Copa de la Reina 2017: Helvetia Alcobendas, regalo envenenado

El pabellón gallego está preparado para recibir a los ocho equipos que buscarán alzar el trofeo que les acredite como campeonas de la trigésimo octava edición de la Copa de la Reina, donde parten como grandes favoritas las chicas del Atlético Guardés y las del Bera Bera, que buscaran revalidar su título. Analizamos, junto a Marta Méndez, jugadora del CLEBA, los ocho finalistas

Copa de la Reina 2017: Helvetia Alcobendas, regalo envenenado
Copade la Reina 2017: Helvetia Alcobendas, regalo envenenado | Foto de RFEBM Y Jota Eme

Gladiadores luchando a muerte en el coliseo romano, las gradas a reventar jaleando a sus héroes favoritos y solo la posibilidad de un vencedor. La Fase Final de la Copa de la Reina, ocho equipos, solo un ganador. El Pabellón Municipal de O’Porriño como sede.

En Balonmano Vavel analizamos al detalle los ocho equipos que pelearan por llevarse a casa el título de esta competición de KO donde el Bera Bera y el Atlético Guardés salen de la pole como grandes favoritas para conseguirlo mientras que las anfitrionas buscan dar una sorpresa, tirando del comodín de ser locales:

Achicando agua

Como un barco repleto de agujeros, así es la situación actual del BM Alcobendas, probablemente el equipo más débil de los ocho finalistas. Y es que las madrileñas suman varios meses desde su última victoria liguera. Unos números que descartan desde la estadística y la razón al conjunto de Madrid. Sin embargo, esto es balonmano, y las chicas de Alcobendas han venido a soñar y disfrutar.

Y es que la vuelta de Emma Boada es una gran noticia para el conjunto capitalino, que disputa su sexta fase final consecutiva, probablemente la que peor la sitúa en el ranking de las apuestas a campeón. La central vuelve tras una lesión que la apartó de las pistas durante casi seis meses, una gran noticia para su equipo, que podrá volver a contar con ella.

Ocupando la duodécima posición en la tabla, tras una lesión donde la plaga de lesiones ha sido la mayor de las dificultades, a las que se suma los rumores de un posible descenso administrativo, salvar la campaña de las chicas madrileñas pasa por conseguir un buen papel en copa, y si es posible, dar la mayor de las sorpresas levantando el título. Entre sus puntos fuertes, mencionado ya anteriormente, es que será su sexta fase final consecutiva, lo que hace de la plantilla del Alcobendas una plantilla experimentada en este tipo de torneos.

Su rival, las anfitrionas. El Godoy Maceira Porriño. Un equipo que juega en casa, que cuenta con el factor pista y que quiere cerrar la temporada con broche de oro, levantando la Copa de la Reina. Un Porriño que ha vencido en ambos encuentros ligueros ante las de Madrid, aunque ambos muy ajustados, siendo encuentros muy complicados para el equipo de Abel Estevez. Las de Madrid deberán jugar con la presión de obtener resultados de las locales para intentar rascar su pase a la siguiente fase y así evadir un poco a sus aficionados de los problemas que sufre el equipo.

Marta Méndez: “No hay que subestimar al Alcobendas”

No, es verdad que se encuentran en la frontera con el descenso. Y es verdad también que suman más de dos meses sin ganar. Pero con todo eso, para Marta Méndez, el BM Alcobendas es un equipo a tener en cuenta en esta Copa de la Reina. Y es que su experiencia en este tipo de torneos y su perfil bajo a la hora de elegir favoritos, son dos de sus mejores armas:

“Es un regalo que se han ganado a pulso. Estar en la Fase Final de la Copa es un premio que todos quieren y más cuando estas abajo en la tabla. Es una pena que no hayan podido competir de la misma manera que han hecho otros años, es un equipo que ha sufrido mucho con las bajas”

Para la leonesa, el Alcobendas es uno de los equipos que llega en peor forma y ritmo, aunque no por ello debe confiarse el Porriño, pues cuenta con varias cartas fuertes el equipo madrileño: “A primera vista sí que parece ser el conjunto que llega más débil. Sin embargo, yo no lo subestimaría. Es un equipo que, aunque no gana desde hace tiempo, está compitiendo, pone las cosas difíciles a los rivales. Además, acaba de recuperar a Emma Boaba, es una jugadora que marca diferencias”