Mikel Landa: "Ir a un equipo español y tener la oportunidad de liderarlo es un incentivo"
Mikel Landa durante una de las carreras de la temporada | Foto: Mikel Landa - VAVEL

Después de imponerse en dos etapas y tener que conformarse con la tercera posición en la clasificación general del Giro de Italia 2015, en las filas del Astana Pro Team, todo cambiaba un año después. El ciclista vasco ya no estaba en el conjunto kazajo como gregario de lujo, sino que asumía galones fichando por el Team Sky, equipo que le permitía afrontar la ronda italiana como jefe de filas. En 2016 la suerte no estaba de su lado, teniendo que abandonar la carrera en la décima etapa, y un año después, en 2017, una caída le privaba de luchar por la clasificación general, teniendo que reinventarse para hacerse con una victoria de etapa además de un segundo y tercer puesto en otras dos etapas, concluyendo décimo séptimo en la general. De ahí en adelante, Mikel sumaba un subcampeonato contrarreloj de España, era séptimo en la prueba en ruta y acudía al Tour de Francia como un gregario de lujo de Chris Froome, siendo cuarto en dos etapas para que en sus dos últimas carreras hasta el momento, la Clásica San Sebastian y la Vuelta a Burgos, terminara en quinta y primera posición respectivamente.

"La Fundación estaba pasando por un momento complicado, no podía dejar que esto se terminase, decidí involucrarme de lleno"

Como no podía ser de otra manera, Landa se mostraba muy contento con el nivel mostrado durante todas y cada una de las carreras en las que ha tomado partida durante la presente temporada, sobre todo en el Giro de Italia y el Tour de Francia, pensando en el Giro de Lombradía. "La verdad es que mi rendimiento fue una sorpresa, venía de hacer el Giro, no sabía cómo iba a responder y según iban pasando los días me encontraba mejor, llevo mucho tiempo sin competir, el estado de forma que tuve también se ha ido. Tras Giro y Tour el cuerpo se ha relajado mucho y me va a costar mucho estar al nivel de los mejores. Intentaré acabar la carrera y si tengo una oportunidad, pues intentaré aprovecharla. Estoy esperando a ver el recorrido completo del Giro de Italia 2018, me gusta mucho y es una carrera que se adapta bien a mis características y sí, tarde o temprano me gustaría ir a por ella", comentó en Planeta Eurosport.

Para terminar, Mikel Landa valoró su etapa en el Team Sky antes de poner rumbo al Movistar Team, y el hecho de tomar las riendas de un proyecto como el de la Fundación Euskadi. "Llevo años en el extranjero, con pocas oportunidades, ahora ir a un equipo español y tener la oportunidad de liderarlo en las mejores carreras del mundo, pues es un incentivo, el calendario es largo, el año es largo, hay muchas carreras y nos intentaremos repartir de la mejor forma. La Fundación estaba pasando por un momento complicado, han hecho las cosas muy bien durante 24 años, yo salí de ahí, y no podía dejar que esto se terminase, decidí involucrarme de lleno en ese proyecto, apoyarlo sobre todo con mi imagen y mi experiencia, todavía tengo años por delante y espero dar lo mejor de mí en lo deportivo, y tampoco puedo centrar todas mis fuerzas en la Fundación, tengo que dar pedales todavía y veremos hasta dónde podemos llegar con la Fundación", concluyó. 

VAVEL Logo