Los Bulls, 4-0 desde el regreso de un gran Nikola Mirotic

Tras su incidente con Bobby Portis, el futuro del hispanomontenegrino parecía estar lejos de Chicago. Sin embargo, el ala-pívot se ha rehecho y está siendo la cara más visible de su equipo, que está invicto desde su vuelta a las canchas.

Los Bulls, 4-0 desde el regreso de un gran Nikola Mirotic
Mirotic destrozó a los Jazz con otra gran actuación | Foto: nba.com/bulls

Cualquier situación que ronde por la franquicia de los Chicago Bulls es cuanto menos curiosa. La temporada abrió con Nikola Mirotic recibiendo un puñetazo de Bobby Portis. Después del incidente y tras no aceptar las disculpas de su compañero, el internacional español se puso en contra a toda la plantilla. Pero esto ya parece agua pasada, puesto que ha vuelto a jugar, lo ha hecho a un gran nivel y, desde entonces, el equipo solo conoce la victoria.

Este es un año crucial para el '44'. Discutido siempre por tener horchata en las venas, su futuro en Illinois ha peligrado seriamente. No obstante, la cláusula anti-traspaso de la que goza este año ha sido un clavo ardiendo al que agarrarse durante su periodo de baja. Finalmente ha vuelto y tras cuatro partidos la situación es bien distinta a la de hace un par de meses.

A lo largo de estos encuentros ha promediado 19'5 puntos y 5'8 rebotes. Además, los porcentajes de tiro son asombrosos incluso lanzando casi seis triples por noche: 57'1% TC y 52'2% T3. Un nivelazo que pocos esperaban y siendo dos veces titular, aprovechando así la leve lesión de Lauri Markkanen.

La última clase magistral de Mirotic fue la mejor: 29 puntos y nueve rebotes para ganar a los Jazz (103-100). Antes, victorias contra Hornets, Knicks y Celtics (sin Irving). Del ostracismo, de ser repudiado por casi todo el entorno de la franquicia, a principal responsable del buen momento de los Bulls, que encadenan su mejor racha de la temporada.

En los primeros 23 partidos solo habían logrado tres triunfos. Sin duda, una estadística que refleja el cambio radical que ha sufrido el equipo desde el regreso de Threekola. Ostentaban el peor balance de la liga (ahora son los Hawks) y, aunque todavía apuntan al tanking, esta última semana ha sido una sorpresa maravillosa.

Markkanen, Dunn y LaVine apuntan a referentes en los próximos años. Sin embargo, poder contar con este Mirotic, que seguramente saldría desde el banquillo por su incompatibilidad con el rookie finlandés, es un extra con el que no contaban. Su nuevo contrato de 12'5 millones por temporada parecía un horror, pero de seguir así pinta a chollazo.

Mirotic vuelve a sentirse parte del equipo | Foto: nba.com/bulls
Mirotic vuelve a sentirse parte del equipo | Foto: nba.com/bulls

A Niko nunca le ha faltado talento, pero desde su llegada a la NBA apenas ha evolucionado. Su falta de carácter le ha jugado malas pasadas, por no hablar de su alergia a la pintura siendo un 2'08. Se le iba a exigir mucho durante este año y, de momento, está demostrando más de lo que se le pedía.

Para la siguiente temporada los Bulls se reservan una opción de equipo. Lo normal sería que la ejecutaran si el nivel de juego de Mirotic se mantiene en esta línea. Aparte, su mala relación con Portis, con el que ya tuvo roces en la campaña anterior, parece haber quedado atrás en favor del bien común.

En Chicago ya han tenido que soportar mucho. Es el inicio de una larga reconstrucción, por lo que necesitan alguna que otra buena noticia que invite al optimismo. Ha superado un bache que parecía insalvable y, por su perfil, debe ser un jugador importante en los esquemas de un entrenador como Fred Hoiberg.