Celtics vence a Wizards en la prórroga de un partido caótico

Los de Boston son el tercer equipo que consigue llegar a las 40 victorias este curso, al igual que Warriors y Rockets.

Celtics vence a Wizards en la prórroga de un partido caótico
Kyrie Irving penetrando a canasta | Fotografía: Ned Dishman / NBAE via Getty Images
Wizards
104 110
Celtics
Wizards: T. Satoransky (14), B. Beal (18), O. Porter Jr. (27), M. Gortat (10), M. Morris (9) -QUINTETO INICIAL- K. Oubre Jr. (11), T. Frazier (0), I. Mahinmi (6), M. Scott (7), J. Meeks (2).
Celtics: K. Irving (28), J. Tatum (11), J. Brown (18), A. Horford (12), A. Baynes (2) -QUINTETO INICIAL- T. Rozier (12), M.Morris (15), D. Theis (7), G. Monroe (5).
MARCADOR: 27-26, 24-23, 19-26, 28-23, 6-12
ÁRBITRO: Bill Kennedy, Leroy Richardson, Kevin Scott.
INCIDENCIAS: PARTIDO JUGADO EN EL CAPITAL ONE ARENA DE WASHINGTON.

Se enfretaron los Washington Wizards y los Boston Celtics en el Capital One Arena. El partido prometía mucho con dos de los mejores equipos del Este cara a cara, pero lo más destacado fueron los errores de ambos equipos, sobre todo las pérdidas.

El show empezó con el reconocimiento a John Wall y Bradley Beal por su elección para el All-Star, aunque Wall no estará por su lesión de rodilla. El base fue votado para participar en el partido de las estrellas, y si no jugará es por ese percance.

Igualdad: la tónica del partido

El primer cuarto ya anunciaba cómo iba a ser el desarrollo del resto del encuentro: errores en tiros liberados o pases que se perdían por línea de fondo o que volvía a campo defensivo, con la consecuente pérdida de la posesión. Pero por encima de estas cosas, la igualdad.

El primer tiempo muerto vino con un 10-10 en el marcador. Bradley Beal le ganaba la partida a Jaylen Brown, volviéndose indefendible o apoyándose en un bloqueo de Gortat. Más tarde, sería Otto Porter Jr el jugador que empezara a anotar y a no permitir que los Celtics consiguieran ningún tipo de ventaja.

Los de Boston tenían dos motores ofensivos: los dobles bloqueos para la salida a recibir de Jayson Tatum o el balón al poste para Al Horford y generar desde esa posición. Parecía que los 'orgullosos verdes' necesitaban un plus de energía y fue entonces cuando Kyrie Irving asumió los siguientes cuatro tiros, anotando tres.

De esta manera, se llego al final del primer cuarto 26-27 a favor de Wizards.

Cambio de cuarto, se acentúan los errores

El segundo período comenzó con varias pérdidas de balón de Wizards que provocaron una desventaja de cinco puntos para ellos. Pero en ese momento, los de Washington hicieron lo más sencillo que existe en el baloncesto: jugar a raíz de un bloqueo.

En esa tarea Marcin Gortat es un experto, solo con sus pantallas dejaba solo al jugador con balón, que sacaba mucha ventaja para tirar o penetrar. Aquí estuvo un fallo importante de los Celtics, incapaces de defender estas jugadas pasando el bloqueo y de cerrar luego el rebote.

Gracias a que Wizards aprovechó mejor los balones robados y esas segundas opciones, recuperó el terreno perdido y se fue al descanso dos arriba, 49-51.

Debutó Greg Monroe en esta primera parte, dejando ver que no estaba muy fino. Eso sí, nos dejó un bonito reverso en el poste que valió una canasta.

En la vuelta de los vestuarios, los Wizards estaban horrorosos con cinco pérdidas en seis minutos (20 al final del partido). Los Celtics se pusieron por delante, pero no terminaban de conseguir un colchón de puntos que les diera tranquilidad. Fallando bandejas sin oposición, incluso.

Al final del tercer cuarto, los de Boston realizaban aclarados para que Marcus Morris jugara al poste o de cara, teniendo buen acierto, ya que acabó el partido con 15 puntos. Este período acabaría con +5 para su equipo, 75-70.

Pero Boston no supo cerrar

Ya en el último cuarto, la ventaja para los Celtics subió hasta los diez puntos. Pero en muy poco tiempo, los capitalinos fueron reduciendo la ventaja e, incluso, se pusieron tres puntos por delante con dos tiros libres de Otto Porter a falta de 12.8 segundos para el final.

Entonces apareció más que nunca Kyrie Irving, en su intento de tres le hicieron falta y anotó desde la línea de personal para empatar el partido 98-98. Bradley Beal falló el tiro sobre la bocina y todo se decidiría en la prórroga.

Tiempo para héroes

La prórroga empezó con cinco puntos seguidos de Irving y Gortat, cada uno. Luego una canasta de Brown que supuso un respiro para unos y una agonía para otros. Así, continuaron los fallos, ahora provocados por el cansancio, hasta llegar al 104-110 definitivo.

Boston Celtics consigue su victoria número 40. Siendo el tercer equipo que llega a esa cifra este año en la NBA, tras Warriors y Rockets, y el primero de una Conferencia Este que lideran.