA. Sin embargo, tanto George como Westbrook han experimentado la frustración ésta temporada, aunque a distintos niveles. Por ello, era de primera necesidad para los dos All-Star verse acompañados por un jugador de su mismo calibre.

Por un lado, Paul George y sus Indiana Pacers se clasificaron en el séptimo puesto en el Este, con un equipo que a pesar de contar con la presencia de jugadores como Monta Ellis o Myles Turner, no consiguió pasar a un nivel superior de juego en una Conferencia Este cuyo nivel se ha mostrado muy bajo esta última temporada. Con ello, Paul George asumió el rol de líder del equipo, liderando a la franquicia hospedada en Indianápolis a un total de 42 victorias y 40 derrotas. Este balance resultaría en un enfrentamiento con los Cleveland Cavaliers de LeBron James y Kyrie Irving, que barrerían sin problemas a Indiana 4-0. La imposibilidad de conseguir un equipo más competitivo llevó finalmente a Paul George a pedir el traspaso, que tras negociaciones con equipos como los Lakers o los Celtics, una sorprendente aparición de los Oklahoma City Thunder llevó al originario de California al Estado de los tornados.

Por otro lado, Russell Westbrook ha sufrido la soledad en su año de redención con los Oklahoma City Thunder, pero en un equipo construido para él donde todos creían en el como líder indiscutible, la soledad la ha sufrido menos. Sin ir más lejos, su año de redención le ha dado un más que merecido MVP realizando unos números absurdos. Sin embargo, el bajo nivel del equipo con la pérdida de Durant se ha sufrido en cancha, pues Russell Westbrook ha sido el máximo responsable de las 47 victorias de los Thunder, en contraste con las 35 derrotas que sufrieron. Con el sexto puesto, se enfrentaron a unos Houston Rockets que no sufrieron más de lo debido a Russell Westbrook y se clasificaron en seis partidos, eliminando a los Thunder a primeras de cambio.

La unión hace la fuerza

Con la adición de Paul George, más incorporaciones como Patrick Patterson o un banquillo de garantías y con experiencia como Raymond Felton, Nick Collison, o Enes Kanter, los Thunder apuntan muy alto ésta temporada, encontrando así a un estilo de alero que echaban en falta tras la marcha de Kevin Durant. Así, los Thunder podrán entrar en una pelea que quieren ganar a los Warriors para poder llegar al anillo que tanto se le ha resistido  los Oklahoma City Thunder desde su nacimiento como franquicia.

Westbrook y George, George y Westbrook. Tan separados a lo largo de su carrera pero a la vez tan distintos. Con la convergencia en pista que iniciarán oficialmente a mediados de octubre, ambos intentarán rememorar éxitos pasados, pues ambos han vislumbrado a lo largo de su carrera un camino similar, pero en distintas conferencias. En el Este, Paul George dio sus primeros pasos en la NBA en un equipo que estaba listo para competir, aunque perdió en primera ronda de playoffs. No por ello los Pacers de Vogel desertarían en su busca del éxito, resultando los 3 años siguientes en apariciones consecutivas por las Finales de Conferencia Este, pero unos superiores Miami Heat siempre acabarían por avanzar a la lucha por el anillo. Tras ello, Indiana cayó en una mediocridad que aún sigue en aumento. Por su parte, Westbrook ha tenido una carrera mucho más exitosa, pues los Thunder han visitado los playoffs un total de siete temporadas a lo largo de su carrera, incluyendo un viaje a The Finals y cuatro a las Finales de Conferencia Oeste. Sin embargo, la marcha de Kevin Durant a los Golden State Warriors ha sumido el nivel medio de los Thunder en la mediocridad, lo que ha forzado a Westbrook a hacer la temporada de su carrera para no descolgarse de los puestos de playoff.

Desglosando ampliamente el esfuerzo de Russ para que sus Thunder no se vieran excluidos de una mínima posibilidad por conseguir el anillo, ha conseguido promediar un triple doble, hazaña que no conseguía nadie desde Oscar Robertson. Así, sus 31'6 puntos, 10'7 rebotes y 10'4 asistencias por noche le permitieron lograr lo que parecía imposible. Por ello, aunque con algunos detractores, consiguió llevarse el trofeo de MVP para las vitrinas de su casa. En perspectiva, Russ ha aumentado en 8'9 puntos la anotación media de su carrera, además de aumentar en 4'5 los rebotes y 2'5 las asistencias. Toda una monstruosidad que ensombrece la época Durant, pero toca volver a la cúspide. Y en ésta tarea lo ayudará Paul George.

Su nuevo compañero en la recién finalizada campaña cuenta con unas estadísticas de 23'7 puntos, 6'6 rebotes y 3'3 asistencias por partido disputado, asumiendo la carga mayoritaria en la anotación del equipo. El liderazgo le ha sentado muy bien a George, pues ha acrecentado en unos 5 puntos anotados la media de su carrera, mientras que se ha mantenido en rebotes y asistencias. En cuanto a porcentajes, Paul George ha estado mucho más acertado desde cada lugar de la pista, pues sus porcentajes de tiro mejoraron no sólo en tiros de campo, sino también en triples y tiros libres. Por ello, cuando George ha tenido la oportunidad de comandar el juego y crearse sus tiros, ha sido mucho más efectivo. Sin embargo, la nueva pareja que formará con Westbrook hará que retorne a estar de forma efectiva en la competición por el anillo.

Ahora juntos en Oklahoma, esta pareja se dejará la vida por conseguir robarle el Oeste a los Golden State Warriors, vengando así a Durant su controversial abandono a Westbrook, aunque la competencia es bastante exigente en la Conferencia. Sin embargo, conociendo los grandes competidores que tanto Russell como George son, los Thunder deberían dar muchos miedo esta Regular Season. No sólo en el apartado ofensivo, donde ambs son unas bestias anotadoras y grandes partidarios de las distribución de juego en el equipo y notables reboteadores, sino también portentos defensivos que pueden complicar mucho las cosas a sus atacantes, gracias por un lado a la gran envergadura de Paul George y por otro a la verticalidad de Russell Westbrook, que le permite poner tapones de tablero.

 


Share on Facebook