La NBA se plantea eliminar la regla del “one and done”

El comisionado de la NBA, Adam Silver, se reunió el jueves en Washington DC con la directora ejecutiva del sindicato de jugadores (NBPA), Michele Roberts, para tratar de mejorar el sistema de incorporación de jugadores a la mejor liga del mundo.

La NBA se plantea eliminar la regla del “one and done”
Adam Silver en rueda de prensa | Foto: nba.com

La NBA busca un nuevo cambio para mejorar la calidad de sus jugadores y el espectáculo. En este caso, según ESPN, se está empezando a tratar uno de los temas más controvertidos de los últimos años en la liga para muchos analistas. Han empezado las conversaciones para cambiar el sistema de entrada a la NBA. El sistema del “one and done” podría acabarse. En su lugar, los jugadores podrían declararse elegibles en el Draft al graduarse del instituto o, en caso de ir a la universidad, tras una estancia de dos años.

Según la cadena americana, el comisionado y la ejecutiva de la asociación de jugadores mantuvieron una conversación en la capital del país sobre la posibilidad de obligar a los jugadores a quedarse en la universidad durante un año más. A parte del debate que ha habido durante años, una de las principales razones para el cambio es que la mayoría de jugadores de primer año no demuestran que estén físicamente preparados todavía para competir con las mayores estrellas del deporte. En los últimos dos años, dos “rookies” han destacado por encima de su camada, Joel Embiid y Ben Simmons. Realmente, ambos llegaron dos y un año antes a la liga, solo que no pudieron debutar por diferentes lesiones. Durante ese tiempo, tuvieron la oportunidad de trabajar para mejorar su físico. El cambio también afectaría a las universidades puesto que tendrían la certeza de que los jugadores que se incorporasen a su programa se quedarían al menos dos años.

Desde la temporada 2005-06, los jugadores no pueden entrar en la liga desde el instituto. Antes de ese año, jugadores como Lebron James, Kobe Bryant, Kevin Garnett, Tracy McGrady o Jarmaine O’Neal llegaron y tuvieron éxito, mientras que Jonathan Bender, Kwame Brown o Sebastian Telfair, tras hacer lo mismo, no estuvieron ni siquiera cerca de la cuota de éxito de los anteriores.