¿Por qué Penélope Cruz no ha reinado en la taquilla?

“La reina de España” ha sufrido un tremendo batacazo en la taquilla del fin de semana de su estreno. Con algo menos de 400.000€, la nueva película de Fernando Trueba con Penélope Cruz deja las expectativas hundidas por lo más bajo. Es hora de ver qué ha pasado en taquilla este fin de semana y preguntarse por qué director y actriz ya no son un seguro de beneficio.

¿Por qué Penélope Cruz no ha reinado en la taquilla?
¿Por qué Penélope Cruz no ha reinado en la taquilla? Foto: Antena 3

Eran muchos los ojos puestos sobre la niña de nuestros ojos, que volvía tras 18 años convertida en una reina dispuesta a dominar la taquilla. Sin embargo, esos ojos puestos sobre ella eran a la para bienintencionados y malintencionados. También era mucha la carga que pesaba sobre una secuela cuya predecesora había obtenido 7 premios Goya y encumbrado al máximo a la ya mítica Penélope Cruz. ¿Por qué volver? ¿Qué historia hay que contar? ¿Conseguiría repetir el éxito de su antecesora que logró duplicar su presupuesto? En la crítica ha provocado divisiones, pero la taquilla tiene la respuesta clara a estas preguntas: nada, ninguna y un rotundo no.

La competencia en taquilla de La Reina de España. Foto: The Daily CAV

El pasado viernes 25 de noviembre se estrenaba La Reina de España, junto a otras propuestas de lo más variadas, que se unían a películas que llevaban un tiempo reinando sin adversario. Así, en España Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos (David Yates, 2016) sigue líder sin problema por encima de los 2 millones de euros. De hecho, el único estreno que ha renovado el top 3 de la taquilla ha sido el tándem Pitt-Cotillard en Aliados (Robert Zemeckis, 2016) con unos aceptables 1,1 millones de euros. Trolls (Mike Mitchell) sigue resistiendo en el tercer lugar con una recaudación muy pegada al estreno de la semana pasada La Llegada (Dennis Villeneuve, 2016), ambas por encima de los 700.000€. Y ya por fin, bajando hasta el quinto puesto, con unos holgados 387.000€ se estrenaba la gran producción española del momento, La Reina de España.

Como se ha mencionado antes, eran muchas las personas pendientes del estreno, en el sentido que fuera. En este sentido, el departamento de publicidad de la película hizo muy bien los deberes para preparar un buen camino de estreno. Organizaron encuentros personales con los fans semanas antes del estreno, Universal Pictures ha sido la distribuidora persistente en redes sociales, sus dos nuevos enamorados protagonistas fueron a darlo

Los dos protagonistas del film entregados en la promoción. Foto: Antena 3

todo sin tapujos a El Hormiguero... Y no hay que olvidar el gran evento cumbre: la premiere en Madrid un día antes del estreno, una fecha muy bien pensada, quién sabe si para abrir boca del todo o para tener guardadas las críticas lo máximo posible por temor a las cuchilladas. Sea como fuere, tras poner toda la carne en el asador, el día llegó y la película no ha funcionado. Así pues, ¿qué es lo que ha fallado?

La primera excusa a la que se puede recurrir es la competencia en taquilla. ¿No era el mejor fin de semana de estreno? El legado de la nueva película del universo de Harry Potter estaba más que claro, pero lo cierto es que su público objetivo no es muy similar al de La Reina de España. En cuanto a los estrenos del mismo fin de semana, hay que decir que tampoco es que se lo hayan puesto demasiado difícil. Aliados ha rendido lo justo y necesario, como un fin de semana normal en España, y Marea Negra (Peter Berg), quizá el estreno más llena-salas del fin de semana, se ha estrellado con tan solo 230.000€ en 264 cines. Ningún estreno le ha hecho sombra a la película de Trueba, luego por competencia era un fin de semana bastante óptimo.

Hablando de las copias, la película estrenaba en 340 cines, un estreno por todo lo alto, sobre todo al contar un presupuesto de 11 millones de euros. Seguro que a más de uno le impresiona la cantidad de dinero que han empleado en rodar la película. En comparación, La niña de tus ojos (Fernando Trueba, 1998) logró una recaudación total de más de 9 millones de euros con un presupuesto de algo más de 4 millones. Desde luego que lo hizo muy bien, pero la pregunta es: ¿cómo se atreven a elevar el presupuesto hasta más de lo que consiguió recaudar la anterior película? Ya se sabe que las secuelas no lo tienen fácil para superar a la original, y en el cine español esto es aún más complicado (que se lo digan a la nueva película de Zipi y Zape). La Reina de España tendría que superar con diferencia la recaudación de La niña de tus ojos simplemente para recuperar lo invertido. Y eso que la niña tuvo el apoyo de los premios y la fama para ganar en taquilla. Una jugada muy peligrosa que ya ponía en riesgo la película antes de su propio estreno.

Sin embargo, uno de los mayores obstáculos que tenía la película (al igual que le ocurrió a Julieta (Pedro Almodóvar) este año con los papeles de Panamá) era la fama de su director. Al recibir el Premio Nacional de Cinematografía en 2015, Fernando Trueba afirmo no

Fernando Trueba recibiendo el Premio Nacional de Cinematografía. Foto: Libertad Digital

haberse sentido nunca español, e incluso llegó a lamentar que España ganara la Guerra de la Independencia. Por ello, la opinión popular se ha cebado con él, muy intensamente al momento de salir las declaraciones y ahora con el estreno de su nueva película (que irónicamente trata sobre una reina de España). Hasta tal punto ha llegado la cosa que los últimos circulaba por What’s App una cadena para hacer un boicot a la película.

Pero siendo francos: ¿realmente han funcionado las películas de Trueba? Más allá de su desliz americano Two Much (1996), sus películas han sido intimistas, desde un documental hasta una película de animación sobre un romance en Cuba. A pesar de haber tenido presencia en las galas de premios, la taquilla nunca ha sido un hogar para este director. Por lo tanto, ¿qué hacía pensar, más allá del éxito de su predecesora hace ya 18 años, que La Reina de España podría triunfar en taquilla con tanto presupuesto?

Otro nombre negativamente connotado ha sido el de Penélope Cruz. Quizá no por nada en especial, pero lo cierto es que la fama mundial de Penélope y esposo Javier Bardem no ha ayudado a su opinión popular en España. ¿Pura envidia? ¿Elitismo? ¿Abandono de su patria? Lo cierto es que es una pena que la incógnita sobre dónde paga los impuestos un actor pueda descalificar su talento artístico. Puede que por esto o por simple manera de ser, Penélope no se ha

Penélope Cruz, triunfando en Hollywood y con más suerte que en España. Foto: Ella Hoy

prestado mucho a salir en los medios españoles. De hecho, su entrevista con Iñaki Gabilondo fue todo un hito. Eso sí, últimamente ha intentado compensarlo con 2 visitas a El Hormiguero.

Y ella, ¿cómo funciona en taquilla? Su carrera ha sido mucho más variada que la de Trueba, con filmes a ambos lados del charco y de todos los géneros posibles con gran variedad de actores famosos. Mirando a los últimos años, Penélope ha pasado de rodar un drama romántico italiano a ser la co-protagonista de la última entrega de la saga de Piratas del Caribe. Tras filmar con Woody Allen y dos fracasos de Ridley Scott y Pedro Almodóvar, el año pasado protagonizó otro film español que también se la pegó fuerte en taquilla: ma ma (Julio Medem). A pesar de su implicación con la temática y todo el espíritu que puso en su personaje, el público no recompensó en cifras el esfuerzo. ¿Y cómo trató de solucionar esto? Con dos papeles ultra-comerciales en dos grades fracasos hollywoodienses de este año: Zoolander 2 (Ben Stiller) y Agente contrainteligente (Louis Leterrier). Cómo se ve, la opinión popular y los recientes estrenos parecían condenar también de antemano La Reina de España.

La pregunta es: ¿y ahora qué? Si se supone que el fin de semana de estreno es el más fuerte, poco tiene que hacer la película, ya que parece imposible que pueda rascar algún beneficio. Seguramente se exporte la película y pueda sacar algo del mercado internacional, pero la barrera de los 11 millones de euros queda bastante lejana. El último recurso que le queda a la película es la temporada de premios, que al fin y al cabo no dejan de ser en esencia un escaparate para poner el foco sobre películas que han pasado desapercibidas entre la gente. Puede que unos premios Goya no le vengan nada mal, pero el nuevo film de Penélope Cruz precisamente por lo único que parece haber funcionado es por aquello por lo que más se le ha alabado: un reparto coral con chispa y presencia. ¿Es eso suficiente para lograr una buena imagen? El tiempo dirá como le ha sentado la madurez a la niña de nuestros ojos.