Temporada 2015: fantasmas antes de la Vuelta
Los ciclistas no descansan ni en agosto. |Foto: Tour de Pologne.

Las fechas previas a la Vuelta son una época de mucho trasiego. La gente, recién comenzado agosto, se va de vacaciones. Descanso y relax. Pero para muchos ciclistas es todo lo contrario. Vuelta a la rutina, vuelta a la competición. Y es que no fueron pocos los ciclistas que aprovecharon las carreras previas a la última grande, pruebas como la Vuelta a Burgos o la Clásica de San Sebastián, para poner a punto sus piernas después de un largo – a veces breve, depende del ciclista en cuestión – parón antes de afrontar el final de año, especialmente entre aquellos que, tras rodar al 100% en el Giro, ansiaban subirse al primer puesto del cajón en el podio de Madrid.

Clásica de Ordizia: estreno triunfal de Madrazo

El calendario pre vuelta empieza el último sábado de julio con la disputa de la Clásica de Ordizia. En esta ocasión los corredores, pese a ser casi agosto, afrontaron la prueba con lluvia. Y entre todos los desafiantes al mal tiempo, allí desde atrás emergió Ángel Madrazo. Él y solo él, rompió el grupo en la última subida. Se llevó a Ion Izaguirre y Amets Txurruka a su rueda. Se lanzaron en el descenso y tras un vertiginoso esprint a tres bandas, el cántabro alzó por primera en su carrera los brazos. Se desquito de todos esos fantasmas que tenía en la cabeza tras ver como en 8 años de carrera no había logrado aún ganar.

Circuito de Getxo: Bohanni, un fantasma venido desde el más allá

Tras la disputa de la clásica de Ordizia en tierras guipuzcoanas, Euskadi sigue siendo protagonista con la disputa, cada 31 de julio del Circuito de Getxo. Desde la organización, por tercer año consecutivo y dado el éxito de las dos ediciones anteriores, optaron por repetir recorrido, 170 kilómetros con final en el muro de Arkotxa, 800m con una rampa de hasta el 14% que no defraudó a ninguno de los asistentes al evento.

Bouhanni se aprovechó de un encontronazo entre Lobato y Barbero En la salida se juntaron los dos últimos vencedores: Juanjo Lobato y Carlos Barbero. Todo hacía indicar que iba a ser un mano a mano entre el andaluz y el burgalés hasta que el Cofidis, por sorpresa, inscribió a Nacer Bohuanni con la intención de volver a coger ritmo para la Vuelta después de recuperarse de su lesión. Veni, vidi, vinci. El francés se impuso a los otros dos favoritos aprovechándose de una maniobra de Lobato que frenó a Barbero y privó al corredor de Caja Rural de la victoria. Bouhanni estaba escondido. Como un fantasma que decide el momento cumbre para venir desde el más allá.

Clásica de San Sebastián: un ganador fantasma

La clásica de Donosti es una carrera que siempre deja imágenes espectaculares, con los corredores sufriendo con el mar de fondo. Y este año, además de esas instantáneas que tanto gustan, dejó para el recuerdo una de las anécdotas de la temporada. La carrera estaba completamente rota y los ciclistas no eran conscientes en muchos casos de lo que ocurría detrás y delante. Para más colmo se fue la señal de TV y los directores tampoco podían informar a sus pupilos.

Adam Yates cruzó la meta sin saber que era el ganador Greg Van Avermaet era cabeza de carrera. Él sí lo sabía. Pero de repente dejó de serlo. Una moto de Radio Vuelta, más pegada a los corredores debido a la ausencia de TV y la necesidad de actualizar constantemente la situación de carrera, hizo el afilador con el belga y le tiró al suelo. Por detrás Adam Yates le pasó. Él no lo sabía. Llegó a la meta del Boulvard de Donosti, paró su pulsometro e impasible cruzó la línea de meta. Desconcierto entre el público. Hasta que el speaker pronuncia estas palabras que desatan la euforia del aussie “Yes Adam, Yes, you are the winner” – Sí, Adam, tú eres el ganador – lo provocó la emoción de él y de su equipo. Por detrás con la plata se hizo Phillippe Gilbert y el bronce fue para Alejandro Valverde.

Vuelta a Polonia: Ion Izagirre se redime de los fantasmas del pasado

La Vuelta a Polonia suele ser una carrera muy abierta. Muy disputada. En esta edición de 2015 ha pasado de todo. La victoria de un espejismo llamado Marcel Kittel en la primera etapa. La confirmación de Matheo Pelucchi, que terminó la carrera con tres victorias. El renacer, al menos por un día, de Maciej Bodnar que se alzó con la contrarreloj larga. La recuperación por parte de Sergio Luís Henao, que volvió a ganar más de un año después, lo mismo que Bart de Clerq. Polonia siempre da para mucho.

Tras dos años quedando 2ª, esta vez Ion Izaguirre se ha llevado la general Pero sin duda la gran alegría se la llevó Ion Izagirre. El vasco se quedó a las puertas en 2013 y 2014. Segundo en ambas ediciones. En 2015 no estaba dispuesto a volver a pisar ese puesto en el cajón que tan bien conocía. Esta vez quería mirar a sus rivales por arriba. Con aires de superioridad. Y así lo demostró en la crono final que se llevó Marcin Bialoblocki. El corredor de Movistar, séptimo, el mejor de los favoritos. De esta forma desterró los fantasmas del pasado. Ganando en Polonia, una carrera que da para mucho.

Vuelta a Burgos: Rein Taarame, purificación espiritual en España

La Vuelta a Burgos comenzó espectacular para el Caja Rural – Seguros RGA, y en especial para Carlos Barbero. El corredor local tardó menos de una semana en resarcirse del palo que se llevó en Getxo, y lo hizo además donde más ilusión le hacía, ante su público. Y no solo eso. Además llegaría a su ciudad, a Burgos capital, vestido de morado. Con ese color tomó la salida junto con todo su equipo en la contrarreloj por escuadras. Eran los últimos en arrancar. Las referencias le mantenían como líder. Pero no. El ciclista local se fue al suelo junto con 4 compañeros más y cedió el primer puesto de la general en detrimento de Luis León Sánchez.

Al día siguiente tocaba jornada tranquila. Y tan tranquila. El pelotón no fuerza y la escapada llega con margen para jugarse la victoria. Cuatro hombres y un destino. Cuatro ciclistas y un ganador. Matteo Busato, Miguel Ángel Benito, Vladimir Isaychev y Carlos Quintero. El leonés lanza el primer ataque. Selección nula. Todos lanzan la llegada masiva, en la que finalmente se acaba imponiendo el más astuto de todos, el corredor de Katusha se lleva su segunda victoria como profesional. En la general todo igual. Bueno, todo no. Mikel Landa, uno de los favoritos l triunfo, se deja más de 8 minutos.

Taaramae parece haber tenido un idlio con España en 2015 El tercer día victoria de Miguel Ángel López, una de las grandes promesas del ciclismo colombiano y llamado a ser un gran escalador en el futuro, dio una auténtica exhibición. 1,70. Delgado, fibroso y ágil sobre la bicicleta. Ese día parecía que volaba sobre el asfalto burgalés. Voló hasta aterrizar el primero en la línea de meta de Pineda de la Sierra y se puso líder. Pero sus piernas dijeron basta. Se quedó sin gasolina en plena subida, el último día, a las Lagunas de Neila. Allí recordó lo que parecía haber olvidado,  – y haber hecho olvidar a muchos – que aún es un corredor en formación. Por delante en solitario, cabeza de carrera marcha Dani Moreno, que se acaba alzando con la etapa. La general es para Rein Taaramae. Primero Murcia en febrero, ahora Burgos en agosto. La sonrisa del Estonio tiene marcado carácter español. Como si su espíritu ganador nunca se hubiese movido de la península.

Eneco Tour: carrera de repeticiones

El Eneco Tour es una carrera de repeticiones. José Iván Gutiérrez lo ganó dos veces seguidas en 2007 y 2008. Boasson Hagen lo hizo cuatro veces en 2009, 2011, 2012 y 2013. Desde entonces nadie había vuelto a revalidar título. Pero el Eneco Tour es una carrera de repeticiones. Como esos fantasmas que no se van. No se muestran, pero está ahí. Y en este caso el fantasma llevaba el nombre de Tim Wellens. Ganador en 2014, el belga volvió a hacer lo propio en 2015.

Wellens vuelve a ganar la carrera que le catapultó al estrellato Las etapas fueron transcurriendo movidas y emocionantes. Elia Viviani, Andre Greipel, Nacer Bouhanni y Tom Boonen se repartieron las llegadas masivas. Johan Le Bon y Manuel Quiziato se alternaron en el papel de desafiar a los equipos de dichos velocistas alzando los brazos en la quinta y séptima etapa y la contrarreloj fue para Jos Van Emden. Sin grandes diferencias en todas las etapas. Excepto en una, la sexta. Y es que como hiciese el año anterior, Tim Wellens aprovechó las cotas de la anteúltima jornada para dar el hachazo definitivo y llevarse la clasificación general por segundo año consecutivo. Eneco Tour es una carrera de repeticiones. 

VAVEL Logo