Durant renuncia a ser capitán en el All-Star: vía libre para Curry

El alero de los Warriors ha dejado claro que no quiere ser el responsable de seleccionar a sus compañeros de equipo. En cambio, el base ha asegurado que no tendrá ningún problema con un "Why not?".

Durant renuncia a ser capitán en el All-Star: vía libre para Curry
Steph y KD durante las pasadas Finales | Foto: nba.com

Tras el segundo recuento de votos, todo indica que el más votado en la Conferencia Oeste para el All-Star Game será un jugador de los Golden State Warriors. Con el nuevo formato, el que más votos reciba es el encargado de ser capitán y escoger a sus compañeros para el partido, algo que no todos parecen dispuestos a asumir.

Ahora mismo, Kevin Durant, que cuenta con 1.326.059 votos, ha dejado muy clara su postura: "No quiero hacerlo. Dejaré que otro elija por mí". Ante tal negativa, el otro favorito para ser capitán, Stephen Curry (1.369.658 votos), ha señalado que no le importa hacerlo. De hecho, es algo que le apetece.

De esta manera, el dos veces MVP tendría vía libre para ser el capitán de los seleccionados en el Oeste. Además, si KD mantiene sus palabras, evitará tener que afrontar la decisión de si escoger o no a su ex-compañero Russell Westbrook. Sin duda, uno de los escenarios que más morbo podía levantar en el fin de semana de las estrellas NBA.

El nuevo formato

Y es que esta nueva versión del All-Star es todo un experimento para tratar de relanzar la competitividad en un partido que últimamente era una pachanga. Habrá dos capitanes, uno de cada conferencia y que, salvo renuncias, habrán sido los más votados de Este y Oeste.

Esto se sabrá el 18 de enero, que es cuando se revelarán los cinco titulares tras la votación de jugadores, prensa y afición, siendo esta última la de más peso con un valor del 50% sobre los resultados finales. Mientras, el 23 de enero los respectivos entrenadores escogerán al resto de integrantes del All-Star Game.

Por último, la formación final de los equipos tendrá lugar el 25 de enero, donde los capitanes deberán ir seleccionando a los que quieren que sean sus compañeros para el partido. Una situación que recordará al baloncesto callejero más puro y en la que ninguno querrá ser el último.