Los grandes ausentes del 'trade deadline'

Una vez expirada la fecha límite, se confirmó que varios jugadores de renombre no iban a abandonar sus respectivos equipos, dejando a la NBA sin unos traspasos que hubieran dado mucho juego al mercado.

Los grandes ausentes del 'trade deadline'
Lou Williams y Randle fueron parte de múltiples rumores | Foto: nba.com/clippers

Según se iba acercando el 8 de febrero muchos nombres saltaron a la palestra para este trade deadline. Sin embargo, a medida que fueron pasando las horas no se acordó ningún traspaso, dejando al cierre de mercado sin algún que otro bombazo que muchos esperaban.

Lou Williams (LA Clippers)

El gran deseado. Su temporada era perfectamente digna de All-Star: 23'3 puntos y 5'3 asistencias. No obstante, y a pesar de estar en unos Clippers en reconstrucción, el escolta optó finalmente por firmar una extensión por tres años más un día antes del cierre.

Muchos contenders le pretendían para reforzar su segunda unidad. Los Celtics sonaron como principales candidatos, pero nunca llegó a producirse un acercamiento notable. De esta manera, Lou Williams permanecerá en LA al menos hasta verano. Y es que para los Clippers puede ser una buena pieza por la que negociar un traspaso.

Avery Bradley (LA Clippers)

Este es un caso distinto al de su nuevo compañero de equipo. Fue traspasado desde Detroit como parte del trade que mandó a Blake Griffin a los Pistons. Su contrato de expiring le colocaba como transferible desde un primer momento, y más tras la renovación de Lou.

Bradley: "Es una parte del negocio"

Pero los Clippers se han mostrado muy duros a la hora de negociar. No se atisba una extensión en verano, pero no iban a dejarle ir a cambio de prácticamente nada. Los Thunder estaban interesados, pero no tenían mucho que ofrecer. Por su parte, los Spurs negociaron con Danny Green y una primera ronda, pero finalmente no hubo acuerdo.

Bradley estuvo a punto de vestir tres camisetas en cuestión de pocos días | Foto: NBA.com
Bradley estuvo a punto de vestir tres camisetas en cuestión de pocos días | Foto: NBA.com

Marcus Smart (Boston Celtics)

Uno de los más queridos del TD Garden sonó para irse. Entrando en último año de contrato, los Celtics tienen difícil ofrecerle un salario acorde a su nivel. No obstante, en las negociaciones que hubo, Danny Ainge demostró lo mucho que valoran al base-escolta en Boston.

Hubo contactos con Oklahoma, ciudad en la que pasó su etapa universitaria, pero sucedió lo mismo que con Bradley: los Thunder no tenían nada interesante. Finalmente, los verdes mantienen a uno de sus mayores baluartes defensivos.

Smart seguirá siendo una de las almas verdes | Foto: NBA.com
Smart seguirá siendo una de las almas verdes | Foto: NBA.com

Tyreke Evans (Memphis Grizzlies)

El gran deseado de las últimas 24 horas tras esfumarse la opción Lou. Su temporada en Memphis roza el excelente: 19'5 puntos, 5'0 rebotes y 5'0 asistencias. Llegó a estar apartado del equipo hasta que se resolviera su futuro, pero no hubo nada del agrado de los Grizzlies, cuyo mínimo exigible para cualquier oferta era una primera ronda.

Los que más cerca estuvieron fueron los 76ers. Sin embargo, en Tennessee querían a Dario Saric como moneda de cambio, condición que en Philly no quisieron aceptar. De esta manera, ya se atisba una posible extensión para Tyreke Evans.

Kemba Walker (Charlotte Hornets)

Hace semanas saltó la noticia de que los Hornets estaban dispuestos a vender todo. Esto, inmediatamente, puso el nombre del base en todo tipo de rumores. Pero finalmente la cosa se quedó ahí, en un mero rumor, al igual que los casos de sus compañeros Dwight Howard, Nicolas Batum, Marvin Williams y Michael Kidd-Gilchrist.

Los Cavaliers fueron los principales candidatos, y más tras el traspaso de Isaiah Thomas. Sin embargo, su plan para suplirle finalmente fue George Hill, dejando atrás la opción Kemba, la cual parecía bastante improbable. En Charlotte, quitando la adquisición de Willy Hernangómez, se quedan igual.

'Buzz City' se queda con su héroe | Foto: nba.com/hornets
'Buzz City' se queda con su héroe | Foto: nba.com/hornets

Julius Randle (LA Lakers)

Junto a Jordan Clarkson y Larry Nance Jr era uno de los candidatos a salir. Sus dos ya excompañeros hicieron las maletas rumbo a Cleveland y ahí acabó el movimiento de la franquicia angelina. Ya habían logrado su objetivo: liberar espacio salarial de cara a la próxima agencia libre.

De esta manera terminaron los rumores en torno a Randle. Ahora los Lakers tienen margen para firmar dos contratos por el máximo durante el próximo verano. Van a la carga y sus dos principales objetivos siguen siendo Paul George y LeBron James.

Randle se mantiene como uno de los pilares del futuro para los Lakers | Foto: nba.com/lakers
Randle se mantiene como uno de los pilares del futuro para los Lakers | Foto: nba.com/lakers

DeAndre Jordan (LA Clippers)

El pívot no parece encajar en unos Clippers que están de reconstrucción. Sin embargo, ha sido otro caso como el de Lou y Bradley. Siendo un posible expiring (opción de jugador para el siguiente año) era un center apetecible para cualquier candidato al anillo, entre ellos los activos Cavs, que han desmantelado a medio equipo.

De hecho, la principal opción era Cleveland. Pero cuadrar salarios y Tristan Thompson fueron unos escollos insalvables. Finalmente, DeAndre Jordan se mantiene en unos Clippers en los que deberá decidir si continúa o no una temporada más. Con 29 años, seguramente prefiera salir a la agencia libre y firmar por un equipo con más opciones que uno que inicia una reconstrucción.

LA seguirá siendo 'Lob City' | Foto: nba.com/clippers
LA seguirá siendo 'Lob City' | Foto: nba.com/clippers