Robert Power, el juguete extraviado de Matt White
Robert Power, en el pasado Herald Tour Sun de enero. (Foto: Mark Gunter)

Matt White se frotó las manos cuando acordó con Robert Power, este 2015, el primer contrato como profesional del joven ciclista de 20 años. Ese proyecto de vueltómano que el mánager australiano deseaba para su equipo y con el que quería hacer grandes cosas en las grandes vueltas ya formaba parte de su equipo. El de Sydney maniobró con rapidez y lo subió desde Jaico-AIS hasta el World Tour, donde todo apuntaba a que se quedaría como uno de los más jóvenes de los 18 equipos integrantes. Sí, todo apuntaba. Una grave, al igual que extraña, lesión en la rodilla retrasará el debut del ciclista de Australia, que se esperaba a principios del próximo año.

Power dirá adiós al ciclismo en un periodo de cuatro meses a dos añosRobert Power es un ciclista peculiar, fuera del estereotipo ciclista australiano, formado en la pista, gran rodador y con buen físico del que abusar en carreteras llanas y del que maldecir en etapas con puertos. Él, en cambio, muy alto y más delgado aún, ha elegido el camino de las montañas, del plato pequeño y de los piñones grandes, donde pocos, recientemente, salvo con la excepción de Cadel Evans, se han querido adentrar. Su proyeccción, meteórica hasta ahora, le situaban como una de las mayores promesas nacionales en todas las categorías y del mundo entre los mejores escaladores de su edad. 

Estrés óseo

Un edema de médula ósea le ha obligado a dejar a parte la bici y descansar su rodilla. Causada generalmente por una lesión o una dolencia, este edema se crea cuando dentro del propio hueso se forma un exceso de líquido, generalmente sangre, que el propio cuerpo envía para intentar parar esa lesión o dolor. En el caso del australiano, ese exceso de líquido se acumuló en su rodilla, tras una lesión que afrontó durante la segunda parte de 2015. Ahora, tras una resonancia magnética, la única forma de detectar este problema, Power estará entre dos a 24 meses sin volver a competir, según Peter Barnes, el médico de Orica Green Edge.

Matt White admite que esta lesión no afectará "en gran medida" a la carrera deportiva de Power"Robert ha experimentado dolor mientras escalaba y hacía trabajo de resistencia", ha aclarado Barnes, que sabe que esa dolencia "no tiene cura". Sin embargo, solo queda esperar a que el cuerpo del australiano, por sí mismo y sin ayuda médica, subsane el dolor en la rodilla. Mientras suceda eso, el Instituto de Deporte Australiano del Oeste (WAIS en sus siglas inglesas) facilitará al joven de 20 años programas de natación y kayak en su ciudad para evitar la pérdida de forma física. Pese a ello, Power se muestra con esperanza de volver al ciclismo lo antes posible y de confirmar los augurios de 2015 que le han situado como brillante vueltómano.

Power, en una de sus victorias. (Foto: Orica Green Edge)

El WAIS ayudará alpropio ciclista en su recuperación

"Es decepcionante no poder unirme a los chicos de Orica-Green Edge como planeé a principios del año pasado", ha admitido un desanimado Power. Y continuó: "Es frustrante como cualquier otra lesión, especialmente una en la que no te pueden ayudar mucho, pero estoy agradecido de conocer qué lesión es". El australiano también tuvo palabras en el comunicado emitido por su equipo para el AIS y el WAIS, a los que agradeció el apoyo en estos momentos difíciles para él, donde no conoce aún a ciencia cierta cuándo volverá a competir

Matt White, el frustado mánager que ha visto cómo una de sus jóvenes estrellas pospone su gran aparición, no se ha mostrado menos decpecionado que el propio Power. Y lo primero que ha hecho ha sido animar a su estrella: "No muchos ciclistas pasan a profesionales a la edad de 20, 21 o 22 años, así que esta lesión no afectará en gran medida a su carrera deportiva". El mánager admite que "esa lesión desaparecerá" y que las actividades facilitadas por el WAIS ayudarán a que pueda volver a subirse, "a medio plazo", a una bicicleta y afrontar la fase final de su recuperación. 

VAVEL Logo