Crítica de "El Gran Showman"

El filme de Michael Gracey es muy entretenido y cumple sus propósitos, aunque le falta más espectacularidad.

Crítica de "El Gran Showman"
Foto: sensacine.com

Las ideas novedosas nos gustan o, por lo menos, aquello que parece nuevo. Además, si es un musical, mejor que mejor. El gran showman se presenta como un biopic musical bajo la dirección de Michael Gracey.

El filme está basado en hechos reales y cuenta la historia de P.T. Barnum, un visionario showman y empresario del circo que surgió de la nada para crear un espectáculo que se convirtió en toda una sensación a nivel mundial y que fue conocido como “El mayor espectáculo en la Tierra".

Este musical celebra el nacimiento del show business de una manera muy festiva. Su colorido, puesta en escena y números musicales están perfectamente cuidados, a la vez que el diseño de producción. Sin embargo, hay algo que no acaba de salir redondo. El gran showman parece, en algunos momentos, un videoclip. Una puesta en escena brutal, pero con poco argumento y con una historia que se desgasta y que puede llegar a aburrir en algunas ocasiones.

No nos confundamos. El gran showman es una película correcta, pero le falta espectacularidad en su guión y no termina de enganchar. Todo el esfuerzo que se le ha dedicado a su puesta en escena se le ha quitado a elaborar un guion que conecte con el público y que no aburra. Por tanto, se convierte en un largometraje que, probablemente, será olvidado en poco tiempo.

Sus actores están correctos, aunque tampoco destacan especialmente, y hay algo en su casting que falla. Pese a que Hugh Jackman está bien, como siempre, Zac Efron y Zendaya despuntan un poco, notándose claramente que se les ha contratado para llamar la atención de un público juvenil.

Valoración: 3/5

Lo mejor: Su puesta en escena, el cuidado en la producción y los números musicales son brillantes.

Lo peor: Un guión aburrido y que provoca que el filme sea olvidado por el espectador en cuanto salga de la sala.