Primer tráiler de "Passengers": claves y expectativas

Tras una larga espera, por fin se ha publicado el tráiler de la odisea espacial de Jennifer Lawrence y Chris Pratt. A pocos meses de su estreno, el film dirigido por Morten Tyldum saca a relucir sus armas más atrayentes de efectos visuales, trama y, como ya se conocía, dos rostros omnipresentes muy conocidos. Es hora de analizar con lupa qué nos presenta este primer tráiler y qué podemos/debemos esperar de la película.

Primer tráiler de "Passengers": claves y expectativas
Primer tráiler de "Passengers". Foto: The newsrecorder

Cuando una productora tiene (o por lo menos cree tener) un producto estrella en sus manos, lo más normal es que empiece a explotarlo mucho tiempo antes de su estreno en salas para que este se convierta en todo un gran acontecimiento muy esperado. Sin embargo, el que a priori parecía ser el grandísimo estreno de las próximas navidades se ha estado resistiendo a esta norma, dejando a los espectadores en potencia con apenas un escaso póster a poco más de tres meses para el estreno. Más aún saltaron las alarmas cuando hace tan solo unas semanas la actriz cómica Anna Faris, esposa del protagonista en la vida real, confirmó que su marido había vuelto al rodaje del film.

Esto se acabó. Por fin, el pasado martes 20 de septiembre Sony Pictures lanzó el primer y extenso tráiler de Passengers. La nueva película del director de la oscarizada The Imitation Game (2014) Morten Tyldum, reúne a la oscarizada Jennifer Lawrence (Joy) y al reputadísimo Chris Pratt (Jurassic World) en un thriller futurista donde una nave de colonos terrestres se dirige a empezar una nueva vida en un nuevo planeta. Sin embargo, la hibernación de años para aguantar el viaje falla y estos dos únicos pasajeros se despiertan 90 años antes de lo previsto, ante una perspectiva de morir solos en la nave y demás peligros externos que tendrán que afrontar. Aunque la odisea sea de ellos dos en solitario, les acompañan en el reparto Michael Sheen y Laurence Fishburne (ambos en El Hombre de Acero), entre otros.

Claves

Eso era lo que todo el mundo sabía, hasta ahora. Con todas las expectativas de la gente y tantos críticos deseando ver qué armas saca a relucir el film, el tráiler empieza… jugando. Sí, en un tono cómico, romántico, Chris Pratt invita perspicazmente a Jennifer Lawrence a una cita con un pequeño robot. Aparte de los escenarios futuristas, quién no supiera nada del film no vería nada especial. Pero todo es un engaño, una simple frase de Jennifer Lawrence basta para dar la vuelta de tuerca e incluso para ya sentar el argumento: “Dime, ¿por qué renunciaste a la vida en la tierra?”. Corte de música en seco, un plano que choca (el camarero es un robot), cambio de música y paso a un prólogo narrado por Lawrence

Grandes espacios para pequeñas relaciones. Foto: YouTube

para meternos de lleno en la trama. Buen truco para enganchar y presentar los dos pilares de los que se valdrá el film: un contexto exterior y una relación interior.

¿Dónde se sitúa todo ello? En grandes espacios interiores. Si The Martian (Ridley Scott, 2015) jugaba con la claustrofobia de Marte y la lejanía desde la Tierra, e Interstellar (Christopher Nolan, 2014) con la inmensidad de nuevos mundos, Passengers parece centrar el grueso de su acción en un interior muy grande, muy avanzado debido a la época avanzada en la que se sitúa la película. Será todo un gran reto ver cómo se han hecho esos espacios creíbles, cómo se mantiene el ritmo sin muchos más escenarios y si son realmente dignas las (aparentemente escasas) escenas del exterior de la nave. Según se puede ver en el tráiler, hay esperanzas de que así será.

Lo que sí es palpable 100% es el punto fuerte del tráiler y (seguramente) de la película: la electrizante química entre Jennifer Lawrence y Chris Pratt. Como se suele decir en las bodas, en lo bueno y en lo malo: ya sea tomando una copa en la barra del bar o sufriendo peligros del espacio exterior, en pocos minutos ya convence esta pareja de actores que parece querer seguir demostrando por qué están donde están. Eso sí, como en toda relación de pareja fílmica aventurera hay un aspecto que puede generar temor: la mujer al servicio del hombre. Jennifer Lawrence ya ha demostrado con su Katniss Everdeen y su Mística que es una mujer de armas tomar y que los héroes triunfadores (en tramas y taquillas) no entienden de género. Sin embargo, las películas recientes también ha demostrado en reiteradas ocasiones que pueden triunfar aun presentado relaciones no del todo equilibradas (Cincuenta Sombras de Grey). En el tráiler, Lawrence es la chica que se pone guapa para ver a su novio, es la que llora

Chris Pratt en accíon y Jennifer Lawrence con su vestido de fiesta. Foto: Entertainment Weekly

porque echa de menos a sus amigas, es la que le dice al chico “si tú mueres, yo muero”… y poco más. Mientras tanto, Chris Pratt es el chico confiado, el único que coge armas para enfrentarse al peligro, el único que apare en acción. Ojalá solo sean meros temores de apenas dos minutos de avance (vistos los antecedentes es lo más probable), pero mejor prevenir que curar.

Como ya se ha dicho antes, sí hay más reparto, pero tampoco se ha avanzado mucho de ellos en el tráiler, seguramente para no destripar aspectos de la trama. Hubiera sido desde luego muy interesante dejar la película entera sobre los hombros de los dos actores protagonistas, que no tendrían ningún problema en encumbrarla con el apoyo de una dirección vibrante. Algo así como un Calle Cloverfield 10 (Dan Trachtenberg, 2016), jugando con esa misma incertidumbre, pero en el espacio. Al fin y al cabo, el film ya tiene tintes de Naúfrago (Robert Zemeckis, 2000), pero en un terreno más comercial y de grandes pretensiones. Así, uno podría preguntarse: ¿es realmente el film una mera reformulación de tópicos de supervivencia y espacio exterior con efectos especiales al servicio de actores famosos? Puede ser, pero hay muchas razones para creer que hay algo más, que el film puede engañar a todos, como lo hace la primera parte del tráiler. ¿Aún faltan motivos? Tirando de antecedentes, el aparentemente escaso póster que sacó la productora guardaba un pequeño detallito debajo del título del film: la palabra “SOS” escrita en morse, algo solo para avispados pero que resume en definitiva lo que será el film. Y si todavía falta alguien por engancharse a este viaje espacial, ahí queda la última frase del tráiler en la boca de Chris Pratt. Hay algo más.

Expectativas

Con todas estas pistas, ¿qué cabe esperar del film? El principal reto es algo tan codiciado en Hollywood como es la novedad entre la repetición de los géneros. Realmente la historia no parece plantear excesivos conflictos ultra complejos. Quién sabe qué ases se guarda el guión en la manga. Sin embargo, mientras que tampoco se pueda pedir demasiado al contenido, la forma sí es algo de lo que esperar mucho. Mucha potencia visual, tanto por los efectos como por los escenarios y los actores. Puede que no interese mucho qué se va a contar, pero sin duda que el cómo se cuenta (dirección, actuaciones, ritmo…) será lo que pueda diferenciar a esta nueva propuesta espacial. Dinero tienen muchos, pero ¿qué eres capaz de hacer con ello?

Tanto para bien (como ya se ha visto) como para mal, todos los ojos están puestos sobre los nombres que encabezan el proyecto, y es que este nuevo paso cinematográfico es considerablemente importante para ellos. Jennifer Lawrence hasta ahora ha llevado con solvencia la táctica de compaginar cada año una reputadísima propuesta comercial con un alabado proyecto más personal. Sin embargo, ya se le han acabado las sagas (Los Juegos del Hambre, X-Men) y, aunque tenga méritos, es hora de demostrar que hay vida más allá de sagas y ver qué camino seguirá mayoritariamente. Por su parte, Chris Pratt sí que está completamente ligado al terreno comercial. Claro protagonista del nuevo y exitoso reinicio del Parque Jurásico, pieza clave en el futuro del Universo Cinematográfico Marvel… Muchas secuelas por venir, y en ellas casi siempre juega en un terreno cómico de acción. La pregunta es: ¿vale para algo más? ¿Será capaz de mantener el peso de la acción principal durante todo el metraje en una clave menos cómica? Y claro está, aunque ambos actores hayan funcionado de fábula por separado, hay que ver cómo se combinan y complementan. Si todo sigue como en el tráiler, hay razones para confiar.

Química por todos lados entre Jennifer Lawrence y Chris Pratt. Foto: Joblo

En cuanto a su director, en lugar de demostrar que hay vida tras las sagas, tiene que demostrar que hay vida tras los Oscar. Después de algunos films considerables en su Noruega natal, dio su primer y gran paso en el cine estadounidense con The Imitation Game. Ahora que ha entrado fuerte, tiene que demostrar que no es una estrella tan brillante como efímera y que ha venido para quedarse. Una película buena la puede tener cualquiera, pero dos ya es algo más laborioso. Menos conocido es el guionista del film, Jon Spaihts, aún cuando tiene una breve e intensa carrera hollywoodiense. Debutó con la juvenil y no muy alabada La hora más oscura (Chris Gorak, 2011), pasando inmediatamente después a una gran producción del tamaño de Prometheus (Ridley Scott, 2012) donde precisamente uno de los apartados más criticados fue el guión. Sin embargo, grandes nombres le han dado ahora una oportunidad de consolidarse como uno de los guionistas de las grandes producciones: Marvel con su Doctor Extraño (Scott Derrickson, 2016), Universal con el reboot de La Momia (Alex Kurtzman, 2017) y Warner con Pacific Rim 2 (Steven S. DeKinght, 2018). Mucha gente con mucho dinero tiene los ojos puestos en él, y sin duda que un punto clave para superar ese examen será su resultado con la odisea espacial grandiosa pero a la vez intimista que supondrá Passengers.

Todo son elucubraciones, pero de lo que se puede estar 100% seguro es de las intenciones del estudio con la película: la temporada de premios. Passengers es una película que ha tenido mucha atención mediática desde antes del rodaje, y cada avance (aunque no se hayan filtrado muchos) ha sido mirado con lupa. Con todo ello y en medio del secretismo de la producción, hay una cosa que han tenido clara desde el principio: la fecha de estreno. Finales de diciembre de este año. Con esa intención, solo hay una única razón posible y más que comprensible: los Oscar, y el resto de premios por extensión. Aunque hubo recientes rumores de posible cambio de fecha de estreno por problemas de producción, el estudio se ha mantenido firme y quiere que su película entre (al límite) entre las grandes apuestas de las grandes ceremonias. Muchas productoras siguen esa táctica de estrenar el film aunque sea en circuitos limitados en diciembre y expandir el estreno en enero y febrero, para que pueda ser nominada en los premios y así impulsar su taquilla. ¿Conseguirá Passengers triunfar entre el público y en la temporada de premios? Muy pronto todo espectador podrá juzgar el resultado final y, hasta entonces, ahí está el tráiler recién salido del horno para intentar prever que traerá consigo esta gran aventura para fin de año.