La redención de San Remo

El inicio de temporada de Nacer Bouhanni (Cofidis) esta siendo cuanto menos movido. El galo ha recuperado su mejor nivel tal como demostró con los triunfos parciales en la Vuelta a Andalucía y en París-Niza.

Sin embargo, no todo es positivo para el sprinter francés. Su polémico sprint en la tercera etapa de la París-Niza con Michael Matthews (Orica) le valió su descalificación, privandoló del triunfo. Pero lo peor estaba aun por llegar. La Milán-San Remo era su objetivo de esta parte de la temporada, llegaba en plena forma y paso con nota las cotas de la Cipressa y el Poggio. Evitó la caída de Fernando Gaviria (Etixx-Quick Step) que eliminó a Fabian Cancellara (Trek-Segafredo) y Peter Sagan (Tinkoff). Estaba en disposición de llevarse la 'Classicissima' pero un problema mecánico le privó de luchar en los metros finales.

Con la moral por los suelos, Bouhanni no quería disputar la Volta pero finalmente fue de la partida y el resultado no puede ser mas esperanzador. Primera etapa, primer sprint y primer triunfo, la sonrisa vuelve al agresivo sprinter de Cofidis.

Un recorrido rompepiernas

El comienzo de la ronda catalana presentaba un perfil rompepiernas en su parte central. Con salida y llegada en la ciudad de Calella, los ciclistas disputaron 178 kilómetros con el objetivo de ser el primer portador del maillot de líder.

El trazado invitaba a las fugas y estás no tardaron en producirse. Tras varios ataques, Cameron Meyer (Dimension Data), Lluís Mas (Caja Rural) y Boris Dron (Wanty-Groupe Gobert) consiguieron abrir hueco con respecto al pelotón, que dio su beneplácito al trío de fugados.

La diferencia subió rápidamente, llegando a los seis minutos cuando se cumplían 60 kilómetros de carrera, momento en que la carretera se ponía en posición ascendente. Momento en que Cofidis se puso al frente del pelotón para mantener a distancia a los fugados.

La distancia se iba reduciendo hasta cerca de los dos minutos y el impulso dado por Movistar por parte de Marc Soler dio por finalizada la fuga a falta de 45 kilómetros, a pesar de la resistencia de Dron y Meyer.

Sky jugó con dos bazas y perdió

Coronado Montseny, Sky tomo el mando para llevar a su hombre rápido, Ben Swift, lo mas cómodo posible para disputar el posible sprint de un grupo muy reducido de 40 unidades. Del pequeño pelotón saltó en solitario Louis Vervaeke (Lotto-Soudal) al que se le unieron Mathias Frank (IAM), Brent Bookwlaker (BMC), Maxime Bouet (Eitxx-Quick Step), Alex Domont (AG2R), Carlos Verona (Etixx-Quick Step) y Georg Preidler (Giant-Alpecin) cuando quedaban tan solo 21 kilómetros. Pero el pelotón con casi 100 ciclistas les pisaba los talones al ritmo de Sky fueron neutralizados dos kilómetros más tarde.

Los ataques se sucedían y Sky decidió pasar al ataque con Nicolas Roche. El irlandés a punto estuvo de llevarse la victoria pero fue neutralizado ya dentro de las calles de Calella. El sprint era inevitable y de allí surgió la figura de un imponente Nacer Bouhanni para imponerse con suma facilidad. Seguido del francés, llegó Ben Swift y Daryl Impey (Orica).

Con el triunfo el de Cofidis se viste con el maillot de líder con cuatro segundo sobre Swift merced a las bonificaciones en la línea de meta.

Bouhanni con el maillot de líder | Foto: Getty Images
Bouhanni con el maillot de líder | Foto: Getty Images

Mañana, otra oportunidad para Bouhanni

Los ciclista afrontarán una segunda etapa entre las localidades de Mataró y Olot con un perfil adecuado para que Bouhanni se lleve la victoria en vísperas de la primera etapa de montaña de la ronda catalana.

Video de los kilómetros finales

Clasificación de la primera etapa de la Volta

VAVEL Logo