El quinteto revelación del inicio de temporada

Casi un mes después de que comenzase la temporada de la NBA, los jugadores han mostrado sus aspiraciones. Veteranos o 'rookies', muchos han sorprendido para bien y merecen una mención especial. Por ello, se presenta un quinteto formado por los jugadores que han dado la sorpresa en cuanto a sus prestaciones.

El quinteto revelación del inicio de temporada
El quintento revelación del inicio de temporada. | Foto: Houston Rockets

El premio a jugador más mejorado que otorgará la NBA a final de temporada se antoja muy lejano, pero tras varios partidos se puede visualizar qué jugadores podrán optar a él. El inicio de esta temporada ha sido espectacular en lo colectivo y en lo individual. Equipos sorpresa  por su buen hacer como los Detroit Pistons u Orlando Magic en el Este, o los Memphis Grizzlies en el Oeste. Para mal también ha habido algunos casos como los de Oklahoma City Thunder o los mismísimos Cleveland Cavaliers.

Bien, muchos éxitos de esos equipos se deben a que tienen jugadores que han sido capaces de dar un paso hacia delante y demostrar cosas que no conocíamos. Se han echado el equipo a la espalda o han aportado más y mejor que nadie en su equipo. Resultan claves en su franquicia y han mejorado muchos aspectos de su juego. El quinteto se planteará con un base, un escolta, un alero y dos pívots.

Victor Oladipo (base)

El jugador de los Indiana Pacers es el máximo responsable de que su equipo ronde el 50% de victorias en una temporada que se antojaba fatídica. Llegó este año involucrado en el traspaso de Paul George y se ha colocado como el líder de un núcleo joven. Siempre se han conocido sus capacidades y ha dejado jugadas para el recuerdo, pero nunca se había visto esta faceta de líder. Promedia 23 puntos por partido (máximo de su equipo), 3'8 asistencias y 4'3 rebotes. Añade también estadísticas muy buenas en robos (1'4) y en tapones (0'7) para ser un jugador de 1'93 metros de altura. Por fin tiene el papel principal que tanto deseaba y está demostrando tirar del carro de su equipo. Mates inverosímiles y entradas imposibles son las principales características de Oladipo.

Oladipo siempre ha sido un jugador muy enérgico. | Foto: NBA
Oladipo siempre ha sido un jugador muy enérgico. | Foto: NBA

Jaylen Brown (escolta)

El sophomore de los Celtics es un jugador con un talento y energía muy especiales. Energía que contagia a sus compañeros y que ha sacado cuando su equipo más lo necesitaba. Ante la baja de Hayward y las ausencias eventuales de Horford e Irving, Jaylen se ha echado al equipo a la espalda junto con Tatum y han subido a los verdes al puesto de mejor equipo de la NBA (12-2). Un jugador que aporta mucho allá donde le pongas en ambos lados de la pista. Está sacando su lado más reboteador debido a las necesidades del equipo y está promediando 7'2 capturas. Nada mal para un escolta-alero. En el apartado de puntos, es un jugador que siempre aporta y los 14'5 puntos que tiene de media son gracias a que en ocho de los once partidos disputados ha conseguido al menos diez puntos. Regular y con carácter, es el futuro de los Celtics.

Jaylen junto a Tatum son la esperanza en Boston. | Foto: NBA
Jaylen junto a Tatum son la esperanza en Boston. | Foto: NBA

Aaron Gordon (alero)

El jugador de Orlando Magic fue la revelación del concurso de mates de 2016 demostrando el poderío físico que tiene. Se le pedía más que eso durante la temporada ya que debía ser el líder de su equipo. Este año, con los Magic rindiendo al máximo nivel, ha dado lo mejor de sí. En diez partidos, Gordon ha promediado 19'6 puntos, 8'2 rebotes y 2'2 asistencias. El dato más alucinante es que promedia un 59'5% desde el triple habiendo lanzado más de 40 veces, mejor porcentaje de la NBA. Dato increíble y que nadie se esperaba. Actuaciones como la de 41 puntos (máximo de su carrera), 14 rebotes y 5/5 en triples frente a los Nets, dejan a Gordon como uno de los jugadores más sorprendentes de este inicio. Es muy joven aún y tiene mucho que demostrar. 

La magia de Orlando la tiene este chico. | Foto: NBA
La magia de Orlando la tiene este chico. | Foto: NBA

Andre Drummond (pívot)

Quizás el pívot de Detroit es uno de esos jugadores por los que la gente daba muy poco porque mejorase su nivel, pero Andre ha demostrado de qué pasta está hecho. En sus años anteriores era conocido por ser un jugador muy duro dentro de la zona, pero con un defecto muy pronunciado: los tiros libres. El año pasado promedió un 38'5% desde la línea y los equipos rivales lo aprovechaban usando el famoso hack. Pues este año está promediando un decente 64'3% desde el tiro libre. Un progreso muy grande que se le exigía y que ha conseguido. Además, promedia 14'2 puntos y 15'6 rebotes. En este último apartado ha destacado de manera brutal al haber capturado al menos 20 rebotes en los dos últimos partidos. Superando así a Shaq en la lista de jugadores con más partidos capturando al menos 20 rebotes. Un jugador clave en los reveladores Detroit Pistons y una pieza fundamental en defensa y en ataque.

Drummond ha demostrado ser un profesional. | Foto: NBA
Drummond ha demostrado ser un profesional. | Foto: NBA

Clint Capela (pívot)

Otro jugador que ha sorprendido mucho es Capela. El pívot de los Houston Rockets ha adquirido un protagonismo muy positivo en el equipo tejano. La marcha de Howard ya le hizo dar un paso adelante, pero este año se espera mucho de Houston y Capela está dispuesto a colaborar para llevar al equipo a lo más alto. Ha mejorado mucho y se ve reflejado en sus estadísticas. Es el jugador con mejor porcentaje en el tiro de toda la liga (69'4%) y promedia un doble-doble. Los 13'3 puntos que anota, los 10'8 rebotes que captura y los 1'8 tapones que coloca por partido, hacen que su aportación sea esencial para estos Rockets. Más aún para James Harden, con el que se apoya en el pick&roll.

El suizo es una pieza clave en el sistema de Houston. | Foto: NBA
El suizo es una pieza clave en el sistema de Houston. | Foto: NBA

Sexto hombre: Jeremy Lamb

El escolta de los Hornets era conocido por sus años en OKC donde era el especialista defensivo. Ahora, en Charlotte, ha desarrollado muchas facetas desconocidas y que están siendo vitales para el funcionamiento del equipo. La baja de Batum le ha dado más protagonismo y él ha decidido aprovecharlo. Además de su defensa, ha mejorado en puntos, minutos, rebotes, robos y porcentajes respecto al año anterior. Lamb promedia 16'7 puntos (máximo de su carrera), 5'1 rebotes, 3'2 asistencias y 0'7 tapones en media hora de juego (máximo de su carrera). Números muy buenos a los que se añade un 46'7 % en tiros de tres puntos. Se está destapando como un jugador completísimo en ambos lados de la cancha y esencial en las ayudas a Kemba Walker. Los Hornets han ganado una pieza muy importante.

Lamb es feliz en Charlotte. | Foto: NBA
Lamb es feliz en Charlotte. | Foto: NBA

El banquillo de este equipo estaría formado por rookies como Donovan Mitchell, que está rindiendo muy bien en Utah; con Ben Simmons, que es el líder de los 76ers y un jugador dominador; Tatum, fiel escudero de Brown y muy maduro a pesar de su edad y John Collins, está aportando energía a unos desolados Hawks.