Histórico triunfo del Fraikin Granollers en el Palau

Los dirigidos por Antonio Rama hicieron historia en el pabellón de los catalanes y le sacaron el invicto en esta temporada. Además los vallesanos cortaron una racha de 185 partidos sin derrotas en competencias nacionales para Barcelona Lassa.

Histórico triunfo del Fraikin Granollers en el Palau
Almeida, de gran actuación, esperando el lanzamiento de N'Guessan | Foto: fcbarcelona.es
Barcelona Lassa
28 29
Fraikin BM Granollers
Barcelona Lassa: Ristosvki (Pérez de Vargas); Aleix Gómez (1), R. Entrerríos (5), Rivera (6, 4 p); N'Guessan (2), Mem (5); Tomás (2), Sorhaindo (1), Ariño (1), Alexis Borges, Dolenec (1), Morros (1), Jallouz (1).
Fraikin BM Granollers: Almeida; Bernatonis (6), Marc García (2), Figueras (7), Pujol, Resina (4), Gassama (3); Porras (1), Edgar Pérez, Ferrer, Valera, Marc Cañellas (1), Rakocija (3), Da Silva (2).
MARCADOR: 3-1, 6-6, 8-9, 11-12, 11-15, 13-17; 17-18, 19-20, 22-21, 23-24, 25-25, 28-29.
ÁRBITRO: Fernández Molina y Murillo Castro. Excluyeron a R. Entrerríos, Alexis Borges y Mem por el Barcelona y a Marc García (tres veces) y Pujol por el Granollers.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la fecha 26 de la Liga Loterías Asobal 17/18, disputado en el Palau Blaugrana de Barcelona.

Fraikin BM Granollers sumó dos puntos claves en su lucha por confirmar su presencia en los puestos de competiciones europeas, y por seguir soñando con el segundo lugar y la clasificación a la EHF Velux Champions League que por el momento está en manos del Abanca Ademar León.

Barcelona Lassa por su parte se quedó sin un invicto de 146 partidos por Liga Loterías Asobal, que se extendía hasta 185 encuentros contando todas las competiciones nacionales. Los catalanes han sido dominados en la primera mitad y a pesar de mejorar su actuación fallaron en los minutos finales y le dieron la oportunidad de definición a su rival, que ésta vez la aprovechó gracias a la eficacia de Rolandas Bernatonis.

El lituano marcó seis goles y fue uno de los goleadores de su equipo junto al internacional español Adriá Figueras que marcó siete en ocho lanzamientos. Además, los vallesanos tuvieron como figura, sobre todo en la primera parte, al portero brasilero Cesar Almeida que realizó 12 paradas (30%).

Por su parte los catalanes contaron con seis goles de Valero Rivera (quien podría estar jugando sus últimos encuentros con la camiseta blaugrana), cinco de Raúl Entrerríos, y cuatro de Dika Mem y Kamil Syprzak.

Almeida y Figueras le dieron ventaja a la visita

El encuentro empezó cómodo para Barcelona que con dos paradas del macedonio Ristovski, un pie firme de Dika Mem y un contragolpe del jóven español Aleix Gómez se puso por delante (2-0).

Pero en la portería del Granollers, Cesar Almeida comenzaba a demostrar que sería una gran noche para él con dos paradas consecutivas ante el francés Tim N’Guessan y el español Raúl Entrerríos, que derivaron en el descuento del portugués Jorge Da Silva. Sin embargo, Entrerríos se tomaría revancha y con una buena penetración entre uno y dos estamparía el 3-1 en cinco minutos de juego.

Luego del primer gol del internacional español Adriá Figueras, Marc García vería su primera exclusión y el gigante Syprzak aprovecharía rápidamente para sacar dos de diferencia para los catalanes. Un bombazo de Bernatonis y un error del francés Sorhaindo que derivó en otro gol de Figueras marcarían el empate a 4.

A partir de allí, el encuentro se caracterizó por un intercambio de goles entre ambos equipos que los hizo llegar igualados al ecuador de la primera mitad (9-9). Pero un parcial 3-0 a favor del Granollers con goles de Bernatonis, el zurdo Gassama Cissokho y Marc García la visita sacaba su primera luz de ventaja a favor (9-12).

A pesar de la insistencia de los locales, los vallesanos supieron mantener la ventaja mostrando un gran nivel y con dos figuras destacadas: un Almeida encendido en la portería que terminó con siete paradas en la primera etapa (35%) y el pívot internacional español Figueras que convirtió seis goles del descanso. Gracias a esto, Granollers se fue con ventaja de tres al entretiempo (14-17).

Un caderazo que quedará en el recuerdo

Xavi Pascual, entrenador culé, aprovechó el descanso para hablar con sus jugadores y realizar algunas correcciones tanto en ataque como en defensa para intentar apaciguar el dominio demostrado por su rival en la primera mitad. Con el ingreso de Gonzalo Pérez de Vargas en la portería los catalanes mostraron una gran mejoría en la faceta defensiva que les hizo encarar con mayor tranquilidad cada uno de sus ataques.

En 12 minutos Barcelona logró dar vuelta el marcador con gol de Víctor Tomás (21-20), ayudado por tres exclusiones consecutivas que tuvieron los vallesanos (Pujol y dos seguidos de Marc García que sería descalificado). Valero Rivera marcaba desde los siete metros para darle dos de ventaja a los locales, aunque la alegría les duraría poco ya que con goles consecutivos de PorrasBernatonis, la visita volvía a empatar el juego a falta de 15 minutos para el cierre (22-22).

Durante los siguientes minutos el encuentro fue sumamente parejo, con errores y aciertos de ambos lados de la cancha pero sin que ninguno de los dos equipos pudiera sacar diferencia. A falta de menos de cuatro minutos, el francés Dika Mem ponía el empate en 26 para Barcelona.

En el ataque siguiente, Marc Cañellas conseguía superó a Gonzalo con un lanzamiento exterior al primer palo y Gassama Cissokho interceptó un mal pase de N’Guessan a Entrerríos que le permitió marcar de contragolpe, sacar dos goles de ventaja a falta de dos minutos y obligó a Xavi Pascual a pedir tiempo muerto.

En la reanudación, los catalanes no bajaron los brazos. Con dos goles consecutivos de Valero Rivera y una parada de Gonzalo empataron el juego a falta de 15 segundos, lo que llevó al entrenador Antonio Rama a utilizar su último tiempo muerto.

Figueras sacó del centro con Marc Cañellas, que esperó que se acercara Mem que había quedado de avanzado, y lanzó el pase a Rolandas Bernatonis que esperaba desde el lateral izquierdo. El lituano recibió y antes de que llegara la marca de Viran Morros sacó un tremendo caderazo desde 10 metros, pegado al piso, que se clavó en el segundo palo para delirio de sus compañeros y cuerpo técnico.

Con ese gol, BM Granollers ganó un encuentro histórico, le sacó el invicto a los catalanes y además los volvió a derrotarlos luego de casi 25 años (última victoria en la temporada 92/93).