Así si, Bouhanni
Primera etapa para Bouhanni en París-Niza | Foto: G.Demouveaux

Tras toda la polémica surgida por su encontronazo en el último sprint con Michael Matthews, Nacer Bouhanni (Cofidis) ha demostrado en Romas-Sur-Isere que no necesita de movimientos extraños para ser el más rápido del pelotón. Es la segunda victoria de la temporada tras la obtenida en la segunda etapa de Vuelta a Andalucía con final en Córdoba.

Además este triunfo tiene el añadido psicológico, ya que enfrente tenía a rivales de gran entidad como Andre Greipel (Lotto-Soudal) o Alexander Kristoff (Katusha), que han tenido que claudicar ante el fuerza y potencia del galo.

Parece que el ciclista francés ha comenzado el año con buen pie tras un año, el pasado, lastrado por las lesiones y las caídas. Aún así, Bouhanni fue capaz de vencer en la clasificación del UCI Europe Tour.

Un perfil destinado al sprint

Tras la cancelación de la jornada anterior por la nieve, los ciclistas afrontaban un recorrido de casi 200 kilómetros con algunas pequeñas cotas puntuables.

Se notaba que los ciclistas tenían ganas de bicicleta y los ataques se sucedieron nada más bajar la bandera de salida. El primero en probarlo fue Thomas Voeckler (Direct Energie), al que se sumaron Matthew Brammeier (Dimension Data), Florian Vachon (Fortuneo Concept vital) y Evaldas Siskevicius (Delko Marsella Provenza).

Poco a poco el cuarteto de fugados fue abriendo hueco aunque el pelotón no dejo que cogieran excesiva ventaja, conocedores de que pocas son las opciones de los sprinters en la ronda francesa.

Los escapados se mantuvieron unidos hasta la llegada de la Côet de Saint-Uze, a 32 kilómetros de la meta. Allí un Voeckler en gran estado de forma dejo la compañía de sus tres compañeros de escapada, aunque el pelotón no estaba muy lejos, a menos de dos minutos.

Los clistas dejaron atrás la nieve | Foto: G.Demouveaux
Los clistas dejaron atrás la nieve | Foto: G.Demouveaux

El puerto se subió a un gran ritmo donde sufrieron algunos sprinters como Kristoff, Marcel Kittel (Etixx-Quick Step) y Arnaud Demarê (FDJ), que finalmente abandonó la carrera. El pelotón tenía cerca al francés por lo que los ataques no se hicieron esperar. Sylvain Chavanel (Direct Energie) Vanmarcke (LottoNl-Jumbo) y Delio Fernández Cruz (Delko Marsella Provenza KTM) saltaron del pelotón y alcanzaron a Voeckler, para después dejarle descolgado.

Mientras el pelotón recuperaba unidades en el descenso y ponía ritmo de caza al trío de escapados. A falta de siete kilómetros disponían de quince segundos con un pelotón encabezado por Katusha y Cofidis, trabajando para Kristoff y Bouhanni, respectivamente. Se rebelaron los escapados que fueron neutralizados dentro del último kilometro. En el sprint final fue Edward Theuns (Trek-Segafredo) el que primero lanzó el sprint pero Bouhanni estaba a su rueda y le supero fácilmente... y sin incidentes.

En la general no hubo cambios y Michael Matthews (Orica GreenEdge) mantiene un día más el maillot amarillo con catorce segundos sobre Tom Dumoulin (Giant-Alpecin).

Mañana, etapa semi-alpina

Primera prueba de fuego para los favoritos de la general. La quinta etapa serán 198 kilómetros con una priemra parte digna de las etapas alpinas del Tour de Francia, con el paso por ee Mont Ventoux, aunque no se sube hasta su cima. Coronado el Gigante de Provenza, la dureza continuará con tres puertos más de segunda categoría el ultimo a 30 kilómetros.

Vídeo de los kilómetros finales

Clasificación de la cuarta etapa

VAVEL Logo