Moisés Gómez Bordonado
Moisés Gómez Bordonado
Football Player
Soccer

Moisés Gómez Bordonado

1994 Rojales, Alicante


1994. Un caluroso día de junio, concretamente el 23, nacía Moisés Gómez Bordonado, conocido en el mundo del fútbol como Moi Gómez. Nació en Rojales, un municipio de la provincia de Alicante que tiene una población de alrededor de 16.500 habitantes.

Sus inicios

Empezó en el mundo del futbol en el equipo de su pueblo, el Club Deportivo Thader de Rojales. La mayoría de los niños empiezan en el club de su tierra natal. Después de jugar en el club de Rojales, fue a la cantera del Alicante.C.F. Daba un pequeño salto en su carrera. Pasaba a un equipo de más categoría. Este fue el último paso que dio antes de entrar en el Villarreal.

Aterrizaje en Villarreal

Llegó a la familia grogueta y se incorporó al infantil B’ en 2006, con tan sólo 11 años. Más tarde, llegaría al juvenil A’ donde logró el campeonato de Liga de la división de honor juvenil. Subiría dos categorías más. Ascendió al C’ en la misma campaña en la que llegaba al juvenil del club amarillo. Progresaba muy rápido Moi e iba subiendo categorías a pasos agigantados. Con tan solo 16 años, el joven jugador alicantino ya apuntaba maneras. Además, fue internacional con la selección española en las categorías sub-16, 19 y 21.

Debut con el B'

El 30 de abril de 2011 fue una fecha que recordará para siempre. Ascendió de categoría y debutó con el Villarreal B’ en un partido oficial de Segunda División frente al Club Gimnástic de Tarragona. Día marcado en el calendario; momento muy importante en su carrera.

Estos fueron los primeros pasos (ya no eran tan pocos) de Moi en el mundo del fútbol. El club de su pueblo, el Alicante y el Villarreal. Un camino ascendente.

La llamada del primer equipo no definitiva

Las buenas noticias no iban a dejar de llegar, afortunadamente para el joven centrocampista. Otro día que tendrá para siempre en su memoria fue cuando debutó con el primer equipo del Villarreal. La fecha señalada para que se produjese ese hecho fue el 28 de noviembre de 2011. El mismo año en el que debutaba también con el filial groguet.

Con tan sólo 17 años ya había debutado en la primera plantilla en la máxima categoría del fútbol español. Lo hizo en La Rosaleda, fortín del Málaga C.F. Entró al terreno de juego, sustituyendo a Jonathan de Guzmán. Día inolvidable para él. Lo único negativo fue el resultado del partido ya que su equipo cayó por 2-1.

Cualquier futbolista, que está en una cantera de un club y que todavía es muy joven, tiene muchas aspiraciones y muchos sueños por cumplir. Algunos pueden ser: debutar con el primer equipo, fichar por un gran equipo… Moi ya lo había hecho, recordando siempre su paso por el Thader y por la cantera del Alicante.

El próximo reto que se proponía era marcar un gol como profesional. Y así fue. No con el primer equipo, pero sí con el B’. El 25 de febrero de 2012, anotó su primer gol frente al C.D. Guadalajara en un partido donde los amarillos se alzaron con la victoria. El partido correspondía a la jornada 26 de la Segunda División.

En menos de un año, había pasado por el juvenil A’ del Villarreal ganando el campeonato liguero de ese rango, debutado con el B’, también lo había hecho con la primera plantilla, había anotado su primer gol con el filial y había sido convocado con las categorías inferiores de la selección española. Muchos logros en tan poco tiempo.

Afianzado en el primer equipo y vuelta a primera división

La siguiente temporada, la 2012/2013, dio un paso gigante en su carrera y formó parte de la 1ª plantilla del club. Todo eran buenas noticias para un chico que acababa de cumplir la mayoría de edad.  Subió al primer equipo y su coste estuvo alrededor de 500 mil euros.

Además, consiguió que el retorno a Primera División fuese posible y el Villarreal volvió a la máxima categoría en la 2012/13, tras haber bajado a la categoría de plata en la campaña 2011/12. Un chico que ya estaba consolidado en la plantilla y fue uno de los artífices del ascenso.

En el siguiente curso, 2013/14, tachó de la lista otro logro mas que había conseguido. Marcó su primer gol en Primera División en la victoria del Villarreal frente a la Real Sociedad (5-1). Un jugador más que asentado en el equipo, muy importante en la plantilla.

Ya en la 14/15, jugó 31 partidos de La Liga, 6 de Europa League y 7 de Copa del Rey. Marcó un total de 4 goles; todos en el campeonato regular. Un doblete al Celta de Vigo y por partida doble también a la Real Sociedad.

  

Cambio de aires

Pasamos a la sucesiva temporada. Moi se fue cedido al Getafe para adquirir experiencia y coger más minutos. Desgraciadamente para los intereses azulones, el club descendió a segunda. Sin pena ni gloria pasó el joven centrocampista por el club madrileño. Por aquel entonces tenía 21 años.

Sin pena ni gloria

Tras la cesión, volvía a La Plana, pero por poco tiempo. No le iba a dar tiempo a deshacer las maletas cuando iba a ser traspasado al Sporting de Gijón en la temporada 16/17. Llegaba libre y firmaba por 4 temporadas. Se desvinculaba del club amarillo. Ya en el club asturiano, volvió a descender a la categoría de plata. Jugó 24 partidos de inicio, convirtió 2 goles y asistió 5 veces.

Moi durante su etapa en el Sporting de Gijón. FOTO: LaLiga
Moi durante su etapa en el Sporting de Gijón. FOTO: LaLiga

Retorno a primera

La ‘primera parte’ de la 17/18 no fue una buena temporada para él en el Sporting. Sólo marcó 1 gol y dio una asistencia. Viendo que las cosas no estaban funcionando, salió cedido al Huesca el 26 de enero de 2018. El préstamo era hasta final de temporada. En esta segunda parte del curso, jugó 17 partidos, anotó 1 gol y dio 4 pases de gol. Rompió con la mala racha de estar implicado en los descensos de los anteriores equipos en los que había estado, y con el Huesca ascendió. Por haber conseguido subir al Huesca, se extendió su contrato con el club oscense para una temporada más.

Fue pieza clave en el camino del Huesca por Primera División. El curso pasado, dio 9 asistencias, siendo el 9 mejor asistente de La Liga. Fue de los mejores jugadores del club aragonés, aunque no pudo evitar el descenso.

Vuelta a casa del hijo pródigo

El 30 de junio de 2019, finalizaba con el Huesca y volvía a Gijón. Un mes más tarde y para sorpresa de los aficionados groguets, Moi volvía a casa a cambio de 1,30 millones que pagaba el Villarreal al Sporting.

Esta temporada está siendo pieza clave en el sistema de Calleja. Titular en casi todos los partidos en la banda izquierda. Muchas cualidades tiene: exquisito manejo de ambas piernas, control de balón, gran disparo. Gran temporada la que está cuajando Moi.

Moi Gómez junto a Gerard. FOTO: @LaLiga
Moi Gómez junto a Gerard. FOTO: @LaLiga
//