Dideriksen da la sorpresa y se lleva el arcoíris

Amalie Dideriksen nueva campeona del mundo femenina tras ser la más fuerte en el sprint masivo. La joven ciclista de sólo 20 años consigue su primer titulo élite después de lograr dos campeonatos junior. Wild, plata y Lepistö, bronce. Sheyla Gutiérrez 8ª.

Dideriksen da la sorpresa y se lleva el arcoíris
Podio élite femenino. Foto: UCI

Amalie Dideriksen ciclista danesa del Boels-Dolmans ha logrado el mayor triunfo de su carrera en las calles de Doha sin ser una de las máximas favoritas y ante ciclistas con a priori más calidad y experiencia. La plata fue para la holandesa Kirsten Wild del Hitec Products, mientras que el bronce se lo adjudicó la finlandesa Lotta Lepistö corredora del Cervelo-Bigla.

Dideriksen a pesar de su edad ya ha logrado buenas victorias como una etapa del Boels Rental además de varias contrarrelojs por equipos. La ciclista danesa era una de las grandes promesas del ciclismo femenino tras lograr dos mundiales en ruta en categoría junior pero gracias a este titulo ya se ha consagrado como una realidad.

Rápido inicio con caídas y fuerte calor

El comienzo de la prueba fue algo accidentado con caídas de varias corredoras y ciclistas teniendo que bajar al coche a avituallarse incluso antes de que se diera la salida lanzada. El primer ataque correspondió a la selección japonesa con la ciclista Eri Yonamine que en solitario llegó a tener hasta 30'' de ventaja con respecto al pelotón. Cuando faltaban 89 km. para la línea de meta la japonesa vio como se le unía la ciclista suiza Nicole Hanselmann con apenas quince segundos de ventaja. 

A falta de cuatro vueltas para el final el pelotón pasó agrupado por meta tras ese reagrupamiento las holandesas intentaron varios movimientos de lejos pero estaban muy vigilidadas a parte de que el recorrido no permitía nada. Todas las corredoras holandesas probaron su ataque intentando romper la carrera pero no les fue posible. Durante muchos kilómetros los ataques se sudecieron en especial de las neerlandesas pero también estadounidenses lo probaron con más suerte ya que Neben logró marcharse en solitario.

Pelotón por la calles de Doha. Foto: UCI

A partir de ahí una calma tensa se apoderó del pelotón con la selecciones belga y australiana en persecución de Neben que llegó a tener una ventaja de cincuenta segundos. Las selecciones se confiaron y la diferencia no bajaba para la americana que veía como sus opciones aumentaban aunque tras cada kilómetro que pasaba más selecciones entraban al relevo.

Últimos veinte kilómetros a cara de perro

Las ciclistas entraron en los últimos veinte kilómetros con Amber Neben con apenas veinte segundos de ventaja sobre un pelotón tirado por practicámente todas las selecciones potentes. Neben aguantaría con su intentona en solitario hasta el último paso por la línea el avituallamiento. Con la americana cazada la británica Dani King que provocó cortes en el pelotón aunque rápidamente se volvieron a reajuntar. En los últimos kilómetros la selección holandesa tomó el control hasta el sprint final dónde la danesa Dideriksen  se aprovechó de ese trabajo para llevarse la victoria tras salir por el lado izzquierdo de la carretera y batir por poco a Wild

Alba Teruel, Sheyla Gutiérrez y Alicia González. Foto: RFEC

Gran papel de las españolas

La selección española integrada por tres ciclistas jóvenes realizó un gran papel estando siempe atentas en carrera. Sheyla Gutiérrez que acudía a Qatar como líder terminó en un gran octavo puesto en el sprint final tras tener que colocarse en los últimos kilómetros en solitario. Alicia González terminó 65º a dieciocho segundos de la ganadora, mientras que la cruz fue para Alba Teruel que sufrió una caída y se quedó muy cortada hasta entrar penúltima (102º) a más de diez minutos.

Clasificación