En estado de gracia
Gilbert superó a Kwiatkowski en la Amstel Gold Race. | Foto: Yuzuru Sunada

Uno, dos, tres… y cuatro. Dos semanas después de su exhibición en el Tour de Flandes, el campeón del mundo en 2012, Philippe Gilbert (Quick-Step Floors) logró su cuarta Amstel Gold Race tras imponerse al polaco Michal Kwiatkowski (Team Sky) al esprín. Tras más de seis horas y media de carrera, Kwiatkowski fue superado por un potente Gilbert. El podio lo completó el australiano Michael Albasini (ORICA-Scott), mientras que José Joaquín Rojas (Movistar Team) e Ion Izagirre (Bahrain Merida Pro Cycling Team) fueron quinto y sexto, respectivamente.

Continuo sube y baja

En los 261 kilómetros de la carrera, los ciclistas tenían que afrontar más de treinta subidas. Las más duras de ellas, junto a las tres ascensiones al Cauberg, eran las de Kuisberg y Keutenberg, entre otras.

A diferencia de las pasadas ediciones, la edición de la Amstel Gold Race de 2017 no contaba con la última ascensión al Cauberg dentro de los últimos diez kilómetros. Los ciclistas, una vez coronado el Bemelerberg, iban ya directos hacia la línea de meta, situada pocos kilómetros después.

Fuga de doce

La fuga de 52ª edición de la Amstel Gold Race estuvo formada por Lars Boom (Team LottoNL-Jumbo), Tim Ariesen (Roompot-Nederlandse Loterij), Nikita Stalnov (Astana Pro Team), Mads Würtz Schmidt (Team Katusha-Alpecin), Stijn Vandenbergh (AG2R La Mondiale), Kenneth Van Rooy (Sport Vlaanderen-Baloise), Brendan Canty (Cannondale-Drapac Pro Cycling Team), Johann Van Zyl (Dimension Data), Pieter Vanspeybrouck (Wanty-Groupe Gobert), Vincenzo Albanese (Bardiani-CSF), Michal Paluta (CCC Sprandi Polkowice) y Fabien Grellier (Direct Energie). La ventaja de los doce escapados nunca llegó a preocupar el pelotón, quien estuvo casi siempre liderado por BMC Racing Team y Team Sunweb.

Kwiatkowski no se rindió

Pese a una caída de Philippe Gilbert (Quick-Step Floors) a poco más de cien kilómetros de la llegada, la carrera transcurrió con bastante normalidad hasta en los últimos cincuenta kilómetros de la carrera. En el pie del Kruisberg, el joven francés Fabien Grellier fue el último integrante de la fuga en ser neutralizado. Pocos metros después, Tiesj Benoot (Lotto Soudal), quien unos kilómetros después acabaría cediendo por aparentes problemas mecánicos, lanzó un potente ataque. Benoot se llevó consigo a Sergio Luis Henao (Team Sky), Nathan Haas (Dimension Data), Philippe Gilbert (Quick-Step Floors) y Michael Albasini (ORICA-Scott). Poco después, con el Kruisberg ya coronado, los españoles José Joaquín Rojas (Movistar Team) e Ion Izagirre (Bahrain Merida Pro Cycling Team) conectaron con los demás escapados.

A menos de treinta kilómetros de meta, Michal Kwiatkowski (Team Sky) atacó en el Keutenberg mientras que ni Alejandro Valverde (Movistar Team) ni Greg Van Avermaet (BMC Racing Team) pudieron seguir al polaco. Kwiatkowski logró conectar con el grupo de Henao y Gilbert.

La tercera y última subida al Cauberg fue superada sin ataques por parte de los siete escapados, mientras que, detrás, Van Avermaet y Valverde iban alejándose del grupo cabecero. En la última subida, en Bemelerberg, cuando los ciclistas se aproximaban a la cima de la ascensión, Kwiatkowski realizó un potente ataque que solo fue respondido por Gilbert.

Gran esprín de Gilbert

Gilbert y Kwiatkowski abrieron un pequeño pero decisivo hueco que nadie supo recortar. Los dos antiguos campeones del mundo llegaron al último kilómetro con más de veinte segundos de ventaja. Kwiato, situado justo detrás de Gilbert, fue el primero en comenzar el esprín pero Gilbert supo mantenerle el pulso y le superó a cincuenta metros de la llegada. Michael Albasini completó el podio.

VAVEL Logo