Dumoulin, broche de oro en casa

Campeón del Giro de Italia, el ciclista neerlandés se impuso en el BinckBank Tour. Stuyven ganó la última etapa.

Dumoulin, broche de oro en casa
Dumoulin, broche de oro en casa. | Foto: BinckBank Tour

El corredor neerlandés del Team Sunweb, Tom Dumoulin, ha puesto el broche de oro a su temporada 2017 consiguiendo la victoria final en el BinckBank Tour (antes Eneco Tour o Tour del Benelux). Vigente campeón del Giro de Italia y tres veces campeón nacional contrarreloj, Dumoulin fue segundo en la edición del año 2013 por detrás del checo Zdenek Stybar, siendo capaz en esta ocasión de resistir el ímpetu de sus principales rivales. Por un lado el campeón del mundo, Peter Sagan (SVK, Bora), que perdió sus posibilidades debido a una avería en su bicicleta en la penúltima etapa. Por otro, el belga Tim Wellens (Lotto-Soudal), que partía de salida con una desventaja de tan solo cuatro segundos respecto a Dumoulin con las bonificaciones correspondientes al kilómetro de oro y al orden de llegada en meta por delante.

Dumoulin gestionó magistralmente la carrera La carrera de Dumoulin esta semana ha sido muy inteligente, controlando sus emociones y no dejándose llevar por la precipitación. Supo marchar siempre bien colocado en las primeras jornadas bajo la lluvia y el viento, dejando que sus rivales asumieran un mayor desgaste. En ese momento Peter Sagan y Stefan Küng se postulaban como los principales favoritos al triunfo final. El peso del liderato le pasó factura al corredor suizo, incapaz de controlar la carrera ni siquiera con la ayuda de su equipo, BMC.

Dumoulin, el triunfo de la regularidad y la consistencia. | Foto: BinckBank Tour
Dumoulin, el triunfo de la regularidad y la consistencia. | Foto: BinckBank Tour

Ni siquiera la etapa con salida y meta en el Bike Park del propio Tom Dumoulin fue capaz de alterar el pulso del maglia rosa 2017. Mientras un inquieto y voraz Peter Sagan saltaba ante cualquier ataque y luego se mostraba nervioso pidiendo ayuda en el relevo al frente del grupo de los favoritos, Dumoulin permanecía sereno en ese grupo viendo cómo Lars Boom conseguía no solo el triunfo sino también el maillot verde de líder. Tranquilo, centrado y bien situado en la clasificación general, su momento iba a llegar.

Una avería dejó el sábado sin opciones a SaganLas circunstancias de la carrera han terminado favoreciendo la regularidad del ciclista neerlandés, que se lleva el BinckBank Tour sin ninguna victoria de etapa pero habiendo gestionado la semana de manera magistral. A sus 26 años y tras ganar su primera gran vuelta por etapas, Dumoulin está alcanzando el punto justo de madurez competitiva que le puede conducir a mayores cotas aún. A partir de ahora, sin el desgaste de la Vuelta a España, se concentrará en la preparación del campeonato del mundo contrarreloj.

La última jornada de este BinckBank Tour, a diferencia de la mayor parte de las vueltas por etapas, no fue ni mucho menos de trámite. Con un trazado precioso que la convertía en un pequeño Tour de Flandes, acumulando nada menos que nueve muros en los últimos 50 kilómetros, se ponía en juego no solo el triunfo de etapa, con numerosos pretendientes, sino también la victoria final en el podio de Geraardsbergen.

Sagan se tuvo que conformar con el maillot azul de los puntos. | Foto: BinckBank Tour
Sagan se tuvo que conformar con el maillot azul de los puntos. | Foto: BinckBank Tour

Preciosa última etapa, nerviosa y emocionanteNuevamente fue Peter Sagan el encargado de abrir las hostilidades, con un tremendo hachazo en el muro situado a 26 kilómetros de meta. El ataque fue duro, pero los favoritos resistieron. Un poco más adelante, lucha sin cuartel en el kilómetro de oro, a 19 de meta. Muy inteligente y dosificando esfuerzos, Dumoulin se limitó a pasar por delante de Wellens en dos ocasiones, consiguiendo dos segundos más de ventaja en la clasificación general (seis en total). No obstante, sorprendió ver a Philippe Gilbert (BEL, Quick Step) esprintando 'a tope' cuando sin tener nada en juego.

Otra vez el infortunio parecía cebarse con Peter Sagan, con una nueva avería mecánica a falta de 13 kilómetros para el final, justo cuando el conjunto Bora se hacía con el mando de la cabeza del pelotón. Por suerte para el eslovaco, esta vez los coches sí estaban cerca del percance y un kilómetro después alcanzaba al gran grupo. Aprovechando el descontrol, Katusha, Roompot y Quick Step tensaron la carrera enfilando el pelotón a poco de encarar el último muro.

Triunfo de la regularidad y consistencia de DumoulinA la llegada al muro, a solo seis kilómetros de meta, el conjunto Trek-Segafredo ponía un ritmo alto, pero insuficiente para controlar a Van Avermaet y Sagan, que saltaron con fuerza. Dumoulin y Sutterling aguantaron sin mayores dificultades mientras Wellens se quedaba cortado. Solamente al comenzar el descenso fue cuando el líder miró hacia atrás, mostrándose tranquilo pero sin confianzas. De hecho, Wellens logró reintegrarse en el grupo en la bajada, cuando Jasper Stuyven (BEL, Trek-Segafredo) lanzó el ataque definitivo para sentenciar el triunfo de etapa. Con un sufrimiento extremo en el muro final, Stuyven resistió el envite del pelotón en la recta de meta por apenas unos metros. Philippe Gilbert entró en segunda posición y Tom Dumoulin fue tercero, levantando su brazo derecho en señal de su triunfo final tras cruzar la línea de meta.

Vídeo: final de la última etapa del BinckBank Tour 2017. (Fuente: Cyclismo HD).

Dos ganadores: Stuyven, etapa y Dumoulin, general. | Foto: BinckBank Tour
Dos ganadores: Stuyven, etapa y Dumoulin, general. | Foto: BinckBank Tour

Decepción para Peter Sagan, que se quedó sin la etapa que hubiera sido la tercera esta semana y su victoria parcial número cien, aunque la 103 como profesional. De más a menos, el campeón del mundo se tuvo que conformar con el maillot azul de la clasificación por puntos. Acompañando a Tom Dumoulin (Sunweb) en el podio se situaron los belgas Tim Wellens (Lotto-Soudal), a 17" y el vencedor de etapa Jasper Styuven (Trek-Segafredo), a 46". Emocionante y bonito final para un BinckBank Tour que ha brindado una semana plena de espectáculo. Sin duda una gran carrera.