Denis Menchov: el Zar del ciclismo
Foto: giant-bicycles.com

Hace unos años que el ciclismo vive en la oscura sombra del dopaje, en la tenebrosa lucha de demostrar que es un deporte limpio. Poco ayuda que las condiciones climatológicas nos priven de ver las mejores ascensiones en el Giro o que Wiggins no vaya a correr el Tour. Solo Contador parece animar el cotarro. Ahora, para poner la guinda a un pastel excesivamente agrio, Denis Menchov confirma que se retira a sus 35 años.

En ciclismo suelen ser recordados aquellos hombres que suben las montañas más duras, que nos regalan las pedaladas más cerca de la extenuación, que derrochan esa última lágrima de sudor para acabar alzando el puño por encima de todos y que nos deleitan con un espectáculo que rebasa las límites del ser humano. Esos grandes ganadores. Los Indurain, Armstrong, Merckx y ahora Contador. Menchov estará seguramente entre ellos. El mejor ciclista ruso de la historia estará en nuestras retinas durante mucho tiempo.

Primeros pasos prometedores

Aunque sus grandes éxitos empezaron en 2006, Menchov demostró desde bien joven su talento y su capacidad encima de la bicicleta para hacer actuaciones históricas y exhibiciones brillantes. En el 2000, con 22 años, fue capaz de quedar tercero en el Campeonato de Rusia de Contrarreloj. En 2001 ganó el Tour del Porvenir y en 2002 fue capaz de colarse entre los mejores ganando una etapa de la Dauphiné Libéré.

En 2004 demostró, una vez más, que su nombre estaría entre los mejores en los próximos años. Participó en su primer Tour y consiguió el maillot blanco, que le acreditaba como el mejor joven de toda la ronda gala. Al año siguiente, en 2004, volvía a demostrar que no le quedaban grande las carreras importantes. Una etapa de la París-Niza, la Vuelta al País Vasco, una etapa de la Vuelta a Aragón y su estreno en una grande, ganando una etapa en la Vuelta a España. "Nadie dudaba que Menchov ganaría una grande"

2005 se presentaba con muchas expectativas para el ruso, y no defraudó. En la Vuelta a España fue uno de los mejores, dio mucha batalla y sus ascensiones quedarán ya para la historia. Consiguió dos etapas y el maillot naranja que le acreditaba com campeón. La primera de su carrera. A partir de 2006 empezamos a conocer y temer al Denis Menchov que siempre recordaremos. Un corredor agresivo, combativo y sin miedo a las adversidades. 1 etapa del Dauphiné Libéré (etapa acabada en el Mont Ventoux, mítico puerto francés) y 1 etapa del Tour de Francia (acabada en Pla de Beret); en donde además, fue 5º de la general final, tras la descalificación de Floyd Landis. Menchov se doctoraba.

En 2007 tenía que llegar la victoria en una grande. La temporada empezaba con buen pie, ganando la cronoescalada de la Volta a Cataluña (siendo tercero en la general final). También destacó en el Dauphiné Libéré, donde finalizó en la cuarta posición. Llegaba pletórico de forma al Tour de Francia, del que se veía favorito junto a Contador y Evans. No obstante, desde el primer momento se vio que aquel Tour no iba a ser el suyo. En Tignes, la primera ascensión dura de la carrera, se dejó veinte segundos con los favoritos y la sorprendente capacidad de Rasmussen le dejó como segundo del equipo. A partir de ahí, tuvo que ser gregario del danés y abandonó a pocas jornadas de acabar el Tour.

Dominio total en La Vuelta

Tras la mala suerte en el Tour de Francia y el mal sabor de boca que le dejó que Rasmussen le superara, Menchov llegaba a la Vuelta a España con muchas esperanzas y con la necesidad de callar las bocas que no dudaban en criticarle. No defraudó esta vez. En los Lagos de Covadonga empezó a demostrar su gran estado de forma, llegando junto a Sastre y Piepoli y sacando ventaja a Mosquera, Evans, Pereiro, Marchante y a solo 1 minuto de Efimkin. Unos días después llegaría la contrarreloj de Zaragoza, que marcó un antes y un después en el devenir de la prueba. Logró un amplio margen respecto a los Sastre, Evans, Sanchez y compañía; y a pesar de no alzarse con el liderato, que recayó en Stijn Devolder, se mostraba como máximo favorito de cara a la clasificación general.

El día siguiente, con la llegada en Cerler, Menchov volvía a dar un golpe de autoridad a la carrera. Se marchaba en la ascensión a la estación de esquí en compañía de Leonardo Piepoli, a quién dejaría ganar, logrando, esta vez sí, el líderato de la carrera, que ya no soltaría en el resto de la carrera. La siguiente etapa pirenáica llegaba a Ordino Arcalís, donde Menchov se imponía sin problemas en un reducido sprint entre los hombres más fuertes de la ronda española.

Los días pasaban, y a pesar de que Carlos Sastre, el que fuera segundo clasificado al final de la prueba, intentaba poner a prueba a Menchov en cualquier terreno; el ruso respondía sin ningún tipo de problemas. Las etapas de Monachil, Ávila y Abantos sólo sirvieron para evidenciar la fortaleza de Menchov, que respondía a todos y cada uno de los ataques de Sastre. Finalmente, el 23 de septiembre de 2007 Denís Menchov se alzaba con su segunda Vuelta a España, tras la lograda el año 2005.

La espina del Tour

Tras ganar una grande, Menchov quería ganar la carrera por excelencia, aquella que realmente te sitúa a la altura de las leyendas. El objetivo era el Tour, y por eso cambió su preparación. Corrió el Giro sin aspirar a la victoria, simplemente para coger fondo. No obstante, fue quinto. Desde el Giro decidió no correr más hasta la disputa del Tour. Muchos veían esa estrategia como arriesgada.

Ya en la primera etapa, las ilusiones se desvanecían. Una caída en la etapa de Brest, la ciudad bretona que acogía la salida del Tour, le hizo perder 38 segundos a su llegada a Nantes, por lo que se vio cortado y relegado a los puestos de atrás. Sin embargo, en la crono de Cholet, demostró su gran momento físico y recuperó todo el tiempo perdido salvo con Cadel Evans, que iba lanzado a por el Tour. "El tour fue su particular espinita"

En el bloque montañoso de los Pirineos, se mantuvo en todo momento junto a Evans y Carlos Sastre (quien a la postre vencería la carrera), salvando la primera criba de favoritos, en la que perdieron sus opciones ciclistas como Damiano Cunego, Alejandro Valverde, Óscar Pereiro y Andy Schleck.

La llegada a la estación de esquí de Prato Nevoso era la primera etapa alpina y Menchov, decidido a recortar tiempo a sus rivales, lanzó un poderoso ataque. Sin embargo, la mala suerte se cebó con él, y se fue al suelo en una curva de la subida. Cedió unos preciosos segundos ese día con Bernhard Kohl y Carlos Sastre. Al día siguiente, en el descenso de la Bonnette, se quedó cortado del grupo de favoritos, volviendo a perder alrededor de medio minuto. El Tour se le ponía muy cuesta arriba, situándose quinto y con tan sólo la etapa de Alpe d'Huez y una contrarreloj por delante.

En Alpe d'Huez trató de marcharse con Carlos Sastre pero no pudo e incluso llegó a ceder terreno con el grupo del resto de favoritos, aunque luego conseguiría volver a contactar con ellos. En la contrarreloj no pudo recortar el tiempo suficiente para subir al podium, y finalizó en cuarta posición (que se convirtió en tercera posición, tras el positivo por CERA de Bernhard Kohl).

Exhibición en el Giro

Con una Vuelta a sus espaldas, Menchov tenía el respeto de todo el pelotón y ya se había quitado un peso de encima. Tras adjudicarse la Vuelta a Murcia en su preparación, se presentó al Giro con serias aspiraciones a la victoria final. No obstante, era uno de los Giro con más calidad que nunca, con Armstrong, Sastre, Di Luca, Simoni, Cunego y Basso. Arrebató la maglia rosa a Danilo Diluca en la contrarreloj larga y llevó la maglia hasta el final de la carrera, pese al acoso y derribo que le hizo Danilo Di Luca. Ganó otra etapa y pudo ganar otra más si no se hubiera caído en la contrarreloj final de Roma. En el podio le acompañaron Danilo Di Luca y Franco Pellizotti.

Tras presentarse en el Tour de Francia como uno de los favoritos al triunfo final, termina en tercera posición, arrebantándosela en la última crono a Samuel Sánchez. Sin embargo, con la sanción de Contador, termina segundo en el podio.

GEOX, Katusha y retirada

El 19 de agosto de 2010, y tras concluir tercero en el último Tour de Francia, anuncia su fichaje por el nuevo equipo Team Geox para el año 2011. El ruso, formó pareja con el madrileño Carlos Sastre, uniéndose así tras las batallas que habían protagonizado años atrás.. En el Giro de Italia 2011 acabaría en octava posición y en la Vuelta a España 2011 finalizaría la temporada con un quinto puesto, dando muestras de calidad en la escalada al Angliru. Tras la desaparición del Team Geox, fichó por el Katusha Team.

En 2012, Menchov consigue el campeonato nacional de contrarreloj de Rusia. Menchov decide ir al Tour, pero siendo uno de los favoritos, consigue un 15º puesto. Después Menchov decide ir a la Vuelta a España 2012, donde suma otra victoria en su palmarés, tras conquistar la Bola del Mundo.

El 20 de mayo de 2013, Menchov anuncia su retirada del ciclismo profesional a causa de las lesiones. Denis Menchov, el Zar del ciclismo ruso.

Equipos

  • Banesto (1999 -2003)
  • Illes Balears (2004-2005)
  • Rabobank (2005-2010)
  • Geox-TMC (2011)
  • Katusha Team (2012-2013)

Palmarés

2000

  • 3º en el Campeonato de Rusia de Ciclismo Contrarreloj

2001

  • Tour del Porvenir

2002

  • 1 etapa de la Dauphiné Libéré

2003

  • Clásica de los Puertos
  • Clasificación de los jóvenes del Tour de Francia

2004

  • 1 etapa de la París-Niza
  • Vuelta al País Vasco, más 1 etapa
  • 1 etapa de la Vuelta a Aragón
  • 1 etapa de la Vuelta a España

2005

  • 2 etapas y clasificación combinada Vuelta a España 2005

2006

  • 1 etapa de la Dauphiné Libéré
  • 1 etapa del Tour de Francia

2007

  • 1 etapa de la Volta a Catalunya
  • Vuelta a España ; más 1 etapa, clasificación de la montaña y clasificación combinada

2008

  • 3º en el Tour de Francia

2009

  • Vuelta a Murcia
  • Giro de Italia , más 2 etapas y clasificación por puntos

2010

  • 2º en el Tour de Francia

2011

  • 1 etapa de la Vuelta a Murcia

2012

  • Campeonato de Rusia Contrarreloj
  • 1 etapa de la Vuelta a España
VAVEL Logo