Recorrido Vuelta a España 2016: etapa a etapa
La Vuelta repetirá la ascensión a La Camperona en esta edición. | Imagen de archivo de 2014.

Etapa 1: Ourense Provincia Termal. Balneario de Laias - Parque Náutico Castrelo de Miño (27,8 km) CRE 

La Vuelta comenzará con una contrarreloj por equipos desde la salida inédita del Balneario de Laias. Se trata de un recorrido prácticamente llano (casi 28 km) en el que los equipos más fuertes podrán lucirse y luchar por situar a sus líderes en una posición de privilegio. Ni mucho menos se trata de una etapa de transición por ser la primera, pues aquí se marcarán las primeras diferencias (en principio no demasiado alarmantes) entre los favoritos de cara al triunfo final y los corredores se esforzarán por inaugurar el maillot rojo de líder. 

Etapa 2:  Ourense Capital Termal – Baiona (160,8 km)

La primera etapa en línea de La Vuelta se presenta como la primera oportunidad para los sprinters. La etapa cuenta con una distancia más que asequible (160 km) y la única dificultad montañosa es un puerto de tercera (Fontefría) a mitad del recorrido. Será difícil evitar una llegada masiva en la localidad de Baiona, más aún siendo el segundo día de competición. No obstante, la fuga jugará la baza de los repechos que se encontrarán en los 40 últimos kilómetros. El portador del maillot de líder no tendrá problemas para mantenerlo.

Etapa 3: Marín  – Dumbría. Mirador de Ézaro (176,4 km)

La tercera etapa será testigo del primer final en alto de la ronda española. Tras un inicio llano y tranquilo, la etapa comenzará a complicarse a partir del km 100 con la ascensión a un puerto de tercera (Alto de Lestaio) y otro de segunda (Alto Das Paxareiras). El plato fuerte será la corta pero explosiva y espectacular subida al Mirador de Ézaro, que ya se subió en 2012. ¿Se volverá a ver a ciclistas bajándose de la bici en la rampa del 30%? Esta ascensión permitirá recuperar algunos segundos a los favoritos más alejados en la general y ver los primeros movimientos interesantes. 

Etapa 4: Betanzos – San Andrés de Teixido (163,5 km)

Nueva etapa por tierras gallegas, en esta ocasión con un terreno más escarpado de inicio (dos puertos de tercera categoría) que puede propiciar una buena escapada. Sin embargo, el terreno se vuelve más llano a partir de la mitad del recorrido para finalizar con la subida inédita al Mirador Vixía de Herbeira (2ª categoría), un puerto de 11 kilómetros sin excesiva dureza, pero que puede ofrecer un buen espectáculo entre los favoritos o los hombres de la escapada por la victoria de etapa. No se preven grandes diferencias en esta subida. 

Etapa 5: Viveiro – Lugo (171,3 km)

Los velocistas deben aprovechar las pocas oportunidades que se les presentan en La Vuelta y esta es una de ellas. Etapa casi llana de 171 km entre Viveiro y la capital lucense, cuyo único aliciente es la subida al Puerto de Marco de Álvare (3ª) y el circuito final por las calles de Lugo. Una de las etapas más claras para los sprinters y, a priori, sin peligro para los hombres de la general. 

 Etapa 6: Monforte de Lemos – Luintra. Ribeira Sacra (163,2 km)

Última etapa que discurre de forma íntegra por la comunidad gallega y una gran ocasión para el triunfo de una escapada. Desde la salida en Monforte de Lemos el terreno se presenta sinuoso, pero es a partir de la segunda mitad de etapa donde el pelotón se encontrará con un terreno rompepiernas, con un solo puerto de segunda categoría (Alto de Alenza), pero varias subidas de entidad no puntuables. Un sube y baja continuo por el valle del Sil que llevará a los corredores hasta Luintra en una llegada difícil de pronosticar, aunque la volata (con velocistas puros) se antoja algo complicada por lo sinuoso del terreno. 

Etapa 7: Maceda – Puebla de Sanabria (158,5 km) 

La primera semana de carrera se completa con una etapa de 158 km entre Maceda y Puebla de Sanabria. El pelotón abandona Galicia y se adentra en tierras zamoranas a través de un recorrido ondulado, con tres puertos de tercera, el último a 20 kilómetros de meta. Una etapa buena para la formación de una escapada con garantías de victoria de etapa. No obstante, no se puede descartar un desenlace en el que el sprint masivo sea el protagonista. Por otro lado, resulta difícil que los gallos de la general se dejen ver en este final, aunque no hay que confiarse con Froome en el pelotón. 

Etapa 8: Villalpando – La Camperona. Valle de Sabero (181,5 km)

Primera etapa que puede marcar diferencias importantes entre los hombres de la general. La localidad de Villalpando, otra salida inédita, dará inicio a una etapa de 181 kilómetros que en su gran mayoría no es más que un continuo falso llano hasta su desenlace: la imponente subida a La Camperona (1ª). Este puerto leonés de nueve kilómetros se ascendió por primera y única vez en la Vuelta a España 2014 y generó una gran expectación por las duras rampas que albergaba en sus últimos tres kilómetros, realmente duros. Durante el penúltimo kilómetro los corredores tendrán que hacer frente a rampas constantes de entre el 17 y el 22% que les harán emplearse a fondo. Esta primera gran ascensión mostrará qué ciclistas comienzan a flaquear. 

Etapa 9: Cistierna – Oviedo. Alto del Naranco (164,5 km)

Interesante etapa de media montaña que supondrá el tránsito de la montaña leonesa a tierras asturianas. Tras subir el puerto de San Isidro por la vertiente leonesa (2ª), un largo descenso llevará al pelotón a encadenar los puertos asturianos de San Emiliano, San Tirso y la Manzaneda (todos de 3ª) y de ahí hasta Oviedo, donde les espera la subida final al Naranco (2ª), un clásico de la Vuelta a Asturias. Algún hombre de la general podría probarlo, aunque será difícil obtener una buena renta. Será una jornada para medir las fuerzas. 

Etapa 10: Lugones – Lagos de Covadonga (188,7 km)

Sin duda una de las jornadas más esperadas. Si estás en Asturias no pueden faltar los Lagos de Covadonga, considerada una ascensión icónica del ciclismo español. La etapa, de casi 190 km, discurre de inicio por el litoral, superándose ciertos repechos sin importancia. Es en el último tercio donde la carrera se pone interesante, con la ascensión al Alto del Mirador del Fito (1ª), que comenzará a seleccionar el pelotón,  y la mítica subida a los Lagos (de categoría especial), una de las más vistosas y atrayentes de La Vuelta. 12,2 km al 7,2% de media que harán las delicias de los aficionados y marcarán diferencias entre los favoritos. Es muy probable que algún hombre quede seriamente tocado tras esta apasionante jornada. 


Jornada de descanso 


Etapa 11: Colunga. Museo Jurásico – Peña Cabarga (168,6 km)

Tras un más que merecido día de descanso, la carrera prosigue su recorrido por el litoral cantábrico en una etapa que sale desde Colunga y recorre parte de la costa asturiana y cántabra durante casi 160 kilómetros prácticamente llanos. Sin embargo, la etapa tiene una 'trampa' de casi seis kilómetros al 11,5% llamada Peña Cabarga. Un nuevo final en alto (viejo conocido de La Vuelta) de primera categoría que, pese a su corta distancia, posee varios kilómetros muy constantes (9-10%) que pesarán sobre las piernas de los favoritos. Otro día para tratar de sacar más distancia o recortarla respecto al líder. 

Etapa 12: Los Corrales de Buelna – Bilbao (193,2 km)

Tras cuatro finales en alto consecutivos, la carrera se toma un 'respiro' para recorrer el interior de Cantabria con salida inédita en Los Corrales de Buelna y adentrarse de nuevo en el País Vasco. Se coronarán puertos conocidos como Alisas (1ª) y La Escrita (3ª), que serán el anticipo del doble paso por el Alto del Vivero (2ª), una ascensión que se espera esté abarrotada de público como la última vez que se coronó en La Vuelta 2011. El segundo paso por El Vivero, a solo 13 km de la meta en Bilbao, podría evitar una (previsible) llegada masiva si algún cazaetapas se anima, como demostró Igor Antón en 2011. Una etapa sin incidencias en la general, pero que seguramente ofrecerá un gran ambiente gracias al público vasco. 

Etapa 13: Bilbao – Urdax-Dantxarinea (213,4 km)

La etapa más larga de la presente Vuelta a España: 213 km de recorrido a priori no demasiado exigente, aunque no exento de cotas montañosas (hasta cuatro puertos de 3ª categoría y otros repechos sin puntuar). La carrera partirá de Bilbao y recorrerá el interior de Vizcaya y Guipúzcoa (también se pasará por San Sebastián) en un incómodo recorrido sube y baja que les llevará a pisar suelo francés para acabar en la pequeña localidad navarra de Urdax-Dantxarinea. Se espera una oportunidad para los hombres más veloces del pelotón, aunque no se descarta el triunfo de una fuga que lo intente desde lejos. 

Etapa 14:  Urdax-Dantxarinea – Aubisque-Gourette (196 km)

La etapa reina de La Vuelta a España saldrá de Urdax y a partir de ahí transcurrirá de forma íntegra por territorio francés en un recorrido rompepiernas. Se subirán tres puertos de primera categoría (Col Inharpu, Col de Soudet y Marie Blanque), con pendientes realmente pronunciadas, largos ascensos y carreteras estrechas, para culminar con la subida definitiva al Aubisque (de categoría especial), casi 17 km al 7% de media. Una etapa francamente complicada y que seguramente se cobrará las opciones de podio o victoria final de alguno de los favoritos. 

Etapa 15: Sabiñánigo – Sallent de Gállego. Aramón Formigal (118,5 km)

Etapa corta y por ello, más peligrosa de lo que parece. El cansancio del día anterior estará presente en las piernas de muchos corredores y a poco que los gallos impriman un ritmo fuerte, pueden producirse sorpresas en un terreno tan quebradizo entre Sabiñánigo y Formigal. La dificultad se incrementa con el paso de los kilómetros: se sube un puerto de tercera (Petralba), uno de segunda (Cotefablo) y se finaliza con un interesante final en alto en la estación de Formigal (primera categoría). Las opciones de que la fuga llegue a buen puerto son elevadas en esta etapa que discurre por terreno oscense. Quizá cuenten con el beneplácito del pelotón tras un día tan duro como el anterior. Jornada para estar muy atento. 

Etapa 16: Alcañiz – Peñíscola (156,4 km)

Por fin una etapa que, si no ocurre nada extraño, será de transición para la mayor parte del pelotón. Se parte del Bajo Aragón (Alcañiz) en dirección a la costa mediterránea en un recorrido de distancia moderada (156 km) con un puerto de tercera como único escollo (Alto del Castillo de Morella). A partir de ahí, terreno completamente favorable para que el gran grupo 'vuele' hacia Peñíscola en una etapa destinada a resolverse al sprint. 


Jornada de descanso


Etapa 17: Castellón – Llucena. Camins del Penyagolosa (177,5 km)

Los corredores disfrutarán del segundo día de descanso para encarar la fase definitiva de La Vuelta en la Comunidad Valenciana. Castellón dará el pistoletazo de salida de una etapa sinuosa con dos puertos de segunda y otro de tercera que conducirán al pelotón a un nuevo final en alto, el inédito Alto Mas de la Costa (1ª), 4 kilómetros al 12,3% y rampas de hasta el 22% en el último kilómetro. Un puerto explosivo y muy duro que puede pasar factura a quien no se encuentre en plenas condiciones y hacerle perder unos valiosos segundos de cara a la clasificación general. 

Etapa 18: Requena – Gandía (200,6 km)

La segunda etapa más larga de La Vuelta (200 km) partirá de Requena (otra salida inédita) a través de un perfil quebrado, con el paso por el Puerto de Casa del Alto (2ª) para darle vida a una posible escapada. El terreno escarpado irá perdiendo potencia y se irá haciendo favorable (descendente) para un pelotón dispuesto a no dejar pasar su penúltima opción de sprint masivo en Gandía. Los favoritos guardarán fuerzas esta jornada. 

Etapa 19: Xàbia – Calp (37 km) CRI

No es frecuente ver la contrarreloj individual en una etapa tan lejana. Sin embargo, en esta ocasión La Vuelta ha preparado una prueba contra el crono entre las localidades alicantinas de Jávea y Calpe con un perfil prácticamente llano. Su longitud (37 km) y perfil sin cotas hacen pensar que será un experto rodador contra el crono quien se lleve el triunfo. Es una incógnita si los favoritos de cara al triunfo final pondrán toda la carne en el asador o se reservarán de cara a la determinante etapa del día siguiente. 

Etapa 20: Benidorm – Alto de Aitana. Escuadrón Ejército del Aire (193,2 km)

Etapa decisiva que confirmará el vencedor final de La Vuelta. La larga distancia (193 km) a recorrer será un añadido al duro perfil que les espera a los corredores: un terreno sinuoso con cuatro puertos de segunda categoría servirá de aperitivo antes de encarar la última ascensión de la carrera. El Alto de Aitana (categoría especial, 22 km al 5,7% de media y casi 1.300 metros de desnivel acumulado) dictará sentencia y será la última oportunidad de asaltar el maillot rojo (si no está ya decidido). Esta larga y dura ascensión definirá el vencedor y el podio final. 

Etapa 21: Las Rozas – Madrid (104,8 km)

Última etapa de una dura Vuelta a España 2016 que servirá para homenajear al pelotón: el vencedor final, los ganadores de los otros maillots y, en general, todos los 'supervivientes' de la ronda española. Las Rozas será el punto de partida para un pelotón que comenzará la jornada como una fiesta para luego llegar a la capital madrileña. El tradicional circuito por sus calles finalizará con un casi seguro sprint (el más prestigioso para los velocistas) que dará paso a la ceremonia final, poniendo el punto y final a la 71ª Vuelta a España. 

VAVEL Logo