Jaycee Carroll
Jaycee Carroll
Basketball Player
Basketball

Jaycee Carroll

1986 Laramie, Wyoming


Jaycee Don Carroll es un jugador de baloncesto nacido en Laramie, Wyoming (Estados Unidos) el 16 de abril de 1986. Actualmente juega en el Real Madrid, club en el que milita desde la temporada 2011-2012, después de haber aterrizado en España de la mano de Herbalife Gran Canaria. Se formó en la Universidad Estatal de Utah durante 4 temporadas donde tras promediar un 46% en triples, se convirtió en el máximo anotador histórico de esa universidad.

Tras su periplo universitario, Carroll recaló una temporada en el Teramo Basket italiano, paso previo a su desembarco en España donde inicialmente en Gran Canaria y posteriormente Madrid, ha labrado la leyenda de tirador y uno de los mayores anotadores de la historia de la Liga. Un jugador que ha marcado una etapa en el Real Madrid de Pablo Laso, donde se ha convertido junto a otros jugadores como Rudy Fernández , Sergio Llull o Felipe Reyes, en uno de los jugadores más laureados de la historia del baloncesto europeo.

Un tirador de época

Nada más aterrizar en las islas, el jugador de Wyoming demostró por qué había sido el máximo anotador histórico de su Universidad, consiguiendo una campaña de debut en ACB donde promedió 18 puntos por partido, con partidos de absoluto éxtasis anotador como los 31 puntos que anotó ante Unicaja o los 30 que consiguió frente al que sería el equipo que marcaría su carrera, el Real Madrid.  El equipo canario se clasificó para Playoff donde caería frente al FC Barcelona por 0-2 y en competición europea, Eurocup, el cuadro claretiano cayó en cuartos de final ante el Panellinios griego.

En su segunda temporada en el equipo insular, Jaycee Carroll acabó por explotar con exhibiciones históricas. Con 8 partidos por encima de 25 puntos, la temporada de Carroll fue espectacular, convirtiéndose en un anotador compulsivo que hacía tiempo que no se veía en ACB. Con una capacidad espectacular para armar el tiro y levantarse desde cualquier posición, el norteamericano, regaló momentos para el recuerdo con la camiseta grancanaria. En el plano individual, consiguió 4 premios a mejor jugador de la jornada y uno como mejor jugador del mes. La temporada brillante que realizó le valió la inclusión en el mejor quinteto de la temporada 2010-2011 y su fichaje por el Real Madrid, ansioso en la búsqueda de un anotador que les ayudase a volver al lugar del que llevaban unos años alejados, la pelea por los títulos en una etapa donde tanto Barcelona como Baskonia se repartían los títulos ligueros. La llegada de Carroll coincidió con la de Pablo Laso al banquillo merengue y con ellos, una de las etapas más gloriosas del club madrileño.

https://www.youtube.com/watch?v=zQCfWocxSmw

Tras aterrizar en la Casa Blanca, el papel del jugador de Wyoming, cambió radicalmente, convirtiéndose en un jugador de rotación encargado de revolucionar los partidos desde el banquillo y anotar triples después de carretón. Así comienza su reconversión a tirador y abandona el rol de líder anotador que tenía en Gran Canaria. En su primera temporada en la capital española, Carroll conquista la Supercopa de España y la Copa del Rey y en el plano individual, es nombrado jugador de la jornada en una ocasión, después de anotar 36 puntos en 31 minutos ante el Zaragoza, dando un absoluto clínic en anotación. La primera campaña, concluye amargamente con la derrota en la final de la Liga ante el FC Barcelona, aunque el balance del primer año es muy positivo: 2 títulos y 3 finales, pese al fracaso en Euroliga donde no pasan del top 16.

La segunda temporada de blanco supone una nueva adaptación a ese rol y así, Carroll colabora para la consecución de la Supercopa y en la Liga Endesa, a pesar de bajar sus promedios es capaz de aportar para ayudar a su equipo a imponerse al FC Barcelona en el quinto partido en el Palacio de los Deportes, vengando la derrota que habían sufrido los blancos en Copa del Rey ante el elenco de Xavi Pascual. La parte amarga llega en la Euroliga, donde tras un campeonato magnífico, llegan a la final ante el vigente campeón, el Olympiacos, que pese a la ventaja que cogen los de Laso al inicio, son capaces de remontar para revalidar el título. Pero el sueño del Real Madrid de conseguir su novena Copa de Europa volvía a renacer.

Una lesión de rodilla pone en riesgo su futuro en el Real Madrid

La siguiente temporada como jugador del Real Madrid fue la más difícil en lo personal, con una lesión de rodilla que le tendría fuera del equipo dos meses de competición y le dejarían con una participación casi residual en el tramo final de campaña. Sus minutos bajaron y su aportación en pista, también. Incluso, algunos pensaron que la etapa de Jaycee en el equipo de la capital estaba acabada, pero el estadounidense permaneció en el equipo y le dio la razón a los que apostaban por él. Pese a su baja participación, Carroll es parte del equipo que conquista la Copa del Rey y cae en la final de la Liga ante el FC Barcelona y en la final de Euroliga ante Maccabi.

Carroll se reivindica y demuestra todo su talento

La siguiente campaña fue la de su consolidación como jugador de pleno derecho de la plantilla del Real Madrid, siendo pieza clave del equipo que logra el pleno de títulos: Supercopa, Copa, Euroliga y Liga Endesa, una de las mejores temporadas de la sección del club blanco. Su aportación va en aumento y su papel de secundario torna en un jugador que da victorias y que desatasca partidos desde su increíble capacidad de anotación. 3 muestras de ello: su actuación en Euroliga ante Nizhny Novgorod, donde anota 32 puntos, estableciendo su máxima anotación en la competición continental, la exhibición anotadora con 26 puntos en 23 minutos ante el Barça en el Palacio en Liga Endesa y también en el Palacio, pero en Euroliga, en la Final, frente a Olympiacos, 4 triples clave que permitieron al Real Madrid desatacar el partido.

https://www.youtube.com/watch?v=W6tkB7S-54U

La temporada 15-16, el norteamericano continúa aumentando su incidencia en pista, aprovechando al máximo las oportunidades que le da Pablo Laso y convirtiéndose en un perfecto sexto hombre, que produce en cada acción y aporta muchos puntos desde el banquillo. En lo colectivo, el equipo madrileño se hace con la Copa del Rey y la Liga Endesa y cae en cuartos de Euroliga frente a Fenerbahce y en lo individual, se proclama campeón del concurso de triples.

Después de haber alcanzado el cielo en 2015, 2 años después, en 2017, los blancos tuvieron su peor campaña en cuanto a títulos se refiere, logrando conquistar tan sólo la Copa del Rey y cayendo en las semifinales de Euroliga frente a Fenerbahce y en la final de Liga Endesa ante Valencia Basket. Pese a ello, el papel de Carroll es destacado con grandes exhibiciones anotadoras como los 25 puntos ante Betis y RETAbet Bilbao Basket en Liga Endesa y los 29 que le endosa al Anadolu Efes en Euroliga, además de revalidar su premio como mejor triplista.

En la última campaña de Luka Doncic antes de irse a la mejor liga del mundo, el jugador nacionalizado azerbaiyano, adopta un rol más de revulsivo y sus minutos en pista se reducen aunque no su aportación ni su productividad, consiguiendo ser un jugador clave en la rotación para remontar partidos. En esta temporada, Carroll firma varios partidos por encima de 20 puntos como los 29 ante Unicaja y 28 ante Delteco GBC en Liga Endesa o los 24 ante Olympiacos en Euroliga. En lo colectivo, el club madrileño conquista la Liga Endesa ante Baskonia y el título de Euroliga frente a Fenerbahce, vengando las derrotas de años anteriores.

Con la salida de Doncic, el papel del norteamericano, se mantiene en el rol de revulsivo, encargado de revolucionar los partidos y producir el máximo en la cancha. Fruto de este papel de “jugador microondas”, llegan partidos de absoluta inspiración como los 32 puntos ante Morabanc Andorra donde firmó un excelente 6/11 desde el perímetro. Pero su actuación más destacada fue sin duda, la del segundo partido de la Final de ACB frente al FC Barcelona, donde con un triple magnífico sobre la bocina remonta un partido que se les había puesto muy cuesta arriba a los blancos y les daba el segundo punto de la eliminatoria. Aquel partido acabó con 25 puntos, pero sin duda, esos últimos 3 quedarán en la historia de Carroll como jugador del Real Madrid. El Real Madrid acabaría conquistando esa Liga y tanto en Copa del Rey como en Euroliga, se quedarían con la miel en los labios, cayendo en la final y en la semifinal, respectivamente en sendos finales igualados.

La temporada 19-20, según anunció el propio jugador de Wyoming, sería la última como jugador del Real Madrid, pero no quería irse de vacío y en el primer título en juego, los blancos se hicieron con la Supercopa ante el FC Barcelona y en el mes de febrero, los de Laso arrasaron a sus rivales en la Copa del Rey, jugando un baloncesto espectacular al que ningún equipo pudo responder. Los minutos de Carroll siguen siendo muy limitados pero su aportación en cada segundo que disputa en la cancha es espectacular. Con una media de 17 minutos por partido y 10 puntos por encuentro, el norteamericano sigue siendo aquel jugador letal a pies parados y que no puedes dejar respirar cuando coge el balón desde 6,75. El futuro deparará si es el encuentro ante Casademont Zaragoza donde anotó 14 puntos, ha sido su último partido como jugador madridista.

//