Paliza a los Suns y el All-Star más cerca

Los Warriors se impusieron en el Oracle a los Suns en un partido en el que les acometieron sin piedad y en el que lograron ganar con gran comodidad, 129-83.

Paliza a los Suns y el All-Star más cerca
Foto: @warriors
Warriors
129 83
Suns
Warriors: Curry (22), Klay (16), Durant (17), Pachulia (4), Casspi (19); Young (16), McCaw (9), Iguodala (7), McGee (7), West (6), Livingston (4) y Looney (2)
Suns: Jackson (8), Payton (29), Bender (3), Warren (14), Chandler(8); Len (8), Daniels (7), Gray (5), y Chriss (1).
MARCADOR: 25-24, 37-21, 37-26 y 30-12.
INCIDENCIAS: Partido jugado en el Oracle Arena de Oakland, 19.596 espectadores.

Era un partido importante para los Warriors, un partido en el que necesitaban rascar una victoria que les diese plena confianza en la semana del All-Star, en la semana de dejar atrás los problemas que han atravesado y confirmar que quieren volver a la senda del triunfo y no salir de ahí. Desean desde hace mucho tiempon que llegue este fin de semana, pero hasta él tenían por delante unos cuantos partidos con los que intentar levantarse de  los golpes recibidos últimamente y marcharse de 'vacaciones en buena sintonía, en mejor onda de la que traían.Y gracias a un gran esfuerzo colectivo, un gran nivel en defensa y mucha eficacia arriba, se impusieron ante unos Suns que no pudieron contar con su mejor arma para intentar dar la sorpresa en noches como estas, Devin Booker. Aparte les faltaban Knight, Elis y Williams como hombres importantes.

Pero como suele ser habitual cuando te enfrentas a los Warriors, en el primer cuarto te conceden numerosas libertades, te permiten que entres, que corras, que tires de lejos y de cerca, porque o bien empiezan algo ‘empanados’ o bien tienen que ir poco a poco cogiendo el ritmo. Hasta bien pasada la mitad del primer cuarto los Phoenix iban por delante en el marcador, por poco, pero ahí estaban. Finalmente, una última canasta de los Warriors les mandó al descanso arriba por solo un punto, 25-24. Y parece ser que esa fue la chispa detonante, el toque que les faltó, porque los siguientes 36 minutos parecían una película completamente diferente y que en los primeros 12 simplemente estaban "entrando en calor".

Otra película

Pero con la llegada del segundo cuarto y los minutos de Casspi, Young, West y compañía, los Warriors se hicieron muy fuertes en defensa y arriba la efectividad empezó a dar resultados. Fue 37-21 en ese cuarto, casi un game over con 24 minutos aún por disputarse, lo malo es que ningún jugador estaba destacando en los locales, mientras que los de Triano  estaban encontrando en Payton un arma de destrucción masiva que estaba dando mucha guerra a Casspi, Durant y Klay, sobretodo.

Pero no hizo falta mucho más, por desgracia para los visitantes. Un poquito de Steph, buenos minutos de Omri, 16 puntos de Klay en 22 minutos y para casa, todo listo. 37-26 en el tercer cuarto y se cerró el partido con un 30-12.

Kerr tuvo su protagonismo

Pero ojo, el detalle del partido estuvo en una acción que hizo Steve Kerr en pleno partido. Algo que puede que nunca se haya visto antes, y es que dejó el puesto de entrenador a los jugadores, para que fuesen ellos mismos los que diseñasen las jugadas que querían hacer. En numerosas ocasiones Kerr dijo que los Warriors es “un equipo de los jugadores”, y anoche decidió demostrarlo en su máxima expresión. Dicha acción fue algo que molestó y mucho a Jared Dudley, que dijo lo siguiente: "Demuestra falta de respeto por el rival, y puede que ahora mismo no merezcamos ese respeto. Cuando no paras de perder por 40 puntos los rivales no te van a respetar. Somos nosotros los que tenemos que cambiar eso", señaló el jugador de los Suns.

Datos individuales

Más allá de esa anécdota, los hombres destacables de los Warriors fueron Stephen Curry con 22 puntos y 9 rebotes, Casspi y su doble-doble de 19 puntos y 10 rebotes, 17+7 de ‘KD’, 16 más para Kay y Young.

Por parte de los Suns, Payton fue el mejor de los suyos con 29 puntos y 8 rebotes, Warren llegó a los 14 y ambos fueron los únicos del equipo con dobles dígitos de anotación, pero Jackson, Len y Chandler se quedaron a las puertas.

A continuación un resumen del encuentro: