Guía NBA VAVEL All-Star 2018: Mike D'Antoni, al mando

El 'Team Stephen' se enfrentará al 'Team LeBron' en el All-Star game. Los titulares de cada equipo son bien sabidos por todos los aficionados, pero la clave del partido puede estar en los banquillos.

Guía NBA VAVEL All-Star 2018: Mike D'Antoni, al mando
Mike D'Antoni liderará al 'Team Stephen' | Montaje: Santiago Arxé Carbona (VAVEL.com)

Ya está aquí el All-Star, y sin duda uno de los eventos más importantes es el partido de las estrellas. Los grandes protagonistas son los titulares que disputan el choque, aunque este año, el sistema de selección por capitanes impuesto por la NBA ha incrementado mucho el interés en los reservas. Este artículo se centrará en el análisis tanto del entrenador, como de los reservas del Team Stephen. 

Entrenador: Mike D'Antoni

El head coach de los Houston Rockets ha sido seleccionado como entrenador del Team Stephen, y razones y argumentos no escasean. Antes de nada, y para disipar las posibles dudas, Steve Kerr no podía ser seleccionado porque ya lo había sido la pasada campaña. Sin embargo, decir que D'Antoni estará presente en el partido de las estrellas por la obligada ausencia de Kerr sería desmerecer la gran labor que está realizando en la franquicia texana.

El entrenador estadounidense siempre se ha caracterizado por el explosivo juego ofensivo de sus conjuntos. Un técnico que comenzó su carrera como head coach en los Phoenix Suns, un equipo muy recordado por su vistoso juego ofensivo (propulsado por Nash, Stoudamire y otros), que siguió sin tanto éxito en los Knicks y en los Lakers, pero que parece haber encontrado su sitio en Houston. Ha sido muy criticado por su estrepitoso fracaso en dos históricas franquicias como lo son la neoyorkina y la angelina, incluso olvidado por algunos. Aún así, su contratación por parte de los Rockets en el 2016, hizo que muchos volvieran a creer en él, y no decepcionó; ganó el premio a mejor entrenador del año la pasada temporada, llevando a los de Houston a un récord de 55-27 y a las semifinales de conferencia. 

D'Antoni esta temporada con los Rockets. Foto: AP Photo
D'Antoni esta temporada con los Rockets. Foto: AP Photo

Sin embargo, todo lo pasado se queda corto al compararlo con la presente campaña; Houston tiene el segundo mejor récord de la NBA (41-13 a 10 de febrero), con tan sólo una victoria menos que los todopoderosos Warriors. Parte del mérito puede ser atribuida a la adición de Chris Paul y su meteórica adaptación, pero el sistema de D'Antoni también tiene mucha culpa de ello. Dos superestrellas consagradas, un pívot que hace su trabajo a la perfección como Capela, un lujo como Eric Gordon, y tiradores por doquier en una plantilla que da miedo.

La consecuencia de todo esto ha sido un equipo que está batiendo todos los récords en lo referente a la anotación desde la línea de 3 puntos, practicando un baloncesto que según muchos expertos, es la inevitable evolución hacia la que se dirige la NBA. El sistema de juego tiene sus detractores, pero el éxito es innegable y puede que esta misma temporada culmine en un ansiado anillo para los de Texas.

Reservas

Damian Lillard

Lillard, el eterno olvidado. Tras una sequía de dos campañas en las que no entró en el partido de las estrellas, Dame vuelve este año tras una mitad de temporada en la que ha promediado 25.5 puntos, 6.7 asistencias y 4.6 rebotes. Estos espectaculares números, junto con el gran rendimiento de los Blazers (quintos del oeste) han hecho que los entrenadores hayan elegido al base para su tercer All-Star. 

Damian ya había declarado su deseo de ir al partido de las estrellas, e incluso hubo un cruce de declaraciones con Westbrook. Finalmente, y dada su buena temporada, los entrenadores le seleccionaron como suplente, y Stephen Curry lo drafteó para su equipo. Una de las muchas exhibiciones de Lillard pudo verse el 9 de febrero. Damian repitió la gesta realizada por su compañero CJ McCollum días antes; anotar al menos 50 puntos en menos de 30 minutos de juego.

 

Kyle Lowry

El base de los Toronto Raptors ha bajado sus prestaciones respecto a la temporada pasada, pero la franquicia canadiense está mejor que nunca. Primeros del este, con un DeRozan estelar y una plantilla más profunda que nunca, Lowry está jugando menos minutos y tirando menos, promediando 16.5 puntos, 6.4 asistencias y 5.8 rebotes. Han sido muchos los que criticaron la presencia del base por encima de Dragic (aunque al final ha entrado), pero la presencia de Lowry en el All-Star ha podido ser un premio al gran año que están completando los Toronto Raptors, que en parte ha sido gracias al jugador.

Es la cuarta selección de Kyle Lowry como All-Star, tras haber sido elegido también en las 3 temporadas anteriores. Por tanto, el jugador de Pennsylvania se confirma como una de las grandes estrellas de la liga, a falta de realizar unos buenos playoffs, sin duda su asignatura pendiente.

Kyle Lowry ha bajado sus números respecto al pasado año. Foto: Raj Mehta
Kyle Lowry ha bajado sus números respecto al pasado año. Foto: Getty Images

Klay Thompson

No podía ser de otra manera, Curry seleccionó también a su compañero Thompson para el Team Stephen. Los Warriors han estado magníficos durante esta mitad de temporada, y a pesar de que los focos se centran en Curry y Durant, no hay que olvidarse del bueno de Klay. Está promediando la friolera de 20 puntos por partido en una plantilla con dos anotadores compulsivos, junto con 4 rebotes y 2.6 asistencias.

Aún así, los números no lo son todo. Para Golden State es de importancia capital tener a uno de los mejores defensores de la liga, que además puede defender tanto la posicón de base como la de escolta, y que en ataque es una ametralladora. Su eficiencia en ataque y en defensa le hace el complemento perfecto en un equipo que sin duda lo necesita. Su presencia en el All-Star, totalmente justificada.

Klay Thompson es el jugador perfecto para los Warriors. Foto: Getty Images
Klay Thompson es el jugador perfecto para los Warriors. Foto: Getty Images

Jimmy Butler

El cambio de aires de Butler en verano hacia Minnesota, auguraba un buen futuro para la franquicia, pero el éxito ha sido mayor del esperado. El jugador está promediando 22.6 puntos, 5.4 rebotes y 5.1 asistencias, y está formando un trío magnífico junto a Towns y Wiggins. Es importante tener en cuenta que Butler ha mejorado sus porcentajes en tiros de 2 y tiros de 3, además de que las opciones ofensivas de los Wolves son muchas. 

Jimmy disputará este año su cuarto All-Star consecutivo, el primero desde que forma parte de los Timberwolves. Además de sus números, una de los principales argumentos que justifica su presencia en el partido de las estrellas es el genial desempeño del equipo, que marcha cuarto en la conferencia oeste, y que tiene a los Spurs (terceros) a tiro. Los fans de Minnesota lo merecen, y este año por fin disfrutarán de unos playoffs casi con total seguridad.

Butler está llevando a los Wolves por un buen camino. Foto: Getty Images
Butler está llevando a los Wolves por un buen camino. Foto: Getty Images

Draymond Green

Quizás la entrada de Green ha sido la más polémica del Big Four de los Warriors. Draymond ha calcado prácticamente sus promedios de la temporada pasada (en la que también fue All-Star) con 11.1 puntos, 7.9 rebotes y 7.3 asistencias por partido, números que dejan vislumbrar la clase de jugador que es. Polivalente, con una visión de juego increíble, capaz de anotar, pero sobre todo, con habilidad para defender las 5 posiciones, algo al alcance de muy pocos en la liga.

Siempre polémico y con el papel de 'chico malo', Draymond es mucho más que eso en la bahía; el jugador que cierra el círculo, todo corazón en la cancha. Es indiscutible que su aportación va más allá del box scoreincluso más allá de su excelsa defensa. Los Warriors no serían lo mismo sin él, y será una pieza clave si la franquicia californiana quiere tener opciones de volver a ganar el anillo, como lleva demostrando toda la temporada.

El polivalente jugador será clave para revalidar el anillo de los Warriors. Foto: Getty Images
El polivalente jugador será clave para revalidar el anillo de los Warriors. Foto: Getty Images

Al Horford

El pívot dominicano nunca ha tenido mucha prensa, pero su rendimiento y humildad siempre le han hecho ser un jugador extremadamente valioso para sus entrenadores. Horford está promediando esta campaña 13.2 puntos, 7.8 rebotes y 5.2 asistencias, con un excepcional 44% en tiros de 3. Se adapta a la perfección al sistema de Brad Stevens, ya que no es un jugador que necesite un gran volumen de tiros para estar en sus números,  además es un gran defensor, y está permitiendo la evolución de los jóvenes de Boston.

El partido de las estrellas no es algo nuevo para Horford, ya que es su quinta selección, pero sí es su primera elección como jugador de los Boston Celtics. Deberá dar un paso adelante en playoffs para que sus Celtics tengan opciones reales de anillo, sobre todo en una hipotética final de conferencia frente a los Warriors.

Horford, esta temporada con los Celtics. Foto: Getty Images
Horford, esta temporada con los Celtics. Foto: Getty Images

Karl Anthony Towns

Por último, y no por ello menos importante, Towns debuta este año en el partido de las estrellas. El joven jugador de los Wolves irrumpió con mucha fuerza en la NBA, y a pesar de que ha bajado su anotación, es más maduro e infinitamente más eficiente que la pasada temporada. KAT promedia 20 puntos, 12.1 rebotes y 2.3 asistencias por partido, y con tan solo 22 años es ya una de las grandes amenazas interiores de la liga.

No se está hablando mucho de él, pero la gran temporada de los Wolves recae principalmente en el joven dominicano y en Jimmy Butler. Curiosamente, amos jugadores fueron seleccionados por Curry, por lo que compartirán equipo también en el fin de semana de las estrellas. 

Towns dará muchas alegrías a los Wolves. Foto: Getty Images
Towns dará muchas alegrías a los Wolves. Foto: Getty Images