RCD Espanyol
RCD Espanyol
Football Team
Soccer

RCD Espanyol

1900 Cornellá de Llobregat​​, Barcelona


Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona, conocido como RCD Espanyol, fue fundado el 28 de octubre de 1900 por universitarios catalanes en la Universidad de Barcelona. De esta forma, nació la Sociedad Española de Football, nombre que le dio su fundador y primer presidente Ángel Rodríguez. Una sociedad anónima deportiva, cuya sede se situaba en Cornellá de Llobregat, con el RCDE Stadium como estadio donde juega el primer equipo, que se encontraba entre Cornellá y el Prat. Con ello, regido por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), por la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) y la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), junto a que fue el quinto club, activo actualmente, más antiguo de nuestro país y se afilió a la Sociedad Gimnástica Española. De esta forma, se inició como un club de fútbol, pero pocos años después, adquirió el carácter multideportivo, puesto que desarrolló más de una disciplina, junto a varias categorías inferiores, de formación y el equipo filial de fútbol. 

Fundación

En 1900 se fundaron varios clubes en Barcelona, deporte que llegó de Inglaterra, pero se terminó castellanizando años después y estaban formados por jugadores extranjeros, mayormente ingleses. A partir de ahí, Ángel Rodríguez, Octavio Aballi y Luis Roca decidieron formar un club de fútbol con el fin de la práctica del deporte. Cabe destacar, que a los fundadores se les conocía como a los tres mosqueteros, pero se les unió un nuevo socio, el cual fue Joaquín Carril y fue el primer capitán del equipo. 

Se afiliaron a la Sociedad Gimnástica Española y el nombre del club se estableció después que Catalá Football Club, el Football Cub Barcelona y el Hispania Athletic Club utilizaran alusiones geográficas y de origen, por lo que Sociedad Española de Football fue el nombre con el que se quedó el nuevo club de fútbol. 

El amarillo fue el color oficial

En los inicios del club, el color que reflejaba en su equipación no fue la que se conoce en la actualidad, puesto que fue el amarillo el color original, ya que uno de los socios regaló al club, aunque años más tarde de la fundación, pasó a vestirse la camiseta blanca y el pantalón azul y, posteriormente, con la vestimenta actual, colores blanquiazules. Este cambio de indumentaria se produjo por el cambio de denominación, la cual terminó conociéndose por Club Español de Football, cambio que se corresponde a la Copa Macaya, edición de competición oficial que se puede destacar a Munner como protagonista del campeonato.

Primeros enfrentamientos oficiales

El club empezó con el derbi oficial barcelonés, produciéndose los denominados los encuentros frente FC Barcelona, que se conoció años después. Tras ello, se destacó la primera edición de la Copa Macaya, donde el conjunto españolista registró una derrota por 4-1. Señalar que en 1902 se disputó el primer campeonato interregional de clubes, el Concurso Madrid de Football, tras recibir la invitación de Madrid Football Club, intervino junto al FC Barcelona, el Club Bizcaya y el New Football Club. No obstante, fue ante el conjunto vasco ante el que jugó una eliminatoria, siendo Ángel Ponz el autor del único gol del club españolista. Después de la eliminatoria, jugó un trofeo de consolación para dictaminar el segundo puesto final frente al Madrid FC, después de participar el resto de equipos que perdieron, partido que terminó 3-2 a favor de los locales y que impidió ganar su primer galardón, el de la Copa de la Gran Peña.

El éxito del fútbol incitó a que se produjera el Campeonato de España-Copa del Rey, por lo que los catalanes aceptaron la invitación, pero ante el Athletic Club fueron derrotados, siendo Joaquín Cenarro el que marcó el único gol. A partir de esos momentos, el club comenzó a encaminarse en hacer frente a nuevos partidos, llegando el momento de que se constituyó la Asociación de Clubes de Football de Barcelona, campeonato que se mostró en un buen momento, motivo por el que terminaron siendo campeones después de disputar 16 encuentros, 15 de ellos viendo la victoria y empatar el otro encuentro, por lo que fueron invictos y con 83 goles encajados a su favor.

Su consolidación en los años 20 con la compra de Sarrià

En la década de los 20 ya se reconocía al Espanyol como un club reconocido en Cataluña y jugando partidos de gran explanada. junto a la obtención de los campeonatos regionales de 1904, 1912, 1915 y 1918. Con ello, la compra de la familia De La Riva, por una cantidad de 170.000 peseta, se inauguró el Estadio de Sarrià, que se conocía como “Can Rabia” o “La Bombonera”. Esta década se destacó por los éxitos conseguidos, jugando partidos ante equipos internacionales, como fue el caso del Imperial de Lisboa o el Athletic Club Sparta Praha. No obstante, también se destacó el fichaje de José Padrón en un viaje por Portugal y Canarias. 

Llegó la temporada 1996/97 y el club se vio con la obligación de vender el Estadio de Sarrià y se trasladó al Estadio Olímpico Lluís Companys de Montjuïc, campo en el que el equipo jugó los partidos hasta la campaña 2008/09, destacando que en el 2003 el club colocó la primera piedra del nuevo estadio. Con todo ello, el club cumplió 100 años desde su fundación, por lo que recibió el Premio Cruz de Sant Jordi el 14 de noviembre de 1999.

RCDE Stadium

Fueron 12 temporadas las que el club estuvo en el Estadio Olímpico de Montjuïc, pero en agosto del 2009 se inauguró el Estadio de Cornellá-El Prat, pero se comenzó a hacer en  el 2002, momento en el que el club catalán decidió organizar un concurso internacional para elegir una nueva sede, que finalmente el proyecto que ganó fue el de los arquitectos Mark Fenwick y Este Gasulla, proyecto que se concibió como un elemento de creación de las nuevas infraestructuras e interrelación de los ciudadanos,  junto a que siguió los criterios de los nuevos estadios europeos.

La afición en el derbi de 2014 | Foto: RCD Espanyol
La afición en el derbi de 2014 | Foto: RCD Espanyol

Un estadio formado por dos zonas, las cuales son las gradas y el anillo que las rodea, junto a un diseño limpio y contundente, con una fachada como un telón flotante y  translúcido con los colores del club para su iluminación con la llegada a la noche. Destacando que la cubierta está formada por placas fotovoltaicas que permiten un ahorro energético importante, cubriendo las dos gradas principales y los goles, dejando sólo sin cubrir las cuatro esquinas.

Accesibilidad para minusválidos, 27 bares, 3278 plazas de aparcamiento y 24 cabinas de radio y 133 butacas de prensa

Con un terreno de juego de césped natural de 105x68 metros, con una capacidad de 40.000 espectadores, un estadio edificado sobre solar de 36.000 metros cuadrados, placas solares fotovoltaicas en cubierta de 0,5 MW y construido con criterios de eficiencia energética. Junto a ello, es un estadio cuatro estrellas, con una zona VIP formada por la president club con 271 localidades, exexutive club con 36 palcos en la grada intermedia de Tribuna Presidencial y corporate club con 1200 localidades distribuidas entre los dos goles y la tribuna lateral de la grada intermedia, combinando palcos y localidades con servicios VIP.

Ciudad deportiva Dani Jarque

Situada en Sant Adrià de Besós, es el recinto donde entran y juegan los trofeos internos los niños y niñas de la Escuela de Fútbol y que organizan Campus. No obstante, entrena el primer equipo, pero también lo hacen el fútbol base y el equipo femenino, ambas categorías que también hacen frente a sus respectivos encuentros. 

Con 60.000 metros cuadrados de superficie, un campo de césped artificial de 105x68 metros, incluyendo cuatro campos de fútbol siete de 60x40 metros.  tro campo de fútbol siete de césped artificial de 60x33 metros, un campo de entrenamiento de porteros de césped artificial de última generación, pista polideportiva de 1200 asientos, gradas de campo principal de 320 asientos, gradas de los campos de césped artificial de 320 asientos, sala de prensa, sala de audiovisuales, sala de entrenadores y zona de descanso  es lo que forma la Ciudad Deportiva.  Junto a ello, seis vestuarios en tribuna, vestuarios de entrenadores, vestuarios de árbitros, siete vestuarios en módulos, almacenes de material, servicios técnicos, gimnasio, cafetería para 80 personas, el RCDESTIL Shop, aparcamiento con 150 plazas, taquillas y oficinas de fútbol base y escuela de fútbol.

Finalista en dos ocasiones UEFA 

El equipo blanquiazul estuvo en dos finales de competición europea, la última de ellas en 2007, año que estaba Ernesto Valverde en el banquillo, siendo el Sevilla el rival al que se enfrentaba, pero en 1988 con Javier Clemente como técnico, llegó a la final enfrentándose al Bayer Leverkusen, aunque en la temporada 2018/19, 12 años después, el primer equipo volvió a competición europea, a pesar de que en la ronda de los dieciseisavos de final, ante el Wolves, cayó eliminado.

Títulos de Copa del Rey

En la Copa también se destacó a lo largo de su historia, puesto que en en 1929, cuando se inauguró el campeonato nacional, el Espanyol figuró entre los clubes fundadores, siendo el equipo que encajó el primer gol oficial y siendo el primer año que se hizo con la Copa de SM el Rey, mismo campeonato que logró ganar en 1940, 2000 y en el 2006.

Jugadores que dejaron huella en el club

A lo largo de la historia del club perico se pueden destacar varios jugadores que marcaron huella, entre los cuales se pueden encontrar Ángel Ponz, autor del gol ante el Club Bizcaya en el Concurso Madrid de Football, Munner, protagonista en la competición oficial de la edición de la Copa Macaya, con un resultado que el equipo perico solo anotó dicho tanto o Joaquín Cenarro, autor del gol ante el Athletic Club en la Copa del Rey.

Otro jugador que dejó una gran huella en el Espanyol fue Dani Jarque, jugador de la cantera, que se convirtió en capitán y estuvo desde el 2002 hasta el 2009, año en el que falleció con tan solo 26 años por un paro cardiaco en una gira del equipo por Italia.

Otros jugadores que marcaron en la historia del club fueron Ricardo Zamora, portero que estuvo en dos etapas, desde 1916 hasta el 1919 y desde el 1922 hasta el 1930, junto a él, Julián Arcas, delantero que estuvo desde el 1948 hasta el 1958, o Antonio Argilés, que estuvo desde 1950 hasta 1962 y la temporada 1963/64, y Jophn Mikkelsen Lauridsen, que estuvo desde 1982 hasta 1988.

Destacar también jugadores de renombre como Kubala o Alfredo Di Stefano, pero no dejar atrás el paso del portero Thomas N’Kono desde el 1982 hasta el 1991. Junto a ellos, mencionar también a Iván de la Peña, que estuvo desde el 2002 hasta el 2011 o Raúl Tamudo, que fue un jugador de la cantera que debutó en el primer equipo en 1996, a pesar de que estuvo cedido al Alavés y Lleida, pero regresó al Espanyol para ser una pieza fundamental desde 1998 hasta el 2010.

Destacar también a Raúl de Tomás, delantero que llegó en el mercado invernal del 2020, convirtiéndose en el fichaje más caro de la historia blanquiazul y entrando en su historia por marcar en sus cuatros primeros encuentros oficiales, uno en Copa del Rey y tres en Liga, a pesar de que terminó sumando seis goles con la camiseta blanquiazul.

//