La furia alcarreña se impone en El Sargal

BM. Guadalajara vence en el derbi regional a Ciudad Encantada y se hace con los dos ansiados puntos que le colocan en la penúltima posición con tres partidos disputados.

La furia alcarreña se impone en El Sargal
Foto: Balonmano Ciudad Encantada
Liberbank C. Encantada
25 26
BM. Guadalajara
Liberbank C. Encantada: Leo Vial; Vainstein (8), Martín Doldan (2), Nacor Medina (6), David Mendoza, Thiago Alves (3), Sergio López (1), siete inicial, Carlos Casas (p), Kilian Santana (p), Canyigueral (1), Agustín Vidal (2), Hugo López (1), Adrián Nolasco y Perovic (1).
BM. Guadalajara: Hombrados; Javier Parra (4), Sergio Mellado, Chema Márquez (4), Bozalongo (2), Padilla (3), Nacho Moya (5), siete inicial, Víctor Montoya, Pedro Fuentes (3), Sergio Valles (5) y Mikel Redondo.
MARCADOR: Fernández Molina y Murillo Castro. Excluyeron, por parte local, a Thiago (2), Mendoza y Hugo López. Por parte visitante a Mikel Redondo (2), Chema Márquez, Bozalongo y Parra.
ÁRBITRO: 3-3, 5-4, 6-5, 7-7, 9-9, 13-11, descanso, 16-14, 18-16, 19-19, 21-21, 23-23 y 25-26.
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la tercera jornada de la liga ASOBAL, disputado en el Polideportivo El Sargal de Cuenca ante 1.000 espectadores.

BM. Guadalajara consiguió una importante victoria en el duelo regional sumando dos puntos en tierra hostil ante el Liberbank Ciudad Encantada. La entrega de todos los jugadores del conjunto morado y en particular la actuación de Hombrados dejaron helada a la grada conquense.

En las horas previas al derbi regional se preveía un duelo muy igualado, pero toda previsión se quedó corta y la previsible igualdad tan solo se rompió en los últimos segundos del encuentro. Nada más iniciarse el encuentro ambos conjuntos quisieron dejar claro sobre el parquet que allí se jugaban algo más que dos puntos y la alta intensidad en el juego así lo demostraba. La grada local tampoco era ajena a la circunstancia que se vivía y el pique por hacerse con el enfrentamiento castellano-manchego hacía que algunos cánticos dieran un ambiente más propio de los campos de otros deportes que del ambiente deportivo que se respira en las pistas de balonmano.  

En pista ninguno de los equipos lograba distanciarse y en el luminoso se mostraba una y otra vez un resultado igualado, solo roto en los últimos minutos de la primera mitad, momento en que un bache físico de los visitantes permitía a los de Cuenca distanciarse de dos goles y dejar un resultado de 13-11 al llegar al descanso. La brillante actuación de Hombrados en portería y la buena defensa de los morados impedían que la diferencia fuera mayor.

El inicio de la segunda mitad siguió las pautas de la primera, dos equipos totalmente entregados y constante igualdad, lo que permitía a los locales mantener la diferencia conseguida.

Final de infarto

Mediada la segunda parte Liberbank conseguía poner la diferencia en tres goles (16-13) y dar la sensación de que el partido podía romperse a favor del equipo local, pero unos alcarreños en estado de gracia acababa con su suerte. Así, la fe en su juego y la gran defensa de BM. Guadalajara les permitió ir recortando la diferencia hasta volver a reestablecer la igualdad en el marcador.

Con igualdad se entraba en los cinco últimos minutos del encuentro y la incertidumbre del resultado reinaba en el ambiente de El Sargal que volvía rugir intentando desmotivar a los jugadores morados que, ajenos a la presión de la grada, mantenían vivas sus posibilidades de conquistar el derbi regional.

A menos de cuarenta segundos para la consecución del partido, con un marcador de 25-25, Liberbank Ciudad Encantada que se encontraba en superioridad numérica conseguía la posesión del balón dejando en manos del equipo local el devenir del encuentro. La precipitación en ataque del jugador conquense Hugo López le llevó a cometer una clarísima falta en ataque a falta de diez segundos, acción que devolvía la posesión del balón a los alcarreños, que no desaprovecharon su oportunidad. Padilla a pase de Tibu, conseguía anotar cuando la bocina de El Sargal anunciaba la conclusión del encuentro. Un 25-26 en el luminoso ponía fin al encuentro y dejaba a Sergio Vallés y Nacho Moya como máximos goleadores de los alcarreños (5) y a Colo Vainstein (8) por parte de los conquenses.

Importante triunfo para los de César Montes, tanto en lo deportivo como en lo anímico, en el primer partido “de su liga”. Dos puntos que a la larga pueden ser vitales para cumplir el objetivo de BM. Guadalajara para esta temporada.