Crítica de Ferdinand: Blue Sky lo vuelvea intentar

La compañía de animación que pertenece a Fox nos regala una de sus mejores películas, aunque está a años luz de sus competidoras

Crítica de Ferdinand: Blue Sky lo vuelvea intentar
Foto: fotogramas.es

Hay muchas compañías de animación, pero no todas están al mismo nivel. Está claro que Pixar es la primera, y las otras van muy detrás suya. Sin embargo, entre todas las que hay, puede que Blue Sky sea la que menos calidad posea. Es cierto que ha regalado películas emblemáticas y exitosas como la trilogía “Ice Age”, pero nunca ha hecho ninguna película realmente buena.

Parece que la animación y el mundo latino están más unidos que nunca. hace unas semanas se estrenó “Coco”; y ahora le ha llegado el turno a Ferdiland, un toro al que confunden con una bestia peligrosa que lo llevan a España para convertirse en un toro bravo.

El film está de constante actualidad, al tratar de una manera suave y sin entrar en juicios valorativos, la polémica que hay con respecto a los toros. “Ferdiland” es una cinta muy divertida, con una historia más elaborada de lo que suelen estar las películas de Blue Sky y con un mensaje para reflexionar.

No es un largometraje pretencioso ni del que se espera gran cosa. Es sencillo, pero en su sencillez es donde, probablemente, más triunfa. No tiene pretensiones ni busca convertiré en un hito. Cuenta una historia sencilla que encantará a niños y entretendrá a adultos.

La cinta está dirigida por Carlos Saldanha, un habitual de la compañía después haberse encargado de algunos filmes de Ice Age y las dos partes de Rio. Desde que empieza la película, se puede observar el sello de Saldanha, ya que recuerda mucho a sus trabajos anteriores. Sin embargo, hay algo que diferencia a Ferdiland de las demás y es que, pese a no ser una obra maestra, probablemente sea lo mejor que ha hecho el estudio. ¡Olé!

 

Valoración: 3,5/5

Lo mejor: Su planteamiento es muy interesante

Lo peor: Intenta sacar escenas cómicas de todos los rincones, y no siempre le funciona