Polémica en el Giro: ¿Hubo neutralización o no?
Fuente: EFE.

La dureza, el frío, la nieve, la épica y la exhibición de Quintana, quien se ha vestido de rosa en Val Martello tras una gran victoria, se han visto empañadas por la polémica. Una neutralización anunciada a algunos equipos o un simple rumor que corrió por las redes sociales. Hay muchas opiniones, muchas declaraciones pero el audio que han aportado muchos equipos y las imágenes de las motos con banderas rojas deja claro que hubo un fallo de organización. Aun así, la exhibición del colombiano de Movistar no debe quedar empañada pues ha sido una etapa para recordar.

La situación fue la siguiente: últimos kilómetros de ascensión de la Cima Coppi de este Giro de Italia, el Stelvio. Una comunicación de "Radio Corsa" en la que se avisaba de la neutralización en el descenso. Se ponía en conocimiento de los coches de equipo la presencia de motos con banderas por delante de los ciclistas para tenerlos agrupados en el descenso y evitar el peligro de una bajada en malas condiciones climatológicas. Aquí la traducción del aviso por "Radio Corsa":

"Atención: servicio de comunicación a los señores directores deportivos. La dirección de la organización ha previsto poner delante de los grupos de cabeza de los corredores, dependiendo de la situación que se llegue a crear, por supuesto, después de cima, colocar delante de los varios grupos una moto de la organización con la bandera roja alzada. Todo para evitar que haya ataques en el descenso y después para asegurar que los corredores permanezcan en sus posiciones y evitar tomar grandes riesgos y, por tanto, permanecer en esa situación hasta que los agentes de seguridad no bajen la bandera roja".

Tras recibir esta notificación, además de un tweet publicado por la cuenta oficial del Giro de Italia ("El descenso del Stelvio neutralizado por la nieve"), hombres como Kelderman, Kiserlovski o Basso bajaron al coche de equipo para abrigarse y alimentarse para combatir el frío alpino. Otros como Urán prefirieron mantenerse en el pelotón pero a una velocidad muy pausada. Fue en ese momento cuando saltaron los hombres de Europcar, Pierre Rolland y Romain Sicard, y sobrepasaron las motos con banderas rojas. A ellos se unieron Nairo Quintana y Ryder Hesjedal.

Posteriormente, Rolland, Hesjedal y Quintana se unieron para acabar jugándose la victoria en las rampas de Val Martello, donde el colombiano se mostró muy fuerte y se vistió de rosa. Pero ese ataque producido en el descenso del Stelvio no ha hecho sino levantar una ola polémica en torno a la victoria y el liderato del de Movistar.

Ciclistas y directores de equipo pusieron el grito en el cielo durante la etapa y mostraron su disconformidad al final de la misma.

Enfado en Omega

Patrick Lefevre: "Están tratando de fingir que no lo comunicó"

El director deportivo de Omega Pharma-Quick Step, Davide Bramatti, señalaba: "reíamos que en el descenso no podíamos adelantar las motos con bandera roja". Por su parte, otro de los directores de Omega, Patrick Lefevre, se mostraba indignado con lo ocurrido en el día de hoy: "La situación sería muy diferente sin el error de comunicación de la organización. Ahora están tratando de fingir que no lo comunicó". El belga añadió que "nunca habríamos dejado escapar a Quintana si hubiéramos sabido que el descenso no era neutralizado". Aun así, cometieron el fallo de no haber reaccionado ante el ataque, consultando y asegurándose de que la carrera estaba parada.

Guercilena: "Todos habíamos entendido que la carrera estaba neutralizada"

Otro de los directores afectados, Luca Guercilena, hablaba en los mismo términos que su compañero de profesión: "Evidentemente es una falta de comunicación, o más bien una interpretación diferente", apuntaba el comandante de Trek. "A cuatro kilómetros de la cima del Stelvio, Radio Corsa ha dicho varias veces en inglés, italiano y francés que la carrera será neutralizada y que los corredores irán detrás de las motos con bandera roja" y continuaba, con ironía: "Es un poco particular que en la cumbre estuvieran todos juntos y en la bajada hubiera un grupo con dos minutos de ventaja". Aun así, Guercilena se mostraba esperanzador y esperaba una rectificación: "Hay que esperar al jurado y respetaremos su decisión", aunque también ha comentado que todos los directores habían entendido que la carrera estaba neutralizada.

Amadio: "Si se ha comunicado la neutralización, así debe ser"

El director deportivo de Cannondale, Roberto Amadio, también ha querido mojarse y dar su versión de los ocurrido. Comentó lo mismo que Guercilena; la radio oficial dio el aviso de la neutralización y narraba lo que ocurría en ese momento: "Ivan Basso iba estancado y esperamos para que se reintegrara en el grupo, dado que el descenso lo íbamos a hacer todos juntos. Luego se ha anunciado un ataque en el descenso", añadía. Además, se mostraba enfadado con el Jurado y la UCI: "Quiero saber quien ha sido". "Si se dice algo en Radio Corsa, debe ser seguido por todos. Si se ha comunicado la neutralización, así deber ser", concluía el italiano.

Frans Maassen: "Hoy no era un día para bromear"

Frans Maassen: "Vi llorar a corredores"

Por último, el directo deportivo de Belkin, Frans Maassen, no solo se mostró crítico con el fallo de la organización sino con el desarrollo de una etapa, a su entender, excesivamente dura y peligrosa por las condiciones: "Hoy no era un día para bromear. Fue irresponsable, horrible. Vi llorar a corredores y algunos de ellos incluso estaban sufriendo de hipotermia. No fue nada divertido. Fue un día extraño", comentó el holandés. Se mostró contento porque todos sus ciclistas "sobrevivieron hoy", pero proseguía con su idea: "Esta etapa nunca se debió llevar a cabo". Sobre la neutralización de la carrera, Maassen comentó: "La organización dijo a los directores deportivos que el descenso del Stelvio sería neutralizado, pero ahora están clamando que el mensaje estaba destinado sólo para advertirnos de la bajada". Y se mostró decepcionado con el resto de equipos: "Es una lástima que los equipos no se unan, sean inequívocos y hagan una declaración", dejando clara su opinión de cara a la organización y el resto de equipos.

Kelderman: "Pensábamos que el descenso era neutralizado"

Los ciclistas afectados también han querido mojarse en este tema. Wilco Kelderman está sorprendiendo a propios y extraños en este Giro de Italia, comentaba su punto de vista sobre la polémica neutralización: “En la cima, me tomé mi tiempo para ponerme en un impermeable ya que el jurado había anunciado que el descenso sería neutralizado. Cuando regresé al grupo principal, sin embargo, Quintana, Hesjedal y Rolland se habían ido". Y proseguía diciendo: "Es un poco injusto porque no me habría parado si no hubiera oído la neutralización", añadiendo que tiene una buena rivalidad con Rolland, quien le ha adelantado en la general; de no ser por eso, quizás el holandés seguiría por delante. "Al igual que muchos otros, yo pensaba que el descenso era neutralizado", comentaba el joven ciclista de Belkin.

Fuente: www.nusport.nl

Vegni sale al paso

Mauro Vegni: "Si te juegas el Giro, debes confirmar todas las informaciones"

Pero la organización quiso salir al paso de las críticas. El propio director deportivo del Giro, quiso zanjar el tema: “Dije que las motos al principio marcarían la trayectoria segura. La comunicación se interpretó mal", afirmaba Mauro Vegni quien también quiso disculparse: "Hubo un malentendido y lamento eso. Nunca hablamos de neutralización". Pero también se mostró crítico con los equipos y con la dureza de sus declaraciones: "Los directores no tienen por qué seguir el twitter, solo oír la radio comunicación de la carrera. Si dudan, pregunten. En ningún momento se habló de neutralización. Si te juegas el Giro debes confirmar todas las informaciones. Y ningún director lo hizo”, afirmaba Vegni enfadado con las críticas.

Nairo Quintana: "No entiendo la razón de tanta polémica"

Por otro lado, el ganador y gran triunfador de la etapa de hoy, Nairo Quintana, ha querido dejar de lado cualquier tipo de polémica. El colombiano ha explicado con serenidad lo ocurrido: "Hemos coronado juntos el Stelvio y en el descenso Europcar y Hesjedal han comenzado a bajar fuerte y tanto Izagirre como yo hemos seguido su rueda y cuando hemos llegado abajo, hemos visto que el grupo estaba partido". Quintana aseguraba: "En ningún momento fue un ataque bajando ni escuché nada de que la carrera fuera a neutralizarse, ni por parte de la organización, ni desde el coche del equipo". Es por ello que el de Movistar no comprende todo lo ocurrido: "No entiendo la razón de tanta polémica", decía el colombiano. Y añadía lo que todo el mundo ha podido ver: "Además se ha hecho el corte, pero la mayor diferencia que he abierto ha sido en la subida final a Val Martello", por lo que esto no debe empañar, como decíamos, la victoria y la gran jornada brindada por Quintana y el resto de corredores.

En definitiva, mucha controversia, muchas declaraciones y enfados pero lo verdaderamente cierto es que la de hoy ha sido una gran etapa y que Nairo Quintana es nuevo líder.

VAVEL Logo