Crítica de "Asesinato en el Orient Express"

Kenneth Branagh es el encargado de adaptar de nuevo la novela de Agatha Christie, que no aporta nada sorprendente

Crítica de "Asesinato en el Orient Express"
Foto: Sensacine.com

Kenneth Branagh es un actor y director con un amplio potencial pero que, en los últimos años, ha optado por el camino fácil. ¿Para qué complicarse en crear largometrajes complejos que no hagan taquilla si se pueden hacer productos que reporten un gran beneficio económico? Solo hay que ver los filmes que ha estrenado desde 2011: “Thor” (2011), “Jack Ryan: Operación Sombra” (2014), “Cenicienta” (2015) y, ahora, “Asesinato en el Orient Express”, que supone la tercera adaptación de la novela publicada por Agatha Christie en enero de 1934 después de las versiones de 1974 y 2001.

Esta nueva versión es igual que todas las cintas anteriores del director: Kenneth Branagh consigue un producto correcto y entretenido, demostrando la habilidad que tiene tras las cámaras, pero que no despierta ningún tipo de sentimiento en el espectador ni juega con el factor sorpresa, puesto que son historias que ya conoce y en las que el misterio desaparece.

En esta ocasión, el director nos trae a un reparto de lujo, revelándose como una de las superproducciones del año: Michelle Pfeiffer, Judi Dench, Penélope Cruz, Johnny Depp, Willem Dafoe y el propio Kenneth Branagh. Durante todo el metraje, el espectador se sentirá enganchado ante la multitud de situaciones que ocurren en el filme, que logran aportar un punto de misterio, aunque el público seguro que conoce de sobra su argumento: un asesinato se comete durante un trayecto en el tren Orient Express, y todos los pasajeros resultan ser sospechosos del mismo.

“Asesinato en el Orient Express” nos brinda la oportunidad de ver a grandes talentos juntos, con momentos bastante entretenidos pero que, a fin de cuentas, todo el mundo sabe cómo va a acabar, con un guion que no permite que los actores se luzcan todo lo que deberían, y que es bastante inferior que el largometraje estrenado en 1974.

Valoración: 3/5

Lo mejor: Su espectacular elenco actoral

Lo peor: Su poca capacidad de sorpresa, al presentar una historia de sobra conocida por todos