Celta de Vigo
Celta de Vigo
Football Team
Soccer

Celta de Vigo

1923 Vigo


El Real Club Celta de Vigo, comúnmente conocido como Celta, es un club español de la ciudad de Vigo, Galicia. Con objetivo de fortalecer la categoría del fútbol vigués, el Celta se fundó el 23 de agosto de 1923, cuando se produjo la fusión de dos equipos de la ciudad: Real Fortuna y Vigo Sporting. El 16 de septiembre de ese mismo año se disputó un partido para la presentación oficial del equipo, en el Campo de Coia, entre los dos equipos formados a partir de la amplia plantilla del nuevo Celta. Los principales artífices de esta unión fueron Manuel de Castro, Pepe Bar y Juan Baliño Ledo. 

Los dos antecesores se crearon en el año 1905 para seguir el modelo de otras ciudades y tener equipos de fútbol de máxima categoría. El Vigo FC siguió un proceso de cambios en el nombre hasta llamarse Real Vigo Sporting Club en el año 1914. Por otra parte, el Fortuna FC no sufrió cambios y se quedó con Fortuna de Vigo en 1908. 

 Partido inaugural de la historia del Celta. Fuente: El Desmarque.

Etimología 

Celta es un concepto que proviene del griego y representa las zonas europeas en las que habitaron los pueblos indoeuropeos. Esta palabra tiene un gran simbolismo en algunas de las costas francesas, británicas y española, por ejemplo, la gallega. El color celeste de la equipación fue elegido en honor de la bandera de Galicia, ya que Vigo representaba la capital deportiva de esta región.  

Primeros años 

El club vigués se estrenó en la temporada 1923/1924 en un campeonato oficial. En aquellos años solo había ligas regionales, y la correspondiente a la zona gallega era el Campeonato de Galicia. El Celta terminó líder del torneo durante varios años consecutivos consiguiendo un total de tres títulos. Hasta la temporada 1928/1929 no se comienza una liga que comprende la totalidad de España. Al Celta le correspondía jugar en Primera División por los títulos anteriores y la conquista del subcampeonato de la Copa de España en 1908 por parte del Vigo Sporting, pero tuvo que empezar en Segunda tras el negativo voto de algunos equipos como el Deportivo.

Este comienzo empeora cuando el Celta termino noveno en la tabla de un total de diez. Esto significa su primer y único descenso a Tercera División de su historia. Renunció a jugar en esa división y compitió en el Campeonato de Galicia, ganándolo por cuarta vez. En la temporada 1934/1935, el equipo consiguió el primer puesto en el Grupo 1 de Segunda División. Pero, no consiguió ascender a la máxima categoría ya que, se hacía una promoción con los dos mejores de cada grupo del cual solo ascendían dos equipos y el Celta quedó en tercer lugar. 

Primeros ascensos a Primera División 

Celta de Vigo en la década de los años 40

En el año 1939, el Celta debutó al fin en Primera División. En su primera temporada se salva tras vencer al Deportivo de la Coruña en el partido de promoción. En la 40/41 consigue un punto más de lo necesario para quedarse y en las dos siguientes alcanza un valioso 5º puesto. Sin embargo, en la temporada 1943/44 el club desciende tras quedar en última posición.  

Al año siguiente, el equipo vuelve a ascender y vive, a partir de 1947, una de las mayores épocas de su historia consiguiendo en la temporada 1947/48 un cuarto puesto a solo 6 puntos del primero que lo convierte en la mejor posición cosechada por el Celta. Esta magnífica temporada tuvo su guinda con el subcampeonato de la Copa del Generalísimo. Uno de los factores importantes de esta óptima situación fue el portero internacional Ricardo Zamora. 

Décadas 50 y 60 

El Celta encadenó 12 temporadas consecutivas en la máxima categoría, la mayoría en la década de los 50, hasta que en 1959 el club quedó en última posición y volvió a bajar de categoría. Tras este descenso, hubo cambio de directiva con la que se intentaría volver a la posición que se merecía. Durante la década de 1960 aumentó la bajada de nivel del equipo tras permanecer en la categoría de plata durante 9 años seguidos con una promoción de ascenso en el 1966. El ansiado ascenso llegaría en la temporada 1968/69.  

Gloria y dolor en la década de los 70 y 80 

En la primera temporada de esta década, la 70/71, el club concluyó sexto y se clasificó a la Copa de la UEFA por primera vez. Esta representación fue la primera de un equipo gallego fuera del país. La experiencia fue efímera tras caer eliminados en primera ronda con el Aberdeen escocés. A partir de la campaña 1974/1975, el Celta se dedica a encadenar descensos y ascensos entre las dos principales ligas. Desde esa temporada hasta la 1982/1983, incluida, el Celta obtuvo 9 cambios de categoría consecutivos con 3 ascensos a Primera División, 5 descensos a Segunda y un descenso a Segunda División “B”. Esta bajada al fútbol semiprofesional fue la mayor calamidad de la historia reciente del club. 

Baltazar

En la temporada 84/85, con Félix Carnero como entrenador, vuelve a ascender. La entidad celeste y sus aficionados esperaban que esa fuera la última vez que iban a luchar por el ascenso a la categoría de oro. Pero, un año después, el equipo vuelve a bajar a Segunda División. El Celta, volviendo a encadenar descensos y ascensos, subiría de nuevo en la 1986/87, temporada en la que destacó el delantero brasileño Baltazar. Esta campaña fue innovadora tras el cambio del sistema de competición y la separación de la categoría en grupos. La temporada 89/90 volvió a ser un desastre y se consumó otro descenso, tras la marcha de jugadores importantes como Amarildo. 

Años 90: la final de la Copa y el falso descenso 

La vuelta a Primera se consiguió en la temporada 91/92, quedando primeros con Txetxu Rojo como entrenador. Tras este ascenso, el Celta se enfrentó a un reto transcendental para su futuro, la conversión a SAD (Sociedad Anónima Deportiva) para cubrir el capital establecido por el Consejo Superior de Deportes y poder mantenerse en las competiciones profesionales. 

Alineación del Celta en la final de la Copa del Rey en el 1994. Fuente: La Voz de Galicia

En abril del 1994, la afición se movilizó hacia el estadio Vicente Calderón para presenciar la final de la Copa del Rey. 25.000 aficionados vigueses contaban con entrada a esa final, que acabó llevándose el Zaragoza en los penaltis. En el siguiente año, la Ley del Deporte obligó a los equipos a convertirse en SAD. El Sevilla FC y el Celta de Vigo no pudieron cumplir este plazo, por lo que fueron descendidos administrativamente a Segunda División B. Miles de aficionados de ambos equipos salieron a protestar a la calle y, la presión consiguió su propósito. Celta y Sevilla pudieron jugar en Primera y en la 95/96 se jugó una liga de 22 equipos, que duró 2 años. 

Años de esplendor 

A partir de la temporada 97/98, el club celeste se mantuvo en los primeros puestos de la clasificación, lo que le llevaba a ser habitual en las competiciones europeas. Jugadores como Mostovói, Makélélé, Michel Salgado o Mazinho eran parte de este conjunto entrenado por Víctor Fernández. En verano del 2000, el equipo consiguió su único título venciendo al Zenit de San Petesburgo en la final de la Intertoto. Sus buenos partidos hicieron que, en febrero de 2001, la IFFHS distinguiera al Celta como mejor club del mundo durante ese mes. 

Celebración de la Intertoto en el año 2000.

En ese año 2001, se volvió a repetir la final copera del 94 entre Celta y Zaragoza, esta vez en el Estadio de la Cartuja de Sevilla. El resultado sería el mismo, con un 1-2 en contra, y el Celta se iría otra vez con las manos vacías. Miguel Ángel Lotina se hizo cargo de la dirección del equipo en el curso 2002/03. Practicando un juego más defensivo al habitual, se consiguió un cuarto puesto con plaza a la Champions League. Pablo Cavallero consiguió el Trofeo Zamora como portero menos goleado. 

Champions, ascensos y descensos 

La temporada 2003/04 se afrontó con mucho optimismo por la afición y directiva. Pero, los malos resultados contra rivales directos propiciaron la destitución de Lotina y la llegada de Radomir Antic. A la vez que estos resultados, que acabaron decidiendo el descenso, el Celta pasaba de ronda en Champions ante equipos del nivel del Ajax de Amsterdam. En octavos de final se enfrentaron contra el poderoso Arsenal “de los invencibles” y caerían derrotados en Balaídos y en Highbury.  

Al año siguiente, Fernando Vázquez tomó las riendas del equipo con la meta de volver a subir y ese fue el resultado. A falta de 3 jornadas para terminar la liga regular ya habían cumplido virtualmente el objetivo del ascenso. Para seguir la costumbre del “ascensor”, el Celta volvió a descender en el curso 2006/07 aunque ese año había llegado hasta octavos frente al Werder Bremen en la Copa de la UEFA.  

Lustro en Segunda División y regreso a Primera 

Hubo que esperar hasta la temporada 11/12 para volver a ver al Celta en Primera División. Una apuesta por jugadores de la cantera como Iago Aspas o Hugo Mallo y la llegada del técnico Paco Herrera, fueron las claves del ascenso. Antes, hubo que superar malas rachas y finales de play-off perdidas en los penaltis. La llegada a Primera trajo consigo el aumento en número de abonados, cifra que rondaría los 22.500. En esa temporada no se consiguieron buenos resultados y el Celta fue capaz de salvarse en la última jornada. Para el curso 13/14 la fijación de la directiva fue el fichaje de Luis Enrique como entrenador. Éste, revolucionaría la táctica del equipo con altas y bajas destacadas como la venta al Liverpool de Aspas por 9 millones de euros.  

Iago Aspas debutando con la camiseta del Celta

Semifinalista continental 

La llegada de Berizzo al cargo tras la marcha de Luis Enrique trajo otro cambio de juego que haría más fuerte al club vigués. En su primer año, quedaron octavos en Liga y en el segundo, sextos. Además, en esta temporada 2015/16 llegaron a ser semifinalistas de Copa.  El regreso a Europa fue brillante. Tras pasar las primeras rondas de la Europa League sin ningún problema, se fue adentrando en las eliminatorias venciendo a equipos como el Shakhtar ucraniano o el Genk belga. En semifinales el rival fue el Manchester United de Jose Mourinho. Esta ronda fue ajustada y el Celta estuvo a un solo gol de pasar a la final. En Liga se consiguió un discreto decimotercer puesto y en Copa se llegó a semifinales tras vencer a Valencia y Real Madrid.  

Actualidad 

En las tres últimas temporadas, 5 entrenadores estuvieron al cargo del equipo. Esto se debe a la inestabilidad deportiva y los malos resultados que casi llevan al descenso. En la presente temporada, el Celta se mantiene en la zona baja rozando con el descenso. Esta situación no es peor por la capacidad goleadora de Iago Aspas o la técnica de Rafinha.  

El presidente de la entidad es Carlos Mouriño

El actual entrenador es Óscar García. 

Biografía realizada por Iyán Maoxu González. 

//