Golpe de autoridad de los Warriors

Houston Rockets da la cara ante los actuales campeones pero no les vale para ganar. Un parcial de 31-24 a favor de los californianos da la victoria a los de la bahía por 124-114 en uno de los mejores partidos de lo que llevamos de temporada.

Golpe de autoridad de los Warriors
Curry anotando una vandeja frente a Tucker  Vía: Kyle Terada Usa Today Spors

La previa del mejor partido que se puede ver actualmente en la mejor liga del mundo de baloncesto, la NBA, el Golden State Warriors vs Houston Rockets, estuvo marcado por las bajas de dos de los mejores jugadores de la liga,una por cada equipo. Ni la baja ya conocida de James Harden por parte de Houston Rockets, ni Kevin Durant, baja de última hora, por parte de Warriors participaron en el encuentro. A priori el partido quedaba un poco descafeinado, pero nada más lejos de la realidad, los dos mejores record de la NBA demostraron, sin dos de sus máximas estrellas, que son dos autenticos equipazos, e hicieron a los aficionados a la NBA disfrutar de un auténtico partidazo.

El partido comenzó con un muy buen ritmo anotador, algo que podía preverse, ya que se enfrentaban dos de los equipos más vistosos y ofensivos de la liga. Los buenos porcentajes en los tiros de campo y la falta de las defensas fue la tónica del primer cuarto. Cuarto que acabó llevándose Houston Rockets por un marcador de  37-33. Eric Gordon con 13 puntos  para los tejanos, y Curry con 11 puntos fueron los máximos anotadores del primer cuarto.

En el comienzo del segundo cuarto, Houston comenzó fuerte e intentó escaparse en el marcador. Tras un parcial de 7-0 consiguió tomar la que sería su renta máxima de todo el partido, con un +9 a su favor, pero la reacción de Warriors llegó con 8 puntos consecutivos de un inspirado Klay Thompson, que colocó a su equipo a tan solo un punto. Ventaja con la que se llegaría al descanso del encuentro. Houston se iba al vestuario por delante en el marcador, aunque la sensación era de que los Warriors tenían el partido tal y como les convenía. No habían permitido irse en el marcador a los tejanos.

Gordon con 17 y CP3 con 15 eran los máximos anotadores de Houston, y Klay Thompson con 15 y Curry con 14 lideraban la faceta anotadora por parte de los californianos.

El tercer cuarto estuvo marcado por la irrupción en el encuentro de Green. Y lo hizo a base de triples, 5 para ser más exactos. 17 puntos en el tercer cuarto. A pesar de esto, el juego en equipo y la aportación coral en ataque de Golden State Warriors frenaron cualquier atisbo de escapada en el marcador de Houston Rockets. De hecho, un triplazo de Stephen Curry en la última posesión del tercer cuarto permitió a Golden State marcharse con una ventaja de tres puntos al banquillo, antes de afrontar los últimos 12 minutos de encuentro.

El último cuarto decidiría el partido.

Un gran comienzo de los Warriors, que sumado al triple de Curry para finalizar el tercer cuarto, supuso un parcial de 16-1, pusó un +10 a favor de los de la bahía. Lo que obligó a Mike D'Antoni a parar el partido. Un triple de Gordon tras el tiempo muerto rompió la brecha que Warriors estaba consiguiendo abrir, y tras un intercambio de canastas que colocó a tan solo 5 puntos a los Rockets hizo que Kers tuviera que pedir un tiempo muerto. Y de nuevo otra reacción tras recibir ordenes del míster, esta vez por parte de los Warriors, que tras un triple de Klay Thompson y un mate de West volvía a colocar el +10 a favor de Golden State en el marcador. Fue entonces, a falta de 5 minutos para el final cuando el ataque de Houston Rockets se atascó. Tan solo tres puntos durante los siguientes tres minutos, lo que permitió a Warriors tomar una ventaja de +13 a falta de 2 minutos y 40 segundos para el final del encuentro. Entonces llegaron dos triples, uno de Green y otro de CP3, para colocar a los Rockets a 7 puntos. Pero a falta de 1 minuto 20 segundos para el final volvió a aparecer la mágia de Don Stephen. Un triplazo que silenció al Toyota Center. El triple que volvía a colocar a su equipo a 10 puntos. El triple que sentenciaba el encuentro. 

Finalmente el encuentro terminó con un marcador de 118-128 a favor de Golden State Warriors. Unos Warriors que siguen como mejor equipo de la liga con un record de 31-8, mientras que por su parte, Houston, se queda en la segunda posición de la conferencia oeste con un balance de 27-10.

Curry con 29 y Thompson con 28 fueron los máximos anotadores de los Warriors. Por parte de Houston Rockets destacaron Eric Gordon con 30 puntos, Gerald Green con 29 puntos (8 triples) y Chris Paul con 28 puntos, 9 asistencias y 7 rebotes.