Rayo de luz francés
Foto: Jon Herran | Volta Ciclista a Catalunya

Comenzaba con fuerza la 96 edición de la Volta Ciclista a Catalunya, y es que en la primera etapa, con final en Calella, la victoria iba a parar a manos del francés Nacer Bouhanni. Tras el primer envite entre los hombres más rápidos en las llegadas masivas, llegaba la segunda etapa de la ronda catalana, con comienzo en Mataró y final en Olot, cumpliendo una distancia de 178 kilómetros, para obtener un nuevo final favorable para los sprínters, a pesar de tener unos últimos metros picando hacia arriba donde algún valiente podría obtener el premio de llegar a meta con ventaja.

Fuga inicial para poner en jaque al pelotón

La carrera empezó rauda y veloz, siendo muchos los corredores que intentaban coger la escapada del día. Fueron seis los primeros valientes en probarlo, pero sin conseguirlo, en el kilómetro 13 eran cuatro los ciclistas que cogían unos pocos segundos de ventaja sobre el grupo mayoritario. Bouet (Etixx), De Gendt (Lotto Soudal), Gradek (Verva Activejet) y Dron (Wanty) vieron como el pelotón le permitía coger una renta de hasta tres minutos, no obtenido más, al tener claro el pelotón que no podían sufrir para terminar llegando al sprint en Olot.

El primer escollo que se encontrarían en el camino los cuatro fugados sería un alto de tercera categoría, el Can Bordoi, por el pasaba en primer lugar Dron, seguido por Gradek, Bouet y De Gendt. Tres minutos después hacía acto de presencia el pelotón, que coronaba sin problema alguno cuando se llegaba a la primera hora de carrera, en la que la media había sido de 42,6 km/h. Más problemas de los esperados tenía el vencedor de la primera etapa, y líder de la carrera, Nacer Bouhanni, y es que el corredor francés pedía asistencia médica por problemas estomacales.

Momento de la segunda etapa | Foto: Jon Herran / Volta Ciclista a Catalunya

Quedando más de 120 kilómetros hasta la línea de meta, tras completar los primeros 50 de la etapa, la fuga pocos visos tenía de llegar con ventaja, y es que por detrás, el pelotón solo permitía una renta de un minuto y medio, o lo que es lo mismo 90 segundos. Viendo que la diferencia con los escapados estaba más que controlada, al frente del pelotón se colocaban Movistar Team, Cofidis y Team Sky, permitiendo que nuevamente la renta subiera hasta los tres minutos, hasta llegar al Alt dels Àngels, de primera categoría, el cual haría que la renta fuera poco a poco reduciéndose a marchas forzadas.

El sprint es inevitable y toca poner las máquinas en marcha, Cofidis, Movistar y Sky se encargan de controlar

Los kilómetros iban bajando rápidamente hasta que a falta de 35, Boris Dron era el primero de los cuatro escapados en perder contacto con la fuga, lo cual obligó a Thomas de Gendt a buscar un movimiento en solitario para reavivar la fuga del día. A pesar de ponerle ganas e ilusión, por detrás los equipos de los corredores más rápidos se encargaban de aniquilar sus esperanzas, cazándole a poco menos de quince kilómetros para concluir la segunda etapa de la ronda catalana.

La avenida dels Reis Catòlics esperaba ansiosa la llegada de los ciclistas, con una gran afluencia de público en las cunetas, para que al final el encargado de concluir la etapa en primer lugar era el francés Nacer Bouhanni, consiguiendo su segunda victoria de la Volta a Catalunya en dos etapas, refrendando así su liderato. Tras el galo de Cofidis terminaban los belgas Gianni Mersman y Philippe Gilbert. Los favoritos estaban cuanto menos atentos, concluyendo Froome 15º, Quintana 20º, Contador 23º, Uran 28º, Van Garderen 40º y Aru 46º, sin ceder tiempo ninguno de ellos.

Kilómetros finales de la etapa

Este miércoles llega la montaña

Después de ver dos victorias consecutivas de Nacer Bouhanni, lo más probable es que el idio del corredor galo con la Volta Ciclista a Catalunya termine este miércoles, cuando los ciclistas deban completar los 172 kilómetros que separan Girona de La Molina, encadenando una serie de puertos en los últimos cincuenta kilómetros, que podrán dejar dos escenarios totalmente diferentes, el primero sería un fuga numerosa con permiso del pelotón para llegar a meta, o equipos como Movistar, Tinkoff o Sky, que según estén sus jefes de filas puedan probar a endurecer la carrera.

VAVEL Logo