A la final por la puerta grande

El combinado nacional junior se impone a Alemania por 21 a 26 y se clasifica para la final del Mundial 2017.

A la final por la puerta grande
Antonio Bazán ejecutando un lanzamiento / Foto: IHF
Alemania
21 26
España
Alemania: Joel Birlehm (P), Bjorn Zintel, Stefan Salger, Franz Semper (2), Tim Nothdurft, Sebastian Heymann (2), Kevin Struck, Valentin Spohn, Johannes Golla (2), Lars Weissgerber (4), Marian Michalczik (5), Patrick Gempp (1), Lukas Mertens (4), Moritz Schade, Jerome Muller (1), Stefan Hanemann (P).
España: Javier González (P), José María “Chema” Márquez (1), Dani Dujshebaev (8), Antonio Bazán (1), Asier Nieto, José Oliver, Rubén Río (1), Kauldi Odriozola, Juan Muñoz de la Peña (3), Santiago López, Javi Castro (1), David Fernández, Josep Folques, Aleix Gómez (10), Jaime Fernández (1), Xoan Manuel Ledo (P).
MARCADOR: 1-1, 4-5, 7-8, 8-9, 10-10, 11-12 (descanso), 13-15, 15-17, 17-20, 19-22, 21-24, 21-26 (final).
ÁRBITRO: Erdogan Kursad y Ibrahim Özdeniz (Turquía). Expulsaron con sanciones de dos minutos por parte del conjunto alemán a Kevin Struck (22’) y Marian Michalczik (39’); por parte del conjunto español a Jaime Fernández (8’), Juan Muñoz de la Peña (35’) y Antonio Bazán (46’).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a las semifinales del IHF Campeonato del Mundo Junior disputado en el Hacène Harcha Arena de Argelia ante 1000 espectadores.

España logró llevarse el gato al agua frente a Alemania en las semifinales del Campeonato del Mundo Junior de Argelia 2017, donde venció al combinado bávaro por un resultado bastante amplio de 21 a 26 goles. Con esta victoria, el conjunto nacional se verá mañana las caras con la selección de Dinamarca, la cual pasó a la final gracias a la victoria frente a Francia en la otra semifinal por 34 a 37.

Mañana podremos disfrutar de una tarde llena de balonmano, un balonmano joven y muy prometedor, que llega pisando fuerte y llamando a las puertas de los equipos grandes. Francia disputará el 3er puesto ante Alemania a las 16:30, mientras que España jugará la tan ansiada final frente a Dinamarca a las 19:00 (horas peninsulares las dos).

Primera parte: conjuntos muy intermitentes

La primera parte se ha caracterizado por las irregularidades cometidas por ambos conjuntos, ya que si uno jugaba mal, el otro jugaba bien, y viceversa. Con lo cual, ha sido difícil ver algo de buen balonmano. Los nervios seguro que han sido los grandes causantes del juego tan pobre que se vio.

En los primeros cinco minutos hemos podido ver a una Alemania segura de sus posibilidades, es más, el encuentro parecía muy difícil para el combinado nacional. Aunque eso solo fue un espejismo, dado que España poco a poco fue entrando en el partido y plantándole cara al equipo alemán.

Se podría resumir esta primera mitad de partido con una sola palabra: igualdad. Igualdad en los lanzamientos, igualdad en las paradas, igualdad en pases buenos… Y con esa igualdad cerraron los primeros 30 minutos de partido con un resultado favorable a España por un gol de ventaja (11-12).

Segunda parte: mucho más entretenida que la primera

Si hablábamos de igualdad en la primera parte, la segunda comenzó con una España que estaba dispuesta a salir a por todas, y quisieron dejárselo muy claro a los alemanes desde el principio. En el minuto 40 de partido el entrenador alemán, Erik Wudtke, no tuvo más remedio que pedir un tiempo muerto para que sus jugadores recapacitasen acerca de sus errores ya que veía que España se escapaba en el marcador (15-18).

La charla no sirvió de mucho, ya que el conjunto nacional continuó campando a sus anchas por el área rival y poco podían hacer los defensores alemanes ante tal poderío colectivo.

De todos modos, si por algo se caracteriza la selección alemana en todas las modalidades es que nunca baja los brazos. Por eso, Javier Martín tuvo que pedir un tiempo muerto en el minuto 52 para bajarles un poco los humos a los bávaros. Este parón fue de gran ayuda para los chavales de la selección, ya que supieron llevar con mucha cabeza fría lo que restaba de partido, hasta alzarse con la victoria en el minuto 60 con un marcador que resaltaba un resultado justo por lo visto en el terreno de juego: 21-26.

Jugadores destacados y nombres a seguir

Aunque todos sean grandes jugadores con un buen futuro por delante de ellos, en todo encuentro siempre hay dos o tres que destacan por encima del resto.

Ese ha sido el caso de Marian Michalczik y de Lukas Mertens. Tanto central como extremo han demostrado ser unos líderes de su equipo y mantener la batalla por la victoria casi hasta el final del partido. 10/10 para los dos.

Los chavales españoles tampoco se quedan atrás. Los nombres propios son Aleix Gómez, Dani Dujshebaev y Xoan Manuel Ledo. Los tres han sabido estar a la altura de las exigencias que pedía este encuentro y las han superado con creces. Todos ellos serán muy valiosos en el equipo en el que militen, ya que tienen destellos de calidad que no se hayan en cualquier jugador.


Share on Facebook