Esther Rivas: "Los casting que hacemos los actores son como exámenes de selectividad pero donde nos graban"

Todo el reparto de "Casting", la ópera prima del realizador sevillano Jorge Naranjo, ha sido laureado en la XVI Edición del Festival de Málaga con la Biznaga de Plata al mejor actor y actriz de reparto. Con sus dos protagonistas, Esther Rivas y Javier López, y con parte de este reparto coral, Ken Appledorn, Carmen Mayordomo y Nay Díaz, tuvimos la oportunidad de hablar la semana pasada en una entrevista en exclusiva para VAVEL.

Esther Rivas: "Los casting que hacemos los actores son como exámenes de selectividad pero donde nos graban"
De Arriba a Derecha: Marta Poveda, Ken Appledorn, Carmen Mayordomo, Beatriz Arjona, Nay Díaz, Dani Pérez-Prada. Sentados: Esther Rivas y Javier López junto a Jorge Naranjo, director. (Foto sin efecto: Pipo Fernández. FestivaldeMalaga.es).

El reparto de Casting, ópera prima del realizador sevillano Jorge Naranjo, llegó al Festival de Málaga con ganas de pasárselo bien. Como uno más de los miles de espectadores malagueños que estos días han disfrutado de la gran fiesta del cine español, nos encontrábamos a los actores en las taquillas del Cervantes adquiriendo entradas, disfrutando del casco histórico de la capital malagueña o en la puerta del Albéniz a la espera de entrar a ver una película. Ocho días después, los jóvenes intérpretes dicen adiós a esta gran aventura con el mejor final posible: Biznaga de Plata al mejor actor y actriz de reparto concedida a todos ellos. Una gran recompensa a todo el esfuerzo, las ganas y la ilusión que pusieron cada uno de ellos en un proyecto que comenzó a gestarse hace más de dos años. Con parte de este elenco ganador, Esther Rivas, Javier López, Ken Appledorn, Carmen Mayordomo y Nay Díaz, tuvimos la suerte de hablar la semana pasada en una entrevista en exclusiva para VAVEL.

Pregunta: ¿Cómo recordáis vuestro primer casting?

Respuesta: Javier López: Mi primer casting fue en la Facultad de Periodismo. Pensaba que era presentar un programa piloto. Entonces fui al casting y sentado allí me di cuenta que no, que era para un cortometraje. Desde siempre me había gustado a mí eso de actuar, pero pensé que nunca había hecho nada de interpretación...pero al final lo hice. Gracias a este primer casting que dije: "Pues venga, va, voy a probar en esto". Acabe periodismo para acabarla y ya comencé a formarme en interpretación más en serio.

Ken Appledorn: No me acuerdo sinceramente [risas]. He pasado por tantos, pero creo que era un curso de casting.

Carmen Mayordomo: Llevo más de 20 años currando, pero yo creo que en mi primer casting me quedé sin voz de puro nervio. Lo recuerdo tremendo. No me maltrataron especialmente, simplemente era puro nerviosismo mío. Normalmente, los casting suelen ser incómodos porque te juegas mucho en poco tiempo y normalmente estás al 40 o al 50 por ciento de las posibilidades que tienes como profesional.

Nay Díaz: Fue hace como seis años, una especie de corto de escuela y la verdad es que me dio mucha ilusión porque yo estaba estudiando en la escuela. Fue como una primera vez. Un primer contacto, mucha inexperiencia, pero un subidón.

"Los casting suelen ser incómodos porque te juegas mucho en poco tiempo", Carmen Mayordomo

Esther Rivas: El primer casting que yo hice fuera para La Tira [una serie de televisión], pero para la película de Javier Fesser me llamó él directamente. Me dijo: "te quiero en Camino" y yo dije "pues venga". Y el casting de La Tira fue muy bonito porque el director de casting y demás fueron maravillosos, nada que ver con lo que me hacen en esta película [risas].

P: Tanto Javier como Esther volvéis a repetir con un viejo amigo, Jorge Naranjo. ¿Qué tal la experiencia?

Javier: Muy buena. A Jorge lo conocí por casualidad a través de un amigo en común, además yo vivía en un bajo y en el ático del mismo bloque y así nos hicimos amigos. Y lo Casting, a raíz de nuestra amistad que yo me iba a su casa, él a la mía, pues es como seguir la amistad pero en el rodaje. Evidentemente hay tensiones, sobre todo cuando se rueda y no tenemos medios, pero la verdad es que es un placer; a mí me relaja muchísimo que además del director, Jorge es mi amigo.

"A mí me relaja muchísimo que además del director, Jorge es mi amigo", Javier López

Esther: Muy bien. Cuando ya coincidí con él para LLama ya, el cortometraje de Notodo, la verdad es que nos entendimos perfectamente. Entonces, como decir que no esta vez. Cuando te entiendes con alguien y encima en este medio estás cómodo y a gusto, para delante.

P: Cada uno de los personajes de la película adoptan vuestros nombres reales. ¿Cuánto hay de vosotros en el personaje?

Javier: La esencia es bastante Javier López. Tal vez en la película se ve un Javi que no hubiese reaccionado así. Yo no hubiese reaccionado así ante las cosas que pasan en la película. No soy tan serio como ese Javi [risas]. Me gusta más el juego.

Carmen: Creo que bastante. Aunque es la típica ayudante que no tiene ningún poder pero que es más "cabrona" que su propia jefa. Y mi personaje se ve con poder y los maltrata un poco, pero luego no es mala. Hay una parte de temperamento que sí que es mía, pero no tengo tan mala leche [risas].

Nay: Pues la verdad bastante. Quizá la parte más infantil, ingenua o traviesa está mostrada. Pero también hay una parte del director, de Jorge. De hecho, yo creo que en todos los personajes está presente él, cada uno de nosotros va acompañado de la mano de Jorge.

Ken: De mí hay un 90 por ciento. La relación de mi pareja que se muestra en la película no es el 100 por ciento. Cuando hablé por primera vez con Jorge, hicimos como una entrevista en directo y él me preguntaba: ¿Qué te gustaría sacar de Casting? Y fue muy listo en descubrir mis debilidades y los estereotipos que tienen los directores de casting en cuanto a los extranjeros donde siempre nos ponen en un papel simpático o gracioso.

"A los extranjeros siempre nos ponen en un papel simpático o gracioso", Ken Appledorn

Esther: Hay justo lo que dices. El nombre pero el apellido no. Está parte de Jorge Naranjo. De hecho se debería llamar Esther Naranjo [risas]. Hay una parte mía de vitalidad, energía y ganas, y luego la parte que critica a todo este mundillo o las trabas que tenemos es la parte de actriz que trabaja en esta película.

P: Mucho de vosotros llegáis con un alto nivel de formación tanto en teatro, televisión, como danza, o incluso canto. Con semejante currículum, ¿no os faltará trabajo?

Javier: Mi último trabajo ha sido barnizando y lijando las puertas de mi casa. Como ves trabajo no me falta [risas]. En el cine voy haciendo cosas pero sobre todo las cosas las planteo yo, como el microteatro en Madrid donde presenté un texto que lo escribí yo y me lo seleccionaron. Entonces, entre esto, cortometrajes de gente que conozco y tal. Pero, a nivel de plantearmelo, por ahora, de "vivo de esto, trabajo de esto", no. Espero que cambie.

Carmen: Por vocación me gusta mucho la escena. Estoy actuando en Madrid ahora mismo en una función que se llama Elepé. Pero de cine, a pesar de lo poquito que hago, da la casualidad que estreno Casting aquí en Málaga y en verano estreno otra película que se llama Sor. Vamos que este año está completito, no me puedo quejar.

E.R.: Bueno, ahora mismo estamos en un proyecto con Javier Almeda para hacer El Oso de Chejov. En este mundillo siempre falta trabajo, siempre quieres hacer más, pero no me puedo quejar. A parte tengo poco talento para la promoción entonces no me puedo quejar porque me salen cosas tan bonitas donde me llaman.

P: La situación está complicada para todo los profesionales de la interpretación, pero ¿se nota aún más siendo una cara menos conocida?

Javier: Claro que sí. Está muy complicada la cosa. Sobre todo para los actores como nosotros que estamos subiendo. [En alusión a las alfombras rojas del festival] Salen otros actores y oyes unos gritos impresionantes, salimos nosotros, nos hace mucha gracias, porque no oimos gritos, sino que  vemos las cabezas que se giran para preguntar al de al lado: ¿quién es ese?, ¿dónde sale? Para esos actores está la cosa muy difícil para trabajar.

Carmen: La profesión está mal. Cobramos poco, trabajamos mucho. Aunque hay por ahí una idea de que trabajamos poco, eso no es así, sobre todo mis compañeros de generación, los que no somos tan mediáticos curramos mucho, mucho, mucho. A Maribel Verdú seguro que la llaman directamente para trabajar y piensen en ella para un personaje, yo me lo tengo que pelear más, no me queda otra.

"No sabemos qué va a pasar en estos años pero hay ganas, creatividad, entrega y mucha ilusión", Nay Díaz

Nay: La situación está un poco oscura. Más con una mala noticia como la de Alta Films, que supondrá que se va a perder mucha cultura. Ahora mismo es el cine independiente el que está arriesgando. La verdad es que estamos improvisando, estamos todos como que no sabemos qué va a pasar en estos años, pero por lo menos creo que hay ganas, creatividad, entrega y mucha ilusión.

Ken: Para los extranjeros tiene un doble filo, sobre todo como no somos mucho, cuando hay algo no hay mucha competencia; pero hay poco trabajo.

Esther: En verdad, para mí, no tengo ese concepto de que la situación está difícil porque nunca he vivido una que estuviera maravillosa. Acabamos de empezar, no hemos vivido un éxito muy grande y de repente estás perdido. Estamos en constante evolución, osea, teatrito, cositas independientes, cortometrajes que nos llaman la atención, con gente que conocemos en festivales. Tampoco vivo la crisis como tal.

P: ¿Qué es lo más raro que os han pedido hacer en un casting?

Esther: Nada, es que yo no he hecho casting. Solamente hice el casting para La Tira, y no he hecho un casting nunca más. Bueno, hice un casting para la obra de teatro La Gaviota, pero fue uno muy sano, Rubén es maravilloso, era hacer la propuesta que tenía en mente, pero nunca me han mandado a hacer nada en concreto. Para mí eso es una ventaja. En verdad, los casting que hacemos los actores son como exámenes de selectividad pero donde nos graban. Vamos, que es mucho peor [risas].

Javier: Hacer de zapato rojo sudado. Eso es real; me pasó en un casting para un cortometraje y lo mejor es que lo intenté. No sé si lo hice pero lo intenté [risas].

Carmen: Estuve a punto de negarme. Era para una adaptación de Macbeth, concretamente para una de las brujas. Me pidieron que me volviera loca y que hiciera un conjuro tremendo y que me revolviera por el suelo y accedí. Igual me lo piden ahora, digo no, paso, pero en ese momento accedí. Pero siempre he tenido buena experiencia en los casting, a mí nunca me han maltratado. En eso he tenido suerte, no puedo hablar mal de los directores de casting.

Nay: Ahora mismo no sabría decirte [risas]. La verdad es que he tenido buenas sensaciones, muchos directores de casting que he conocido suelen ser muy humildes y muy cercanos.

Ken: Para los anuncios he tenido que hacer de todo. He tenido que hacer de corderito y cantar una canción, ladrar como un perro. Pero la peor experiencia que he tenido en un casting es cuando me dijeron que trabajaría más si me operase las orejas grandes. Te ríes pero te duele por dentro. Y lo bonito de la película Casting es que me deja decir lo que me hubiese gustado decir en ese momento al director de casting.