Oklahoma City Thunder
Oklahoma City Thunder
Basketball Team
Basketball

Oklahoma City Thunder

2008 Oklahoma City


Originalmente la franquicia estaba ubicada en Seattle, y recibía el nombre de Seattle Supersonics, siendo así desde 1967 hasta 2008. En 2008 la franquicia de Seattle fue comprada por Clay Bennett, y tras una serie de problemas legales y enfrentamientos con la ciudad, se trasladó a Oklahoma City, recibiendo el nombre de los Thunder. La franquicia, con el nombre de Supersonics, ganó un anillo en la temporada 1978-79. De los 12 años de existencia de los Thunder, solo se han perdido los Playoffs en dos ocasiones: su primera temporada (2008-09) y la campaña en la que Kevin Durant se perdió 55 partidos (la 2014-15). En la presente, de la que no se han disputado los 82 partidos, los Thunder contaban con un record de 40-24 que les dejaba en la 5ª posición de la Conferencia Oeste, teniendo acceso a los Playoffs.

Los Thunder, a pesar de su corta historia en la NBA, han visto crecer a grandes jugadores y han podido estar entre la élite de la liga varios años, disputando la postemporada con asiduidad, aunque no siempre su camino en Playoffs ha sido largo.

 

2008-09: primera temporada en Oklahoma City

Durant y Westbrook tras el Draft de 2008 en el que el base fue elegido en la 4ª posición| Foto: Jennifer Pottheiser, GettyImages
Durant y Westbrook tras el Draft de 2008 en el que el base fue elegido en la 4ª posición| Foto: Jennifer Pottheiser, GettyImages

Esta temporada fue la segunda del que es todavía General Manager, Sam Presti. La campaña de transición de Seattle a Oklahoma fue difícil en lo deportivo, pues el equipo finalizó con un balance de 23 victorias y 59 derrotas, finalizando en la 13ª posición en el Oeste. Era el segundo año del joven estrella (drafteado por los todavía Sonics) Kevin Durant, y Russell Westbrook había sido elegido en la 4ª posición del Draft de ese verano, por lo que era un jugador prometedor. Durant demostró sus capacidades, promediando 25,3 puntos y 6,5 rebotes, y el base le complementaba con 15,3 puntos, 4,9 rebotes y 5,3 asistencias. La franquicia, plagada de jugadores jóvenes y con poca experiencia, no logró ser consistente y en ningún momento de la temporada logró enlazar siquiera 5 victorias consecutivas. Tras el nefasto comienzo de la temporada con PJ Carlesimo en el banquillo (1-12), el resto del curso el entrenador fue Scott Brooks (22-47).

 

2009-10: mejoría notable en la segunda temporada

James Harden (#13), Kevin Durant (#35) y Jeff Green (#22), con Serge Ibaka al fondo (#9) | Foto: Layne Murdoch Sr, GettyImages
James Harden (#13), Kevin Durant (#35) y Jeff Green (#22), con Serge Ibaka al fondo (#9) | Foto: Layne Murdoch Sr, GettyImages

Tras una buena segunda mitad de la temporada anterior de la mano de Brooks, el equipo mantuvo buena parte de su núcleo, al que añadió al producto de Arizona, James Harden, y al interior Serge Ibaka, que llegó desde la liga española (seleccionado en 2008 pero incorporado a la disciplina en 2009). El escolta zurdo asumió su papel de sexto hombre, jugando 76 partidos desde el banquillo, en los que aportó 9,9 puntos de media. Cuatro jugadores del quinteto titular del equipo pudieron disputar los 82 partidos de la temporada; fueron Kevin Durant, Jeff Green, Russell Westbrook y el escolta Thabo Sefolosha. El pívot, Nenad Krstic, solo se ausentó 6 citas. Esta regularidad y el consistente esfuerzo anotador de Kevin Durant (sus 30,1 puntos por noche le convirtieron en el jugador más joven, con 21 años y 197 días, en recibir el Título de Anotación) posibilitaron que los Thunder mejoraran considerablemente con respecto a la anterior temporada. Russell Westbrook también mejoró sus prestaciones, con 16,1 puntos y 8 asistencias por partido. Así, firmaron un récord de 50-32, que les posibilitó disputar los Playoffs como octavos de su conferencia; en la primera ronda que perdieron (4-2) contra los reinantes campeones Lakers obtuvieron su primera victoria en postemporada en el entonces Ford Center.

 

2010-11 a 2013-14: dominio de su división y clasificaciones a Playoffs

Después de probar su capacidad en una competitiva Conferencia Oeste, los Thunder volvieron a mejorarse a sí mismos, añadiendo 5 victorias a su balance anterior, para terminar con 55-27 y el liderato de su división (la noroeste), con ventaja de campo para los Playoffs gracias a su cuarta posición. Se confirmaban como un gran ataque, aunque en el aspecto defensivo no destacaban especialmente, a pesar de contar con la presencia intimidadora de Serge Ibaka en la pintura y con el hábil ladrón Russell Westbrook, complementado por el especialista Thabo Sefolosha. De nuevo, Kevin Durant volvió a ser el mejor anotador de la temporada con 27,7 puntos por partido.

En la postemporada lograron vencer a los Nuggets en primera ronda, asegurando las dos victorias en casa, robando una a domicilio y cerrando la serie de nuevo en casa. En esa serie destacó Kevin Durant, que anotó 41, 23, 26, 31 y 41 puntos en los partidos de la eliminatoria. El dúo del alero con Westbrook tuvo más dificultades en segunda ronda contra Memphis, pero de nuevo vencieron, esta vez en el séptimo partido; el base logró un triple-doble en el último encuentro de la serie (que acabó 105-90) con 14 puntos, 14 asistencias y 10 rebotes (de los cuales 6 fueron ofensivos). En las Finales de la Conferencia Oeste los pupilos de Scott Brooks se vieron superados por los Mavericks que lideraba Nowitzki, y que posteriormente ganarían el campeonato; perdieron los dos partidos de la serie que disputaron en su cancha, lo que otorgó gran ventaja a Dallas.

Kevin Durant se lamenta tras perder las Finales de Conferencia contra Dallas | Foto: Ronald Martínez, GettyImages
Kevin Durant se lamenta tras perder las Finales de Conferencia contra Dallas | Foto: Ronald Martínez, GettyImages

2011-2012

Confirmando el año anterior que eran un equipo joven con talento que podía llegar lejos, afrontaban esta campaña con las expectativas de igualar lo conseguido el pasado curso. Debido al cierre patronal (conocido como ‘lockout’) por el desacuerdo existente entre las franquicias y los jugadores sobre el CBA (‘Collective Bargaining Agreement’), la temporada no comenzó hasta el 25 de diciembre, por lo que la temporada se vio reducida a 66 partidos. Los jugadores clave apenas se perdieron fechas: Durant, Westbrook e Ibaka disputaron de inicio los 66 partidos, y el pívot Kendrick Perkins solo faltó a un encuentro. ‘KD’ continuó con su magnífica racha, logrando su tercer título de anotación consecutivo, sumando 28 puntos por encuentro. En el puesto de escolta Sefolosha jugó 42 encuentros, y Cook le sustituyó en 22, lo que dejó a Harden 2 titularidades esa temporada. El equipo logró vencer 47 de los 66 partidos, siendo los segundos de su conferencia solo por detrás de los Spurs.

Su andadura por los Playoffs fue más exitosa que la anterior; lograron llegar a las Finales tras proclamarse campeones de su conferencia tras vencer a San Antonio en 6 partidos (empezaron la serie con dos derrotas para vencer los cuatro siguientes encuentros). Durant destacó en el cuarto partido con 36 puntos, 8 asistencias y 6 rebotes, con un acierto del 65% en el tiro. Antes de derrotar a los Spurs tuvieron que eliminar a Dallas (contra los que se cobraron venganza con un barrido por 4-0) en primera ronda; el primer encuentro tuvo un final lleno de emoción, pues el marcador (98-99) lo decidió Kevin Durant para su equipo con un tiro que botó en el aro antes de entrar a falta de 1,5 segundos.

‘KD’ anotó 31 puntos (con solo 4 fallos y encestando 4 triples) para asegurar la tercera victoria, y en el 4º partido destacó James Harden, que sumó 29 tantos, 5 rebotes y 5 asistencias para cerrar la serie.

 

Kobe Bryant (#24) pasa al lado de Kevin Durant tras ser derrotado | Foto: Ronald Martinez, GettyImages
Kobe Bryant (#24) pasa al lado de Kevin Durant tras ser derrotado | Foto: Ronald Martinez, GettyImages

 

 

En semifinales de conferencia vencieron a los Lakers (4-1 contra el equipo liderado por Kobe Bryant y Pau Gasol); los Thunder se mostraron como un equipo más solidario, repartiendo más asistencias por encuentro. Durant y Westbrook de nuevo lideraron a los suyos, combinando para 68 puntos en el 4º partido (que ganaron impulsados por un triple que metió Durant con empate en el marcador), y para 53 en el 5º y último.

 

 

 

 

En las Finales por el título se enfrentaron a los todopoderosos Heat, que dominaban la NBA con su ‘Big Three’ formado por LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh. Unos jóvenes Thunder cayeron derrotas por un núcleo más experimentado y sólido. Oklahoma solo consiguió ganar un partido de esa serie, acabando su temporada como subcampeones.

Kevin Durant aprovecha un bloqueo de Perkins que LeBron James intenta evitar, en las Finales de la temporada 2011-2012 | Foto: Noah Graham, GettyImages
Kevin Durant aprovecha un bloqueo de Perkins que LeBron James intenta evitar, en las Finales de la temporada 2011-2012 | Foto: Noah Graham, GettyImages

     

2012-2013, Harden se marcha

Todavía con la miel en los labios del subcampeonato, los Thunder eran ya un equipo a tener en cuenta, más aún tras la experiencia que acumuló su plantilla. Sorprendentemente, la dirección no consiguió llegar a un acuerdo de renovación con el escolta James Harden, que ansiaba firmar un contrato máximo (aunque su rendimiento en las Finales fue irregular). Por ello, decidieron traspasarlo a Houston junto con Daequan Cook, Cole Aldrich y Lazar Hayward, a cambio de Kevin Martin y Jeremy Lamb, además de dos elecciones de primera ronda de Draft. A pesar de haber deshecho el prometedor trío de jóvenes estrellas, los Thunder volvieron a liderar su división, obteniendo un muy destacado balance (60-22, el mejor de su historia), que les catapultó hasta la cima de la Conferencia Oeste. Oklahoma logró suplir la ausencia de Harden gracias a una mejora en el rendimiento anotador de Ibaka (de 9,1 puntos por partido a 13,2) y Sefolosha (de 4,8 PPP a 7,6PPP) y la adición de los 14 puntos por encuentro desde el banquillo de Kevin Martin. Kevin Durant escribió historia al sumarse al selecto club del ‘50-40-90’ (acierto en una temporada igual o superior al 50% en los tiros de campo, al 40% en los tiros triples y al 90% en los tiros libres), con unos promedios de 51% en tiros de campo, 41’6% en triples y 90,5% desde la franja.

James Harden anota una bandeja contra su antiguo equipo | Foto: Christian Petersen, GettyImages
James Harden anota una bandeja contra su antiguo equipo | Foto: Christian Petersen, GettyImages

De nuevo en Playoffs, su rival en primera ronda eran los Rockets de Harden; Oklahoma ganó los tres primeros (el inicial por una diferencia de 29 puntos), a pesar de que en el segundo encuentro Russell Westbrook se rompió el menisco de su rodilla derecha en un polémico encontronazo provocado por Patrick Beverley. Houston ganó los dos siguientes, pero Oklahoma se repuso de la baja de su base y fue capaz de cerrar la serie en el 6º. En las semifinales de conferencia se medían a los Grizzlies; Oklahoma ganó el primero pero no fue capaz de ganar otro partido, con lo que Memphis se llevó la eliminatoria 4-1 con victorias apretadas, demostrando su calidad como equipo defensivo y unido, con jugadores como Mike Conley, Zach Randolph o Marc Gasol.

 

2013-2014, Kevin Durant gana el MVP

Esta temporada fue prácticamente un calco de la anterior, pues se quedaron a una victoria de igualar el pasado récord. Con el balance de 59-23 volvieron a estar en la parte alta de la tabla, esta vez como segundos clasificados en el Oeste. Añadieron a la plantilla a Steven Adams, y el interior rookie jugó 81 partidos, disponiendo de 20 titularidades para suplir la ausencia de Kendrick Perkins. Además, contrataron a Caron Butler para cubrir la marcha de Kevin Martin a Minnesota. El equipo sufrió la baja de Westbrook (todavía afectado por su rodilla, tuvo que someterse a tres operaciones en total) durante casi media temporada; el número 0 estuvo fuera durante 36 citas, pero en las 46 que jugó tuvo un promedio de casi 22 puntos. Kevin Durant aumentó su producción ofensiva, promediando 32 puntos por partido con un acierto en el tiro del 50%, todo ello quedándose a 1 partido de jugar la temporada completa. Su contribución al ataque de nuevo le valió el título de anotación (el cuarto), y además, el 6 de mayo fue nombrado oficialmente como MVP de la NBA.

Kevin Durant, durante su discurso de agradecimiento tras recibir el MVP | Foto: David Dow, GettyImages
Kevin Durant, durante su discurso de agradecimiento tras recibir el MVP | Foto: David Dow, GettyImages

El primer duelo de los Thunder en Playoffs fue contra su verdugo el año anterior, Memphis. Volvió a ser una serie complicada para los Thunder, que tuvieron que decidir la serie en el 7º partido. Fue una espectacular eliminatoria en la que cuatro encuentros (del segundo al quinto) se decidieron en tiempo extra; Memphis capitalizó estas oportunidades en 3 de las 4 ocasiones.

En las semifinales de conferencia se vieron las caras contra los prometedores Clippers de Chris Paul y Blake Griffin; perdieron el primer partido en casa, pero ganaron los dos siguientes. En el partido que supuso el 1-1 el dúo de Oklahoma estuvo a punto de completar la gesta de firmar dos triples-dobles, pues Westbrook hizo 31-10-10 (puntos, rebotes y asistencias), y Durant se quedó a 1 asistencia del épico logro: 32-12-9. Volvieron a caer en el 4º y se rehicieron venciendo en las dos siguientes citas para cerrar la serie. El 5º partido tuvo un final de infarto, con un marcador final de 105-104 que consiguió Westbrook tras anotar tres tiros libres por una falta de tiro que fue cometida por Chris Paul. El 6º y último encuentro consistió en una remontada de los Thunder en la segunda mitad, que se vio impulsada por el mayor acierto en triples y tiros libres; Durant anotó 39 puntos (5 triples), con un acierto del 52%, además de coger 16 rebotes.

En la serie por el campeonato del Oeste se midieron a los Spurs; ambos equipos ganaron sus dos primeros partidos en casa, y San Antonio no dejó escapar el 5º. El choque por la eliminación disputado en Oklahoma City se fue hasta la prórroga, y el marcador acabó del lado de los tejanos, 107-112. A pesar de los esfuerzos de Durant (jugó 52 minutos y anotó 31 puntos y capturó 14 rebotes) y Westbrook (el base sumó 34 tantos, aunque no llegó al 35% de acierto en el tiro, además de 8 asistencias, 7 rebotes y 6 robos), el conjunto entrenado por Gregg Popovich logró vencer gracias a su veteranía (capturaron 16 rebotes ofensivos) y su juego colectivo.

       

2014-15, ausencia en Playoffs por las lesiones

Con Durant como flamante MVP y con el ritmo competitivo que había logrado adquirir la franquicia, esta campaña las expectativas no se rebajaron. Tristemente no llegaron a cumplirse, pues las ausencias de Westbrook (se fracturó la mano derecha contra los Clippers al comienzo de la temporada) y Kevin Durant mermaron las opciones del equipo de jugar la postemporada. El alero se perdió el comienzo del curso por una operación para reparar una fractura de su pie derecho, disputó algunos encuentros y definitivamente dio por finalizada su temporada tras la jornada 54, en la que se fracturó el quinto metatarso del pie derecho. Es destacable que Durant estuvo presente en una de las dos ocasiones de la temporada en la que el equipo enlazó 7 victorias seguidas, su máximo de la campaña. Su baja fue cubierta por Lance Thomas y Perry Jones, y añadieron a Dion Waiters al perímetro en enero de 2015 tras un traspaso a tres bandas. De nuevo en esta modalidad de transacción, se deshicieron de Kendrick Perkins, Reggie Jackson y dos jugadores más, para recibir a DJ Augustin, Kyle Singler, Steve Novak y Enes Kanter, que dispuso de 26 titularidades en las que demostró ser un gran complemento para Steven Adams y Serge Ibaka. El equipo acabó con un balance mediocre para lo que habían conseguido años anteriores, 45-37, y la directiva decidió hacer renovación de banquillo: tras 6 temporadas como entrenador jefe, Scott Brooks dejó su puesto para que lo ocupara Billy Donovan, entrenador de baloncesto universitario de primer nivel que rechazó una oferta de los Magic en 2007.

Adams (#12) y Kanter (#34), grandes beneficiados por las asistencias de Westbrook (#0) | Foto: Layne Murdoch Sr, GettyImages
Adams (#12) y Kanter (#34), grandes beneficiados por las asistencias de Westbrook (#0) | Foto: Layne Murdoch Sr, GettyImages

 

2015-16, vuelta a los Playoffs

Con nuevo personal en el banquillo (Billy Donovan, asistido por el exjugador Maurice Cheeks y Monty Williams) y con Durant y Westbrook sanos durante gran parte de la temporada y con buenos complementos (Adams e Ibaka en el quinteto inicial y Kanter y Waiters desde el banquillo), Oklahoma volvió a realizar una buena temporada regular. Westbrook bajó sus puntos por partido (de 28,1 a 23,5), pero pasó a dar 10,4 asistencias por encuentro, y mejoró ligeramente su eficiencia. Durant se perdió 10 partidos, pero alcanzó a sumar 28,2 puntos y 8,2 rebotes por encuentro, con porcentajes muy cercanos al 50-40-90. La aportación en el juego interior de Ibaka, Adams y Kanter fue una gran añadidura al arsenal ofensivo de los Thunder; los pívots promediaron respectivamente 12,6+6,8; 8+6,7 y 12,7+8,1 (puntos y rebotes). OKC fue el 2º equipo más anotador esa temporada (110,2 PPP), pero continuaba sin ofrecer unas garantías defensivas de primer nivel. Aun así, lograron finalizar la temporada en el 3er puesto de su conferencia, contando con ventaja de campo para la postemporada.

Comenzaron los Playoffs con una victoria no muy difícil contra los Mavericks; los Thunder solo perdieron un partido, y fue por un punto (84-85). Ganaron el primero por 38 puntos, el tercero por 29, el cuarto por 11 y el último por 14. En esa serie destacó el trío de Westbrook, Durant y Kanter. En las ‘semis’ de conferencia contra San Antonio sufrieron una dura derrota el primer partido (92-124), pero consiguieron ganar por un punto (98-97) el segundo partido fuera de casa para igualar la eliminatoria. Se volvió a repetir la historia en el Chesapeake Enery Arena, por lo que volvieron a Texas con la serie 2-2. Consiguieron ganar el 5º encuentro (con un gran Westbrook, que firmó 35 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias) por un marcador ajustado, y finiquitaron la serie en casa ganando por 113 a 99 en un encuentro en el que tres titulares hicieron un doble-doble (Adams e Ibaka con puntos y rebotes y Westbrook con puntos y asistencias).

Las finales de conferencia les ponían enfrente a los Warriors, que esa temporada regular habían registrado un nuevo récord de victorias en temporada regular con 73, superando el 72-10 de los Bulls de Jordan. Consiguieron ganar un partido en el Oracle Arena y vencer los dos encuentros en casa; el primero 133-105 y el segundo por 118-94.

De este modo, regresaban a San Francisco con una ventaja de 3-1. Lo que ocurrió después sin duda ha marcado un antes y un después en la historia de la franquicia y del baloncesto. El 5º partido en el Oracle era el primero de eliminación, y ambos equipos jugaron como tal, pero los Warriors llevaban una marcha más, y lideraron prácticamente todo el encuentro, que acabaron ganando a Oklahoma por 111-120, a pesar de los 40 puntos de Durant y los 31 de Westbrook. De nuevo, el 6º partido podía ser el definitivo, esta vez en el Chesapeake Enery Arena; Oklahoma mandó en el marcador durante 38 minutos, y comenzó el último cuarto 8 puntos arriba, pero un magistral 4º parcial de Thompson y Curry le dio la vuelta al partido, que terminó 108-101 para los de Steve Kerr. Con la serie 3-3, el perdedor del siguiente partido no jugaría las ansiadas Finales; Oklahoma llegaba sin haber podido finiquitar la serie, y los Warriors con la inercia ganadora y la lucha por la supervivencia que habían demostrado. Además, el 7º partido se jugaba en San Francisco, otro factor en contra de los Thunder. OKC ganaba por 6 al descanso, pero se desinfló terriblemente en un tercer cuarto que aprovechó Golden State para remontar, con un parcial de 12-29 para los de la Bahía. Oklahoma empezó el último cuarto perdiendo de 11, y aunque llegó a estar a 4 puntos (69-73 a falta de 8 minutos y medio), los Warriors aguantaron la ventaja y se llevaron el partido por 88-96, y por tanto, el campeonato de conferencia. Ahí acabó la temporada de los Thunder, que se enfrentaban al verano en el que Durant sería agente libre, desde el 1 de julio. El interés de varias franquicias por firmar al jugador era de sobra conocido, y el alero pronunció el 4 de julio de 2016 su decisión: sería jugador de los Warriors. La marcha de ‘KD’ al equipo que los eliminó un par de meses antes no sentó muy bien a los aficionados e incluso a sus compañeros, con lo que Durant recibió muchas críticas desde que emprendió rumbo a California.

 

2016-17, Westbrook logra el MVP el primer año sin KD

Tras la marcha de Durant, Oklahoma tenía un gran hueco en la plantilla que debía cubrir, pues era una figura de referencia en el ataque de los Thunder.

Ficharon a Álex Abrines en julio, y renovaron a Westbrook. A finales de octubre renovaron a Steven Adams, y contaban con las llegadas de Victor Oladipo y Domantas Sabonis, que habían firmado a cambio del envío de Serge Ibaka a Orlando Magic, con lo que el quinteto de los Thunder durante algo más de la mitad de la temporada lo formaban Westbrook, Oladipo, Roberson, Sabonis y Adams. Westbrook decidió echarse el equipo a las espaldas durante el curso, y asumió mayores responsabilidades ofensivas, y eso se vio traducido en sus números; pasó de encestar 23,5 a 31,6 puntos (siendo en líder de anotación de la NBA), daba 10,4 asistencias por partido, y atrapaba 10,7 rebotes (casi 3 más que la temporada anterior). Con estos espectaculares registros, fue el primer jugador desde Oscar Robertson en promediar un triple-doble durante la temporada. Además, batió el récord de triples-dobles conseguidos en una campaña cuando logró su número 41 en la victoria contra Denver el 9 de abril de 2017, cuando logró 50-16-10 (puntos, rebotes, asistencias), y además, encestó el triple que dio el triunfo a su equipo.

Russell Westbrook lanza el triple que daría la victoria a OKC en el partido en que batió el récord de triples-dobles en una temporada de Oscar Robertson | Foto: Bart Young, GettyImages
Russell Westbrook lanza el triple de la victoria en el partido en que batió el récord de triples-dobles en una temporada de Oscar Robertson | Foto: Bart Young, GettyImages

 

Russell Westbrook posa con su trofeo MVP
Russell Westbrook posa con su trofeo MVP

 

La grandiosa temporada que realizó el base supuso que le fuera otorgado el honor de MVP de esa campaña. Aunque la ausencia de Durant se notó, el esfuerzo por minimizar el impacto por Wesbrook y sus compañeros (Oladipo, Adams y Kanter eran sus mejores aliados en ataque) se tradujo en una nueva clasificación para Playoffs, tras finalizar en 6ª plaza con un balance de 45-37. Aun así, no pudieron pasar de primera ronda, pues cayeron ante los Rockets de James Harden y Patrick Beverley en 5 partidos. Westbrook firmó un colosal triple doble en el 2º encuentro con 51 puntos, 13 asistencias y 10 rebotes, y repitió gesta las dos siguientes citas, con 32-11-12 y 35-14-14, y casi lo consiguió en el quinto: 47 puntos, 9 asistencias y 11 rebotes.

 

 

 

2017-18, un nuevo intento de 'big three'

Cuando acabó esa temporada, la directiva de Oklahoma veía necesaria la incorporación de otra estrella de calibre que se uniera a Westbrook, por lo que en julio de 2017 enviaron a Sabonis y Oladipo a Indiana a cambio de Paul George. También en ese mes ficharon a Patrick Patterson, un ala-pívot que estaba destinado a salir desde el banquillo, y habían elegido en la 21ª posición del Draft al escolta Terrance Ferguson. Además, en septiembre, intercambiaron a Enes Kanter y McDermott (y una elección en 2ª ronda de Draft) por Carmelo Anthony, con la esperanza de formar un nuevo ‘big three’.

Carmelo Anthony, Paul George y Russell Westbrook, durante un partido de la temporada 2017-2018 | Foto: Zach Beeker, GettyImages
Carmelo Anthony, Paul George y Russell Westbrook, durante un partido de la temporada 2017-2018 | Foto: Zach Beeker, GettyImages

Con las ilusiones renovadas, y con un interesante potencial ofensivo, los Thunder tan solo lograron añadir una victoria al balance del año anterior, por lo que terminaron 48-34. Carmelo Anthony y Paul George tomaron algo de la responsabilidad anotadora de ‘Russ’, pues el primero sumaba 16,2 puntos por partido, y el segundo 21,9. Aun así, el base volvió a hacer otra estratosférica temporada, con unos registros de (puntos-asistencias-rebotes) 25,4-10,3-10,1. Era el segundo año consecutivo que promediaba un triple-doble en una temporada, algo que no se había conseguido nunca. Los Thunder volvieron a disputar los Playoffs, enfrentándose en primera ronda contra los Jazz de Ricky Rubio, el rookie Donovan Mitchell y el interior francés Rudy Gobert. El escolta André Roberson no pudo estar disponible, debido a que se rompió el tendón rotuliano de la rodilla el mes de enero contra Detroit, por lo que fue sustituido por Corey Brewer la última mitad de la temporada. Oklahoma ganó el primer partido, pero perdió los tres siguientes. Ganaron el 5º partido en el que George y Westbrook combinaron para 79 puntos, pero cayeron en el 6º por 91-96, a pesar de los 46 puntos que anotó el #0 de los Thunder. Además, esta fue la última temporada de Nick Collison, conocido como ‘Mr. Thunder’, por haber permanecido en Oklahoma los primeros 10 años de la franquicia, algo que también ha hecho Westbrook.

 

2018-19, último año de Westbrook y George

Para esta nueva temporada, los Thunder decidieron prescindir de los servicios de Carmelo Anthony, a quien enviaron a Atlanta como parte de un traspaso a tres bandas. Oklahoma recibió al base alemán Dennis Schröder y a Timothé Luwawu-Cabarrot, al que más tarde enviaron a Chicago. Renovaron a George en verano de 2018 y ficharon al interior Nerlens Noel y a Raymond Felton. También fimaron a Jerami Grant (agente libre que ya disputó la temporada anterior como Thunder) y a Hamidou Diallo.

George fue el máximo anotador del conjunto, con 28PPP; además, añadía 2,2 robos (siendo el mejor ladrón de la competición) y 8,2 rebotes por encuentro. Westbrook continuó con la inercia de las dos temporadas anteriores y volvió a completar, por tercer año consecutivo, la hazaña de promediar un triple-doble; jugando 73 de los 82 partidos consiguió sumar 22,9 puntos, 11,1 rebotes (1 más que la temporada anterior) y 10,7 asistencias (líder de la liga, con 2 de diferencia sobre el 2º). El 2 de abril, en la victoria (119-103) contra Los Angeles Lakers, Russell Westbrook se convirtió en el segundo jugador de la historia en conseguir los registros estadísticos de 20-20-20; el base acabó el partido con 20 puntos, 20 rebotes y 21 asistencias, uniéndose en la gesta al legendario Wilt Chamberlain.

Westbrook realiza un pase, durante el partido en el que completó el 20-20-21 | Foto: Zach Beeker, GettyImages
Westbrook realiza un pase, durante el partido en el que completó el 20-20-21 | Foto: Zach Beeker, GettyImages

Su camino por los Playoffs esta temporada tampoco fue duradero, pues fueron eliminados por los Blazers en la primera ronda, en 5 partidos. Los Thunder no lograron ganar fuera de casa (a pesar de que Westbrook firmó un triple-doble el primer encuentro con 26-10-10), y de los dos partidos que jugaron en el Chesapeake dejaron escapar uno (el 4º), con lo que volvían al Moda Center de Portland, Oregon, con una desventaja de 3-1. El 5º partido lo lideró Oklahoma durante casi 38 minutos, y a falta de 7 minutos los Thunder iban 15 arriba. Una sequía anotadora de 3 minutos de OKC en ese último cuarto dio alas a Portland, que aprovechó la oportunidad y puso el empate por medio de una bandeja de Lillard a falta de 30 segundos. Westbrook intentó anotar pero falló, y Damian Lillard se jugó un triple desde 11 metros, defendido muy tímidamente por Paul George, que mandó a los Thunder a casa.

 

 

2019-20, año de reconstrucción de la mano de Chris Paul

Tras otra infructuosa temporada para los Thunder y para Russell Westbrook en lo personal, el base decidió que su carrera debía continuar en otra franquicia. Oklahoma, consciente de que necesitaba un recambio para su estrella, consiguió traspasarlo a Houston a cambio del veterano Chris Paul, además de varias elecciones del Draft. Con el equipo disgregándose, la dirección creyó necesaria una reconstrucción de la plantilla, por lo que Paul George fue traspasado a Los Angeles Clippers por Shai Gilgeous-Alexander y Danilo Gallinari. También enviaron a Jerami Grant a Denver por una elección de Draft de 2020, y añadieron a la plantilla a Nerlens Noel. Las expectativas para el conjunto tras la reconstrucción veraniega no eran demasiado exigentes, pero bajo la batuta de Chris Paul los Thunder han logrado un rendimiento más que notable para sus posibilidades. ‘CP3’ contó con el apoyo de Gilgeous-Alexander, Adams, Gallinari y Schröder para que los Thunder lograran un balance (antes de que se detuviese la temporada) de 40-24 en el Oeste que los situaba en la 5ª plaza para los Playoffs, un objetivo que quizás no se planteaban al comienzo del curso.

Chris Paul y Shai Gilgeous-Alexander, dos protagonistas del presente de los Thunder | Foto: GettyImages
Chris Paul y Shai Gilgeous-Alexander, dos protagonistas del presente de los Thunder | Foto: GettyImages

Durante la campaña, Chris Paul ha promediado 17,7 puntos y 6,8 asistencias, habiendo faltado a solo una cita. Gilgeous-Alexander también ha jugado 63 partidos, en los que ha sumado de media 19,3 puntos y 6,1 rebotes. Gallinari, el segundo máximo anotador del equipo (19,2 PPP) jugó 55 de los 64 partidos que disputaron los Thunder, tres menos que Steven Adams, que añadía 10,9 puntos y 10,4 rebotes por noche.

A pesar de despedirse de Westbrook y George, dos jugadores de gran calibre, los Thunder demostraron esta inconclusa temporada ser un equipo con garra y talento, capaz de competir siempre, y a pesar de la suspensión de la temporada, tenían la posibilidad de luchar por los Playoffs esta temporada de nuevo.

//