Crítica de Molly´s Game

El debut en la dirección de Aaron Sorkin se convierte en un brillante biopic basado en las memorias de Molly Bloom

Crítica de Molly´s Game
Foto: Fotogramas.es

Enero ya está aquí, y eso significa una cosa: en las próximas semanas nos irán llegando multitud de películas que están destinadas a triunfar en los próximos Premios Oscar. Una de las primeras en desembarcar ha sido Molly´s Game, un biopic basado en las memorias de Molly Bloom y dirigida por el guionista Aaron Sorkin.

El filme nos cuenta la historia de Molly Bloom, una esquiadora conocida a nivel mundial que llegó a ser millonaria antes de los 21. Gracias a sus grandes dotes empresariales, la joven ganó millones de dólares con el mundo del póker antes de que el FBI comenzara su investigación.

Esta película biográfica cuenta con excelentes tintes de thriller que atrapan al espectador desde su brillante prólogo. Es una cinta poco común hoy en día, un drama inteligente, pero a la vez pensado para el gran público. Otra gran cualidad es la interpretación de Jessica Chastain, que demuestra estar soberbia una vez más.

A pesar de pecar en su duración (unos largos 141 minutos), el debut de Sorkin tras las cámaras se traduce en una obra densa, muy entretenida, con un devastador y emotivo relato y lleno de energía.

Al visionarla, puede que el espectador no sea consciente de ello, pero lo cierto es que Molly´s Game está repleta de ideas. La historia es un reflejo de lo que pasa actualmente: un día estás en lo más alto y, al día siguiente, lo has perdido todo y tienes que buscar recursos desesperadamente para poder subsistir.

En definitiva, biopic potente, entretenido y con actuaciones soberbias. Bien es sabido por todos que a la Academia le encantan los largometrajes biográficos, así que no os extrañe si oís en más de una ocasión el nombre de “Molly´s Game” en la próxima ceremonia de Los Oscar.

Valoración: 4/5

Lo mejor: La brutalidad de la historia y la manera de contarla

Lo peor: Sería todavía mejor con 20 minutos menos