Juancho Hernangómez Geuer
Juancho Hernangómez Geuer
Basketball Player
Basketball

Juancho Hernangómez Geuer

1995 Madrid


Era un soleado 24 de septiembre de 1995 cuando llegaba al mundo el mediano de los hijos de Wonny Geuer y Guillermo Hernangómez. Aquel día nacía Juan Alberto Hernangómez Geuer, más conocido como Juancho. La familia se había asentado en la Comunidad de Madrid y, alejados de las canchas, tenían el sueño de asentarse y vivir una nueva vida. Ese sueño se empezó a cumplir con el nacimiento, un año antes, de Guillermo, más conocido como Willy; y se continuaría con el nacimiento, cinco años después, de Andrea.  

La familia Hernángomez-Geuer / Fuente: Twitter (@andrea14hg)
La familia Hernángomez-Geuer / Fuente: Twitter (@andrea14hg)

Sus padres, dos pívots de renombre, decidieron no inculcarles por obligación el baloncesto, y si debía llegar a ellos, llegaría por sí solo. Los hermanos Hernangómez empezaron a jugar al fútbol, y no parecían ser malos, nada parecía indicar que debían acabar jugando al baloncesto. Pero la pasión surgió aquellos fines de semana en los que iba toda la familia a montar en bici, y terminaban tirando unas canastas en una cancha cercana. Allí empezó a nacer la pasión.  

Inicios

Los dos hermanos ingresaron en el Club Baloncesto Las Rozas, su localidad natal. El Real Madrid se fijó en Willy, y, de rebote, fue detrás Juancho. El club merengue no vio en él posibilidades de mejora, por lo que prescindieron de él en el 2010.  

El joven no quiso tirar la toalla, por lo que ingresó en el Majadahonda, para poder mejorar como jugador. Su primera temporada en el club fue destacada, pero una lesión en el cartílago de la rodilla estropeó sus buenas estadísticas. Incorporándose tarde en su segundo curso, consiguió llamar la atención de diversos clubes de la Comunidad de Madrid, llegando casi a estrenarse como internacional con la selección sub-17, viéndose frenado por su lesión. 

Juancho tras su primera canansta en la ACB / Fuente: Movistar Estudiantes
Juancho tras su primera canansta en la ACB / Fuente: Movistar Estudiantes

De entre todos aquellos equipos, el joven jugador decidió irse al Magariños de la mano del Estudiantes. Su primer año jugó tanto en el junior como en el EBA, con el que consiguió ascender a LEB Plata, promediando 8.5 puntos por partido. Esto hizo que se estrenara como internacional en el europeo sub-18, llevándose el bronce. Al año siguiente, en la temporada 13/14, jugó varios partidos con el equipo de EBA, promediando 13.9 puntos, y dada su explosión, la directiva del club decidió ascender al jugador al primer equipo.  De este modo, entrenaba con el primer equipo mientras jugaba, normalmente, con el equipo de los canteranos, aunque en más de una ocasión disputó en el mismo día dos partidos distintos. 

Un joven en la ACB

Aquel año no fue el mejor para Juancho en la ACB, pero el Estudiantes confiaba ciegamente en él. Txus Vidorreta animaba al jugador a seguir, y aquel verano volvió a las internacionalidades, con la selección sub-20 en el europeo de Grecia, alcanzando el bronce de nuevo. Su segunda temporada en el Palacio de los Deportes fue algo mejor, jugando el doble de minutos y alcanzando 2.4 puntos de promedio. De nuevo, visitó con la selección sub-20 un nuevo europeo, y alcanzó la plata y un puesto en el quinteto ideal. Estos logros acabaron con Juancho siendo invitado con la selección absoluta, vislumbrando su futuro. 

Pero su verdadera explosión vino en el curso 15/16, jugando 23.7 minutos cada encuentro, 9.7 puntos; siendo el mejor anotador de menos de 22 años en la liga ACB, y liderando también la valoración en los jugadores más jóvenes. También demostró el que él considera su mayor fuerte, liderando a los under 22 tanto en rebotes ofensivos como en defensivos. Por todos estos logros, se hizo con el premio a Mejor Jugador Joven de la liga Endesa, por delante de Luka Doncic, obteniendo el esloveno 50 puntos y el madrileño 100, la máxima puntuación.  

Al acabar el 2016, el Movistar Estudiantes descendió a LEB Oro, y el jugador fue drafteado en la decimoquinta posición de la lotería por los Denver Nuggets, comenzando así su andadura por la NBA, tras ya haber disputado algún partido con los de Denver en la Summer League, destacando en el triple y en su intensidad.

Años en los Denver Nuggets

La franquicia asentada en Colorado había optado por un equipo joven, novedoso, que pudiera asegurar buena forma física por muchas temporadas, y que se creara así un ambiente ameno de trabajo. Juancho sabía que, siendo el año anterior el mejor joven de la liga española, podía destacar en ese equipo como el que más. 

El 4 de enero de 2017, aun con toda su actitud, el equipo lo decidió mandar a la NBA Development League, con los Sioux Falls Skyforce, pero tras su primer partido los Nuggets se arrepintieron y volvió con ellos. Consiguió su career-high en la NBA el 13 de enero, anotando 27 puntos contra los Golden State Warriors. De este partido se recuerda la envidia de Durant, unida a una rabia contenida, en unas declaraciones en el vestuario infravalorando al español. Entre otros grandes partidos en su primer año, disputó como titular un encuentro ante los Rockets, en el que anotó 15 puntos. 

Tras varios años brillando, al ala-pívot le diagnosticaron una mononucleosis que cesó su progreso, dejándolo sin disputar una gran ristra de partidos en su año de sophomore, en el que sólo pisó la cancha 25 veces. 

Ganando mucha masa muscular durante su recuperación, los Nuggets esperaban de él un buen triplista y un gran reboteador durante su tercer curso en la liga estadounidense. Juancho peleó por un buen lugar en la rotación y consiguió destacar en partidos como el Nuggets-Hawks en el que rozó el doble-doble con 25 puntos y 9 asistencias. También eclipsó el primer partido de LeBron James como Laker, anotando él 19 puntos, y el debutante sólo 9. Llegó a la cumbre de su mejora cuando en un partido contra los Spurs igualó su propio career-high. 

Aun consiguiendo ser relevante, en los play-offs no hubo oportunidad para Juancho, que acabó operándose de una lesión muscular que puso en entredicho su participación en el Mundial de China con la selección absoluta. Pero Juancho viajó como internacional y trabajó como el que más para poder ponerse a la altura de sus compañeros tras la lesión, incluso cuando no se le recomendaba forzarse. Acabó siendo MVP en el partido disputado contra la selección italiana, y los españoles se hicieron con el título de campeones con un Juancho que brillaba tanto en la pintura como en el triple.  

Traspaso a Minnesota

En 2019 los Nuggets renovaron su contrato, realizando una extensión del de rookie, pero en la primera mitad de la temporada no se contó con un Juancho que ocupaba el quinto lugar en la rotación, que podía estar varios partidos sin jugar, pero que, a la vez, siempre debía estar dispuesto a hacerlo.  

En el cierre del mercado de invierno, Juancho fue parte del mayor traspaso visto desde el 2000, abandonando Colorado para irse directo a Minnesota. Allí se ha vuelto a ver a un madrileño que explota en cada partido, siendo titular en cada encuentro hasta el parón de la NBA por culpa de la crisis del COVID-19, con una media de 29 minutos jugados. Sus ganas por mantenerse en la NBA se vieron cuando en su primer partido vistiendo la camiseta de los Tiberwolves cosechó 14 puntos, acertando los tres triples que intentó.  

Futuro en el baloncesto

El futuro de Juancho Hernangómez es incierto, pero ha demostrado que en contra de las adversidades él se impone y consigue sacar partido a cada obstáculo. Y le depare lo que le depare el destino, el camino del baloncesto y el del madrileño parecen muy unidos, y por mucho tiempo.  

Biografía realizada por Álvaro Ayuso

//