Calmejane logra el botín y los "gallos" guardan pólvora
Segunda victoria francesa en lo que va del Tour | Fuente: Tour de Francia

Calmejane logra el botín y los "gallos" guardan pólvora

El joven francés se quedó con la octava etapa después de ser el más fuerte de la fuga que alcanzó los 50 corredores. La clasificación general no sufrió modificaciones, a pesar de la montaña.

juandeverdad
Juan Fernando Díaz Silva

Después de un inicio bastante frenético, el lote de favoritos permitió que cerca de 50 corredores lograran la escapada y batallaran por el triunfo de etapa. Lilian Calmejane (Direct-Energie) firmó el primer triunfo para una fuga en esta edición del Tour de Francia, además de sumar los puntos suficientes para destronar a Fabio Aru (Astana) en la clasificación de la montaña. El veterano neerlandés, Robert Gesink (Team LottoNL-Jumbo), fue segundo en la línea de meta a 37 segundos. Los favoritos llegaron a 50 segundos, quienes pensaron más en la dura etapa de mañana que en sacar diferencias hoy.

Primera llegada alpina

 Los Alpes franceses recibían una vez más la caravana de la Grand Boucle. El punto partida fue la ciudad del químico Louis Pasteur, Dole, con arribo, por segunda vez en la historia del Tour, a la estación de esquí Les Rosses (187,5 km). La primera vez fue en 2010 donde Sylvain Chavanel alzó los brazos después de una fuga en solitario, un poco parecido a lo ocurrido hoy con su compatriota, Calmejane.

El recorrido de este octavo día era de poner atención por los tres puertos de montaña que se ascendieron: Col de la Joux (tercera categoría), Côte de Viry (segunda categoría) y Les Molunes (primera categoría). En la previa se esperaba algunos movimientos para sacar diferencias, pero fue todo lo contrario, el Sky impuso nuevamente su poderío al frente del lote y ejerció un ritmo perfecto, nadie se atrevió a quitarles la punta del pelotón.  

Perfil de la etapa ocho | Fuente: Tour de Francia

Un inicio al sprint

Los primeros kilómetros de esta octava etapa estuvieron marcados por el ritmo infernal que llevaba el gran pelotón (en la primera hora el ritmo fue de 47, 876 km/h), quien, además,  no permitió ninguna escapada hasta después del sprint intermedio que fue conquistado por André Greipel (20 puntos), segundo Michael Matthews (17 puntos) y tercero Marcel Kittel (15 puntos); Démare no disputó el sprint, se colgó en los primeros pedalazos de carrera, no aguantó el ritmo y cuando se transcurría el kilómetro 80 ya perdía diez minutos con el lote principal.

Pasado el sprint intermedio, los típicos cazadores de etapas empezaron a lanzar sus ataques y soñar con alzar los brazos en la estación Les Rousses. Pues fue mucho el afán. A la mitad de carrera se veía mucho desorden, se armaron dos grupos en fuga, los cuales en el primer puerto del día (Col de la joux, 3ra Cat.) se unieron y llegaron a ser 50 corredores, entre ellos Calmejane. Warren Barguil (Team Sunweb), Serge Pauwels ( Dimension Data) y Greg Van Avermaet (BMC) fueron los que más movieron la fuga.

La fuga del día | Fuente: Tour de Francia

Nada fue tropiezo para Calmejane

Después de varios movimientos y ataques en la punta de carrera, solo siete empezaron a escalar el último puerto del día por delante de los favoritos: Warren Barguil, Robert Gesink, Greg Van Avermaet, Lilian Calmejane, Michael Valgren (Astana), Nicolas Roche (BMC) y Serge Pauwels. Entre ellos estaba el triunfo de etapa, el que tuviera mayor capacidad de sufrimiento era el ganador. Los ataques fueron y vinieron pero Calmejane y Gesink fueron los que guardaron más y se regularon mejor, mientras que en la parte de atrás, los favoritos acumulaban fuerza y “pólvora” para lo que se viene mañana, todos muy tranquilos. (Así vivimos la etapa en VAVEL)

Faltando escasos cuatro kilómetros para coronar el puerto y 16km para el arribo, el francés y joven promesa, ganador de la camiseta de montaña en la pasada Paris-Niza 2017, lanzó su “hachazo” y los fue soltando uno por uno de su rueda, llegó primero al puerto de primera categoría haciéndose con la camiseta de las pepas rojas. Le quedaban 12 mil metros a tope, Gesink lo perseguía.

Pero pasó lo inesperado, un calambre. A falta de cinco kilómetros para culminar la etapa, Lilian Calmejane sufrió un calambre que le agotó el ritmo. Pero eso no fue nada, la sed de victoria pudo más para él, con el alma y la fuerza que identifica a todo ciclista Calmejane se hizo con el botín y le sacó 37 segundos a su perseguidor, Robert Gesink.

Clasificaciones tras la octava etapa

Mañana: guerra asegurada

La novena etapa de este Tour 2017 será para muchos la etapa reina de esta edición. Con tres puertos fuera de serie, uno de segunda, dos de tercera y uno de cuarta, es una batalla segura. No habrá que guardar nada. Los ataques no se van hacer esperar, esperemos que sea un lindo duelo.

Perfil etapa nueve | Fuente: Tour de Francia
VAVEL Logo