No hay quien pueda con el líder
Simon Yates celebra la victoria en la 11ª etapa del Giro de Italia 2018. Foto: @giroditalia

No hay quien pueda con el líder

El corredor británico del Michelton-Scott volvió a demostrar su valentía y su gran estado de forma con otra exhibición en el muro de Osimo ganado la etapa y aumentando su ventaja.

RAV
Raúl Arroyo Viejo

Imparable es la mejor palabra para definir a Simon Yates (Michelton-Scott) en estos momentos. El británico sabedor de sus puntos fuertes y de los demás, no pierde la oportunidad para intentar rascar algo de diferencia en las etapas de montaña pensando en que pueda perder tiempo en la contrarreloj de la próxima semana. Y es por eso que en la etapa de hoy con 156 kilómetros entre Assisi y Osimo el británico no quiso perder la oportunidad y atacó en el último kilómetros para arañar algunos segundos y probar el estado en el que se cuentan sus rivales.

Preciosa estampa en la 11ª etapa del Giro de Italia 2018.
Preciosa estampa en la 11ª etapa del Giro de Italia 2018. Foto: @giroditalia

La jornada de hoy comenzó tranquila en los primeros kilómetros, ya que no se formó la primera fuga del día hasta pasados 35 kilómetros. El español Luis León Sánchez (Astana) y el italiano Alessandro De Marchi (BMC) fueron los encargados de dar forma a esa fuga consiguiendo distanciarse rápidamente y abrir un hueco cercano a los dos minutos en los primeros kilómetros de fuga. No serían los únicos en esa fuga ya que en los siguientes kilómetros siguieron uniendose corredores. Fausto Masnada (Androni Giocattoli-Sidermec) fue el primero en sumarse y al cual siguieron Mirco Maestri (Bardiani) y Alex Turrin (Willier Triestina). 

Al paso por la cima del Passo Cornello, primer puerto del día, los escapados disponían de una ventaja de unos cuatro minutos por lo que equipos como el Lotto-Jumbo cogían la cabeza del pelotón para intentar reducir las distancias y mantener vivas las esperanzas de Enrico Battaglin para la victoria en la etapa de hoy. Por momentos, la diferencia entre fugados y pelotón consiguió reducirse pero el buen entendimiento del grupo de fugados y sobre todo el empuje de Luis León volvieran a aumentar la renta a algo más de tres minutos.

"Veo mejor a Dumoulin y eso no es una buena noticia para mí", dijo Simon Yates.

Tras el paso por Valico di Pietra Rossa, segundo puerto del día, los escapados se mantenían a 1:40 mientras se acercaban a la ciudad de ciudad natal de Michele Scarponi donde se le realizó un bonito homenaje y en el que a los corredores les esperaba un durísimos muro con porcentajes de hasta el 12%. Luis coronaba en primera posición adjudicándose los puntos y homenajeando de la mejor manera que pudo a su excompañero fallecido el pasado año.

Tras este imponente muro,  Turrin y Maestri no consiguieron aguantar el ritmo de sus compañeros quedando descolgados y siendo absorbidos por el pelotón a 15 kilómetros del final. Los otros tres corredores todavía en cabeza iban viendo como se reducía su diferencia en la subida a San Patertiano donde el pelotón estaba imponiendo un gran ritmo. A falta de cinco kilómetros para el final la fuga fue totalmente absorbida abriendo un gran abanico de posibilidades con el respecto al posible ganador de etapa.

Luis León Sanchez, Fausto Masnada y Alessandro De Marchi protagonistas del dia.
Luis León Sanchez, Fausto Masnada y Alessandro De Marchi protagonistas del dia. Foto: @giroditalia

"No tuve fuerzas para ganar la etapa pero estoy contento", comentó Tom Dumoulin.

Tim Wellens (Lotto Soudal) y Zdeněk Štybar (Quick-Step Floors) lo probaban a falta de 4 kilómetros. Por su parte Esteban Chaves que en la etapa de ayer perdía todas sus opciones cediendo más de 25 minutos, volvía a sufrir y quedaba en las últimas posiciones del grupo. Chris Froome (Team Sky) y Miguel Angel Lopez (Astana) también comenzaban a ceder terreno con el resto de los favoritos.

Finalmente a falta de algo más de un kilómetros el actual lider del Giro, Simon Yates, se lanzaba a por la victoria y ante la posibilidad de romper a sus rivales. Su ritmo infernal acabó con Wellens y Štybar y tan solo un aguerrido Tom Dumoulin (Sunweb Team) que no da su brazo a torcer, fue el único en plantarle cara en un precioso final en las calles adoquinadas de Osimo donde Yates aguantó el ritmo en la última subida y se hizo con la victoria. Tom Dumoulin entró en segunda posición a dos segundos y Davide Formolo (Bora-Hansgrohe) fue tercero a cinco segundos.

"La caída de Israel me ha lastrado, pero no me rindo", declaró Chris Froome.

Con la ventaja de hoy y la bonificación, Yates afianza su liderato seguido por Dumoulin a 47 segundos y Thibaut Pinot a 1:04. Froome volvió a ceder, esta vez fueron 40 segundos los que perdió el lider del Sky con respecto a la maglia rosa. El mejor español volvió a ser Pello Bilbao (Astana) que entró a 36 segundos del ganador y se mantiene como octavo clasificado en la general a 2:54 minutos de Yates. Mención a parte para Luis León Sanchez que hizo una tremenda carrera en la jornada de hoy.

VAVEL Logo