Arsenal FC
Arsenal FC
Football Team
Soccer

Arsenal FC

1886 Londres


Corría el año 1886 y un grupo de trabajadores de la Woolwich Arsenal Armament Factory decidió formar un equipo de fútbol, al cual denominaron Dial Square, como una referencia al reloj que se ubicaba en la entrada a la fábrica. Su primer partido fue el 11 de diciembre de ese año, cuando vencieron por 6-0 al Eastern Wanderers. Poco tiempo después, cambiarían su nombre a Royal Arsenal.

Poco después de la fundación del Woolwich Arsenal, el Nottingham Forest colaboró con el club enviando un balón y un juego completo de camisetas de color bordó, que dieron inicio a la clásica equipación del Arsenal.

La primera equipación roja del Arsenal | Foto: Arsenal
La primera equipación roja del Arsenal | Foto: Arsenal

En sus primeros años, el Arsenal utilizó varios terrenos como campo de juego. Para su primera temporada, jugaron en Plumstead Common, para luego mudarse al Sportsman Ground. En 1889, llegó la primera presencia en el torneo más antiguo del fútbol mundial y el de mayor éxito en la historia del club: la FA Cup. Durante esa temporada, se coronaron campeones de la London Charity Cup, la Kent Senior Cup y la Kent Junior Cup. Un año más tarde, volverían a mudarse de campo, al Invicta Ground, donde permanecieron por casi seis temporadas.

Al incrementarse los éxitos del Arsenal, la London FA los acusó de profesionalismo (algo prohibido en esa época) y fueron expulsados y boicoteados por varios clubes del sur de Inglaterra. Junto con un cambio de nombre y otra mudanza, el Woolwich Arsenal comenzaría su periplo por la Second Division, consiguiendo el ascenso a la Division One en 1903 y la clasificación a semifinales de la FA Cup por dos temporadas consecutivas.

En 1913, apareció Highbury como el nuevo e histórico hogar del club, que dejaría de llamarse Woolwich Arsenal para ser conocido simplemente como Arsenal FC. Al final de la Primera Guerra Mundial, el Arsenal regresó a la First Division, donde pasó seis temporadas con buenos rendimientos. Pero su presidente, Henry Norris, quería más y en 1925 salió en búsqueda de un nuevo entrenador, alguien que pudiera cambiar para siempre la historia del club. Era el momento de Herbert Chapman.

La hora de Chapman

Herbert Chapman había ganado la FA Cup y dos veces la Division One con Huddersfield Town, por lo que vio en el Arsenal la oportunidad de un nuevo desafío, proponiéndose reinventar a un club que había estado cerca del descenso la temporada anterior. En su primera campaña al mando, Chapman llevó a los Gunners a los cuartos de final de la FA Cup y al subcampeonato en la First Division, el puesto más alto que lograban hasta ese momento.

Un año más tarde, Arsenal alcanzaba la final de la FA Cup, el 23 de abril de 1927, día que es recordado en la historia del fútbol inglés por ser la primera y única vez en la que el trofeo dejó Inglaterra, ya que Cardiff City venció por 1-0 en Wembley. Sin embargo, tres años más tarde llegaría la revancha, justo ante Huddersfield Town, el antiguo club de Chapman.

Chapman y el primer gran logro del Arsenal: la FA Cup | Foto: arsenal
Chapman y el primer gran logro del Arsenal: la FA Cup | Foto: Arsenal

Con la obtención de esa primera FA Cup, comenzaría el dominio del Arsenal en el fútbol inglés, obteniendo su primer título de liga con un récord de 66 puntos. El logro liguero se repetiría dos años más tarde, con el debut de la famosa camiseta roja con mangas blancas. Sin embargo, en FA Cup cayeron derrotados de forma inexplicable ante el Walsall, de la Third Division.

La tragedia golpearía a las puertas de Highbury en enero de 1934, cuando una fuerte neumonía se llevó la vida de Herbert Chapman, a la edad de 55 años. Pese a ello, el club continuó su éxito, esta vez bajo el mando de su ex director, George Allison.

Un año antes del parate por la Segunda Guerra Mundial, el Arsenal volvió a coronarse campeón de Inglaterra, su quinto título de liga en ocho temporadas.

La posguerra

Con el mismo entrenador, George Allison, y algunos futbolistas del viejo equipo, el Arsenal retornó a la acción luego de la Segunda Guerra Mundial, pero estaba claro que la magia de la década anterior había quedado en el pasado. Con los retiros de Cliff Bastin y Ted Drake, el club debió batallar para evitar el descenso en la temporada 1946/47. Luego de esa campaña, también se marcharía el propio Allison, dejando a cargo a su asistente, Tom Whittaker.

Arsenal obtuvo la siguiente edición de la First Division y comenzó la gran etapa de Joe Mercer, último legado de Allison en el club. El futbolista disputó 275 partidos con la camiseta de los Gunners, antes de sufrir una doble fractura de su pierna en un choque con su compañero, Joe Wade, durante un enfrentamiento ante Liverpool, en 1954.

Un año antes, tuvo lugar el que sería el último trofeo del Arsenal por 17 años. La plantilla comenzaba a envejecer y Whittaker no podía convencer a nuevos jugadores para que llegaran al club. Tras hacer varios intentos de jugador-entrenador, luego de la muerte de Whittaker, la directiva tomó la decisión en 1962 de nombrar a Billy Wright, conocido por haber sido capitán del Wolverhampton e Inglaterra, además de su fanatismo por el Arsenal. Bob Wilson, Frank McLintock y Joe Baker se sumaron a la plantilla, que alcanzaría a finales de los '60 la final de la League Cup en dos ocasiones consecutivas, perdiendo ambas. Pese a ello, la gloria estaba cerca de regresar a Highbury.

Una década especial

La década de los '70 comenzó con un gran momento europeo, donde la escuadra de Bertie Mee venció ni más ni menos que al Ajax de Johan Cruyff para acceder a la final de la Intercities Fairs Cup, donde cayeron por 3-1 en la ida, en Anderlecht, pero luego vencieron por 3-0 en Highbury y alzaron el trofeo en una noche inolvidable.

En la First Division, el Arsenal llegó al final del campeonato luchando palmo a palmo con el Leeds, debiendo dirimir en la última fecha con White Hart Lane como escenario, ni más ni menos que el hogar del eterno rival, Tottenham Hotspur. Ray Kennedy le dio el triunfo a los 'Gunners' y, cinco días más tarde, el Arsenal se metía en la historia grande al vencer al Liverpool en la final de la FA Cup, convirtiéndose en el cuarto equipo de la historia en conseguir el doblete y solo el segundo en lograrlo en el Siglo XX.

Desafortunadamente, no pudieron repetir al año siguiente, ya que cayeron derrotados por FA Cup ante Leeds y finalizaron segundos en la liga. El entrenador gastó una pequeña fortuna para quedarse con Alan Ball, campeón del mundo con Inglaterra en el Mundial 66, pero el pésimo desempeño del equipo hizo que el mando pasara a Terry Neill en 1976.

Llegó Pat Jennings desde el Tottenham Hotspur y Malcolm MacDonald, del Newcastle, quienes junto con las apariciones de los juveniles Liam Brady y Frank Stapleton, lograron devolver al Arsenal a la mitad superior de la tabla de posiciones.

En FA Cup, lograron jugar tres finales consecutivas ('78, '79 y '80), dos de ellas con derrotas, a excepción de la correspondiente al año 1979, conocida como “La Final de los Cinco Minutos”, ya que en el final, Manchester United logró igualar un 2-0, pero Alan Sunderland cortó la remontada y le dio el trofeo a los 'Gunners'.

Los años pasaron y llegó el del centenario. En mayo de 1986, el club nombró a su antiguo futbolista, George Graham, como su entrenador, en medio de un contexto donde se había marchado su gran figura, Liam Brady, quien tras haber sido nombrado mejor jugador en tres temporadas consecutivas, se marchó a la Juventus, junto con la partida de Frank Stapleton al Manchester United.

El paso de Graham por el club fue famoso por la gran disciplina que impuso en sus dirigidos, tanto dentro como fuera del campo. La idea del entrenador, además, era construir una defensa de cuatro hombres que pudieran servir al equipo por más de una década, con el joven capitán Tony Adams como la pieza clave. En la ofensiva, David Rocastle, Paul Merson y Alan Smith se convirtieron en la amenaza 'Gunner'.

La refundación de Graham | Foto: Arsenal
La refundación de Graham | Foto: Arsenal

Arsenal se quedó con la temporada 1988/89 en el día final, pero al siguiente año consiguieron un decepcionante cuarto lugar en la tabla, que hizo notar que era momento de acudir al mercado por nuevos jugadores. Anders Limpar, mediocampista sueco, arribó al club, junto con un portero del Queens Park Rangers que luego quedaría en la historia del fútbol inglés: David Seaman. Los fichajes tuvieron un efecto inmediato, con el Arsenal obteniendo el campeonato, perdiendo solo un partido en la campaña y pese a la sanción de dos puntos por una trifulca masiva ante Manchester United.

Otra vez, los de Londres fueron incapaces de construir sobre el éxito y volvieron a encontrarse con la cuarta posición. Pese a que la liga se convirtió en un trofeo esquivo para el Arsenal, los festejos se trasladaron a los torneos con eliminatorias, donde consiguieron un doblete de FA Cup y League Cup en 1993, junto con su segundo torneo continental, que obtuvieron tras vencer al Parma en la final de la European Cup Winners Cup.

10 meses después de esa victoria, Graham fue destituido como entrenador del Arsenal. Era momento de un nombre que marcó para siempre la historia del fútbol inglés.

La Era Wenger

Un desconocido hombre francés fue anunciado como el reemplazo de Graham: Arsene Wenger. Si bien había logrado muy buenos números en Mónaco, aún era un nombre relativamente desconocido para el múndo del fútbol en general, además de convertirse en el primer entrenador del club cuyo origen no era del Reino Unido.

Arsene Wenger, un nombre para la historia | Foto: Arsenal
Arsene Wenger, un nombre para la historia | Foto: Arsenal

En su primera temporada completa a cargo, el Arsenal logró revertir una diferencia de 11 puntos con el Manchester United y se coronó campeón de la ya renombrada Premier League, dos fechas antes de la finalización del torneo, mientras que, dos semanas más tarde, obtendrían el primer doblete de la era Wenger al vencer en la final de la FA Cup.

La revolución de Wenger llegó en todo sentido, no solo en el futbolístico. El francés implementó nuevos sistemas de entrenamiento y dietas para los futbolistas, mostrando un meticuloso trabajo en la construcción de su plantilla, a la que se añadieron jugadores de la talla de Patrick Vieira, Emmanuel Petit y Dennis Bergkamp.

En agosto de 1999 arribaría, quizás, el fichaje más significativo en las últimas décadas: Thierry Henry. El delantero francés llegaba luego de ser campeón del mundo con su Selección Nacional, y tuvo problemas para adaptarse al duro juego de la Premier League, especialmente al pasar ocho partidos de sequía en su debut. Sin embargo, encontró su mejor forma y llegó a los 26 goles esa temporada.

Ya en el nuevo milenio, para la temporada 2001/02, los dirigidos por Arsene Wenger concretaron otro doblete al quedar siete puntos por encima del Liverpool en la Premier League y vencer al Chelsea en la FA Cup. Volverían a obtener el torneo más antiguo en la campaña siguiente, pero la liga les fue esquiva, aunque no por mucho tiempo, porque en 2003/04 quedarían, otra vez, en la historia del fútbol.

“The Invincibles”

49 partidos jugados, 36 triunfos y 13 empates. La temporada 2003/04 quedó grabada en la memoria de todos los fanáticos de este deporte con el Arsenal de “Los Invencibles”, quienes se coronaron campeones de forma invicta, un logro que nunca pudo ser repetido en Inglaterra en los años siguientes. Juego de posesión y un fútbol de alto vuelo, junto con la solidez defensiva, fueron los pilares fundamentales de este eterno equipo.

El equipo de Invencibles del Arsenal | Foto: Arsenal
El equipo de Invencibles del Arsenal | Foto: Arsenal

Arsene Wenger comandó a figuras de la talla de Jens Lehmann, Patrick Vieira, Robert Pires, Fredrik Ljunberg, Dennis Bergkamp y Thierry Henry a conseguir el trofeo dorado de la Premier League, un galardón exclusivo que se les otorgó en reconocimento de la obtención invicta de esa edición.

Tras haber conquistado Inglaterra, Europa era el gran objetivo, y estuvieron cerca dos años más tarde, cuando alcanzaron la final de París 2006, donde se enfrentaron al Barcelona, pero cayeron derrotados por la escuadra catalana. En julio de ese año, se mudaron a su nuevo hogar, el Emirates Stadium, luego de 93 años en Highbury.

La despedida de Highbury tras 93 años | Foto: Arsenal
La despedida de Highbury tras 93 años | Foto: Arsenal

Tuvieron que pasar nueve años para que el Arsenal pudiera lograr quedarse con otro trofeo de importancia, ya que recién en mayo de 2014, luego de vencer al Hull City, se quedaron con la FA Cup, logro que repitieron en la temporada siguiente, con Aston Villa como rival, convirtiéndose en el club más exitoso en ese torneo, logro que Manchester United igualaría al otro año y que Arsenal recuperaría en 2017. Además, la figura de Wenger se acrecentaría tras transformarse en el primer entrenador en obtener siete FA Cup.

Fin de una era

Luego de 22 años al mando, el 20 de abril de 2018, Arsene Wenger anunciaría su partida del club. Su último encuentro como local fue un 5-0 ante Burnley, donde fue recibido con una ovación de pie por parte de todos los espectadores, mientras que la despedida definitiva sería ante Huddersfield Town, como visitante, el último de la era Wenger.

Unai Emery fue anunciado como el reemplazo de Arsene Wenger, siendo el segundo nacido fuera del Reino Unido. En su primera temporada, el Arsenal finalizó quinto en la Premier League y fue subcampeón de la UEFA Europa League. Sin embargo, su estilo más directo nunca logró convencer a los simpatizantes y, tras una derrota como local ante el Eintracht Frankfurt, en fase de grupos de la UEFA Europa League 2019/20, fue despedido.

El elegido como entrenador interino fue Freddie Ljunberg, mientras que el 20 de diciembre de 2019, el ex capitán Mikel Arteta se convertiría en el elegido como reemplazo formal. Luego de su experiencia como asistente de Pep Guardiola en el Manchester City, Arteta es quien busca recuperar los años de gloria para el Arsenal.

Biografía realizada por Lucas Romeo

//