El renovado Ciudad de Logroño derrota al Atlético Valladolid

El conjunto riojano se impone por un claro 33 a 23 en el primer amistoso de pretemporada para ambos equipos.

El renovado Ciudad de Logroño derrota al Atlético Valladolid
Fabio Chiuffa se eleva para anotar. Foto. CB Ciudad de Logroño.
CB Ciudad de Logroño
33 23
Atlético Valladolid
CB Ciudad de Logroño: Aguinagalde (p), Castro (1), Chiuffa (7,1p), Garabaya (3), Del Arco (2), Ángel Fernández (5), Garciandia (7) -siete inicial- Krupa (p) Sánchez Migallón, Javier Muñoz (3,1p), Kukic, Paredes (2) y Cadarso (3).
Atlético Valladolid: Javier Díaz (p), Niko López (1), Adrián Fernández (1), Fernando Hernández (2), Abel Serdio (2), Viscovich (1), Víctor Rodríguez -siete inicial- César Pérez (p.), Diego Camino (3,2p), Héctor González (2), Roberto Torrado, Rubén Río (6), Alvaro Martínez, Miguel Martínez, Roberto Pérez (1), Jorge Serrano (2) y Miguel Camino (2).
MARCADOR: 2-1, 5-3, 9-6, 10-9, 12-11, 16-13 (descanso) 18-14, 22-15, 23-16, 25-18, 30-20 y 33-23 (final).
ÁRBITRO: Los colegiados Ignacio Gonzalo y Una Rudiez excluyeron a Pablo Paredes (34’).
INCIDENCIAS: Encuentro amistoso celebrado en beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer en el Palacio de los Deportes de La Rioja. Alrededor de un millar de espectadores.

El Club Balonmano Ciudad de Logroño, nombre que adopta tras la pérdida de su principal patrocinador, ofreció una gran imagen en la presentación ante su público al derrotar al Recoletas Atlético Valladolid por 10 goles de diferencia, 33-23.

A pesar de no poder contar con Tomislav Kusan (con una rotura de los huesos propios de la nariz) ni con Ángel Montoro (baja de última hora por gastroenteritis) los de Jota González se mostraron muy acertados, llegando al descanso con una renta de 3 goles que se disparó en el segundo periodo. Por su parte el conjunto pucelano, que tuvo la baja de Alex Garza (aquejado de una fascitis), mostró su mejor versión en la primera mitad en un partido que sirvió para ver el debut de los hermanos Álvaro y Miguel Martínez Lobato.

Los riojanos toman la iniciativa

Juan del Arco fue el encargado de abrir el marcador al anotar su primer tanto con la camiseta franjivina, antes de que el veterano Fernando Hernández igualara la contienda. Fue entonces cuando emergió la figura de otro de los fichajes del conjunto  riojano, Fabio Chiuffa. El jugador brasileño logró 4 goles consecutivos que llevaron la renta hasta el 5-2 y dejaron patente  la capacidad del extremo para anotar, ya sea desde su posición natural o desdoblándose hasta el lateral.

Sin embargo el Atlético Valladolid no iba a poner las cosas fáciles, dando paso a un periodo de intercambio de goles. Chiuffa sumaba su sexta diana en apenas 15 minutos, mientras que los pucelanos también hacían valer su juego con los extremos para tratar de acortar distancias. Así, llegados al ecuador del primer periodo y con el resultado de 9-6,  Lazar Kukic, Javi Muñoz y Eduardo Cadarso saltaron a pista en el conjunto local, mientras que Pablo Paredes pasó a desempeñar tareas ofensivas.

Fue entonces cuando los vallisoletanos ofrecieron su mejor versión ante un ataque riojano algo frío tras los cambios. Los hombres de Nacho González, liderados por un gran Rubén Río, pusieron el empate a 12 a falta de tan solo 5 minutos, pero entonces un parcial de 4-1 favorable al Ciudad de Logroño devolvió la renta a los 3 tantos, 16-13.

Imanol Garciandia en una acción con Héctor González. Foto: CB Ciudad de Logroño.
Imanol Garciandia en una acción con Héctor González. Foto: CB Ciudad de Logroño.

La diferencia crece

Tras el paso por vestuarios el conjunto franjivino seguía enchufado y después de que Jakub Kupra se presentara ante su nueva afición deteniendo un 7 metros y el rechace posterior, Ángel Fernández hizo el 20-14 con un gran “fly”, obligando a Nacho González a pedir tiempo muerto. El parón sirvió a los visitantes para frenar la sangría pero no para acercarse en el marcador, entrando en los últimos 15 minutos con 23-17 en el electrónico.

Jota González movió de nuevo el banquillo para tratar de dosificar los esfuerzos, pero el buen juego riojano no se vio afectado por las rotaciones. Los locales se gustaban y ofrecían un gran nivel ofensivo ante un Atlético Valladolid que volvía a encontrar en el brazo de Rubén Río (recientemente proclamado Campeón del Mundo Júnior con los “Hispanos”), su principal arma en ataque. Sin embargo la diferencia seguía creciendo en favor de los riojanos, por lo que el técnico vallisoletano volvió a parar el partido.

Poco iban a cambiar las cosas para los de Nacho González, que se encontraban con un inspiradísimo Imanol Garciandia. El lateral zurdo (máximo anotador del encuentro junto con Chiuffa), logró 7 tantos y se mostró acertado en las combinaciones con Rubén Garabaya, propiciando que la renta creciera hasta los 11 goles. Sin embargo aún iba a haber tiempo para que Abel Serdio maquillara el resultado y pusiera el definitivo 33-23, con el que se cerró este primer encuentro de pretemporada.

Ambos conjuntos volverán a verse las caras en la segunda jornada liguera, el próximo 16 de septiembre.


Share on Facebook