No suena el Jazz en Salt Lake City

Utah Jazz se encuentra a estas alturas de temporada en crisis, tras perder seis de los últimos siete partidos. Además, a esto hay que añadir la lesión de su jugador más importante, Rudy Gobert, que estará de baja entre cuatro y seis semanas.

No suena el Jazz en Salt Lake City
La baja de Gobert deja muy mermados a los Jazz. | Fotografía: Rick Bowmer / Associated Press

Algo más de cuatro meses han pasado desde aquel día negro para los aficionados de los Jazz. Cinco de Julio de 2017, día en que Gordon Hayward, jugador franquicia de Utah, decidió hacer sus maletas para viajar al ilusionante proyecto que se estaba gestando en Boston y que culminaría con la llegada de Irving. Utah se quedaba huérfana. La ciudad del Jazz se quedaba sin su solista.

Únicamente la llegada de Ricky Rubio y la posible proyección de Rudy Gobert daba algo de esperanza a los aficionados de los Jazz. Pero una pretemporada excelsa en la que el equipo no probó el sabor de la derrota hizo disparar las expectativas de los ciudadanos de Utah. Esto, estuvo acompañado de un buen inicio de temporada en el que el equipo rindió a un alto nivel. El "Rickycesto" se adueñó de un equipo que durante las primeras semanas de competición era de las mejores circulaciones de balón de la liga.

A esto se le sumaba el paso adelante que Rudy Gobert había dado en ataque, y que la solidez defensiva de la temporada pasada seguía siendo el signo de identidad del equipo de Snyder. Pero la cosa se torció, llegaron las derrotas, cinco en los últimos seis partidos, y empezaron las dudas y los recuerdos de Hayward. Y como a perro flaco todo son pulgas, ahora se le suma la lesión de posiblemente el jugador más importante del equipo, Rudy Gobert, que estará de baja durante mínimo 4 semanas por una contusión en la rodilla derecha tras un choque con Waiters. 

La música ya no suena en la ciudad del Jazz. Pero, ¿cuáles son las causas de esta pequeña crisis de los Jazz? Y lo más importante, ¿tiene solución?

Poca capacidad ofensiva

Es posiblemente el principal problema que tiene el equipo de Quin Snyder. Tras la marcha de Hayward, arece de un jugador que sea capaz de generarse sus propios tiros. En cada ataque necesitan que se produzca una gran rotación de balón que dé lugar a un tiro liberado, y aun así muchas veces ni eso es suficiente para que anoten una canasta. Rodney Hood ha sido con más de 13 tiros por partido el jugador que más veces ha mirado al aro, seguido de Ricky con más de 11 tiros por partido, Ingles con nueve tiros y de Rudy Gobert con poco más de 8 tiros. Los porcentajes del equipo tampoco son buenos: 43% en tiros de dos, y un 35% desde la línea de tres. Además, si nos fijamos en la estadística anotadora ningún jugador del equipo llega siquiera a acercarse a la cifra de los 20 puntos. Hood con  15.7 puntos por partido es el mejor anotador del equipo. Y el equipo promedia 98.3 puntos por partidoel tercer peor equipo de la liga en esta faceta.

Horribles a domicilio

Los Jazz aun no han conseguido la victoria fuera de su feudo en lo que llevamos de temporada. Ninguna victoria y cuatro derrotas es su balance a domicilio, a pesar de que dos de sus rivales son a priori rivales a los que un equipo que quiere estar en playoff, como es el caso de Utah, debería haber ganado, como son los casos de Phoenix y Clippers. Lo peor es el calendario que les viene a los de Snyder. Toca gira por el este. Los próximos cuatro partidos serán a domicilio. Tres de ellos frente a rivales que han arrancado bien la temporada y se encuentran en puestos de playoff como son Philadelphia, Orlando y Knicks, y uno frente a uno de los peores equipos de la liga, BrooklynDe como salga de estos cuatro encuentros dependerá gran parte de la salida o no de la "mini crisis" en la que se encuentra el equipo.

¿Dónde está la defensa?

A pesar de ser la tercera mejor defensa de la liga, en 6 de los últimos 7 partidos (2 victorias 5 derrotas) han encajado más de 100 puntos. Únicamente Miami, en un partido que acabaron perdiendo, anotó menos de la centena, en este caso 84 puntos. Es de vital importancia que esto se acabe, ya que el porcenteje de victorias del equipo de Salt Lake City se reduce casi a la mitad cuando los encuentros se deciden por encima de los 100 puntos.

Gobert out

El equipo debe hacer frente como mínimo durante el próximo mes a la lesión de su jugador franquicia, Rudy Gobert (lesión que sufrió el pasado sábado en el partido que les enfrentó a Miami en el America Airlines Arena). Jugadores como Rubio, Hood, Ingles y Favors (pivot suplente) han de dar un paso adelante y repartirse las estadísticas que el gigante galo aportaba, tanto en ataque como en defensa. Gobert es el jugador más importante dentro del engranaje defensivo de Snyder.

El cómo responda el equipo en el próximo mes marcará el devenir de los de Salt Lake City en lo que resta de temporada. Veremos si dan un paso adelante y se vuelven a meter en posiciones de playoff, o por el contrario no lo hacen y la temporada de Utah Jazz 2017/2018 pasa a ser la primera del periodo de transición que pasa un tras la huida de su jugador franquicia.

¿Volverá la música de Jazz a los oídos de los ciudadanos de Salt Lake City?