Van der Poel remata a placer en Hoogerheide
Van der Poel, celebrando su mejor victoria del año. (Foto: David Stockman / Belga / AFP)

Mathieu van der Poel (BKCP-Corendon) ha vuelto a saber qué se siente cuando alguien vuelve a ser, por mucha diferencia, el mejor en algo. La hora más perfecta de su corta e intensa temporada de barro ha acabado con 45 segundos de ventaja, relajación incluida poco antes de cruzar la meta con sus paisanos neerlandeses, sobre un hundido Wout van Aert, que no deja a siete días de Zolder las grandes sensaciones con las que comenzó su temporada en el ya lejano cross de Las Vegas. Tercero fue el también belga Kevin Pauwels, al que le faltaron metros para asaltar la segunda plaza del ciclista de Crelan-Vastgoedservice.

Van der Poel logró algo histórico: ganar cuatro mangas seguidas de la Copa del Mundo. El único precedente, el de Sven Nys (2005-2006)La superioridad de Van der Poel sobre sus rivales desde el inicio hasta el final resultó insultante. Tan insultante como esperada. En el ciclocross las tornas van y vuelven y ahora es el holandés quien da rienda suelta a sus genes y su calidad, tras un dominio aplastante del belga Wout van Aert, que tras la última de las pruebas de la Copa del Mundo se llevó su general, que se ha extendido hasta el mes de diciembre y ahora está más en entredicho que nunca. La balanza está ahora, con claridad, del lado del holandés, gran favorito a la presea de oro en Zolder; la presión de sentirse el gran favorito, por otra parte, corre en su contra.

A la caza de Wellens, Vervecken y Stybar

El barro de las zonas más pesadas del circuito holandés no frenaba al campeón del mundo en Tábor. La fricción del pastoso y lento suelo le afectó menos que a los demás, obligados a correr donde él solamente se limitaba a pedalear. La comodidad y la facilidad con la que el holandés abrió hueco sobre sus rivales, primero, y defendió su liderazgo en la prueba que ya ganó en 2015 antes de ser el campeón del mundo, después, recordó al mejor Wout van Aert, al de octubre y noviembre, irreconocible hoy frente a la exhibición de su áter ego. Sin cabeza y sin piernas, a punto estuvo de perder la segunda plaza ante un Kevin Pauwels de menos a más. Poco le hubiese importado, con la victoria perdida y la general de la Copa del Mundo ya ganada.

Mathieu Van der Poel busca igualar en Zolder (31 de enero) a Wellens, Vervecken y StybarA Van Aert, la victoria en la Copa del Mundo se la dio el propio Van der Haar, 21 puntos por detrás, ofreciendo uno de los peores rendimientos de su buen y pasable año: séptimo y siempre lejos del belga, en un segundo grupo perseguidor. Tampoco fue buena la impresión que dejó Sven Nys en su última prueba de la Copa del Mundo como profesional: decimotercero, a más de tres minutos del vencedor, con caída en carrera y homenaje en el pódium de Hoogerheide incluido. Ganar su segundo campeonato mundial seguido e igualar a Bart Wellens (2003 y 2004, Ervin Vervecken (2006 y 2007) y Zdenek Stybar (2010 y 2011), únicos ciclistas que han podido revalidar título este siglo, será el próximo reto para el joven de Kapellen.

Vídeo de la prueba

VAVEL Logo