Rosalía Vila
Rosalía Vila

Singer

Music

Rosalía Vila

1993 San Esteban de Sasroviras, Barcelona, Cataluña


Rosalía Vila es, sin duda, unos de los nombres más oídos en el panorama musical actual nacional, e incluso internacional. La artista ha demostrado que el flamenco no emana exclusivamente de los tablaos y le ha dotado de ritmos urbanos y actuales causando una auténtica revolución musical que lleva su propio sello.

El 25 de septiembre de 1993 nació Rosalía Vila Tobella en el municipio barcelonés de Sant Esteve Sesrovires (San Esteban de Sasroviras en castellano).

Desde pequeña se ha ido empapando del flamenco más puro, base de su estilo, pero, además de deslumbrar con su voz en los tablaos, ha decidido dar un paso más y fusionarlo con otros géneros musicales más actuales como el trap o el hip hop, acercando el flamenco a toda una generación de jóvenes que se rinden ante las canciones de esta joven de 25 años que ha logrado ver su nuevo disco anunciado en una pantalla de la neoyorkina Times Square

Globalización del flamenco fusión

El flamenco es como el corazón, tiene cosas que la razón no entiende, todo el mundo conoce sus orígenes, sus raíces más puras, la ortodoxia y la tradición. Una venta, un tablao, silla de enea, volantes, guitarra, punta y tacón, palmas, compás, soniquete, alegría, dolor, luces, sombras, manos que hablan, voces quebradas desde la noche hasta las claras de la mañana. Cádiz, Jerez, Sevilla, Huelva, Granada… las minas, el mar, el cielo, la tierra, el viento, el azúcar, la sal, la hoguera, la rosa, el yunque, el martillo, la cuerda, la caja, el calé, el payo, el fuego, el agua, la risa, el llanto, una camisa como alma rota, la luna y la fragua.

Por encima de todas las cosas el cante, las cuerdas que lo acompañan, su propia historia, el alma de una pena negra que atraviesa al artista y llega a la gente. Sonidos inexplicables y por tanto la universalidad de un arte que a veces encuentra y ancla sus duendes en los lugares más insospechados. No se puede explicar de otra forma la dulce voz de la barcelonesa Rosalía Vila, flamenca sin tablao y con tablao, pero con las musas en la barriga de la Niña de los Peines.

Dicen que existen dos clases de variación de la frecuencia cardíaca, una armoniosa, de ondas amplias y regulares, otra desordenada, con ondas incoherentes, ambas directamente proporcionales a las emociones que se sienten. Como el corazón es flamenco, latido regular e irregular, motor inexplicable que arrastra con sus emociones a la cabeza, existen almas de voces y voces con alma, capaces de descifrar la ecuación entre lo 'jondo' y lo dulce, voces transgresoras como flores que desprenden su belleza y aroma independientemente del lugar y la época en la que broten y germinen.

Rosalía es esa quintaesencia capaz de renovar una voz anónima de siglos, una artista de enorme sonrisa que llora lágrimas negras, un guante blanco de ojos y cabellos oscuros que interiorizó a Camarón siendo muy pequeña, para a través del estudio de lo puro cultivar el cante. Aquel que hizo suyo como diálogo humano de la fusión entre la vida y la muerte, el sol y la luna. Por voces como la suya el flamenco siempre tendrá un lugar para el no lugar, porque solo aquellos que lo llevan dentro lo pueden expresar y lo entienden. En este caso el no lugar es esta artista que bebió de la fuente, de la raíz popular, pero que arrasó cantando junto al rapero C.Tangana. La mixtificación, la fusión y la encarnación del cante, sus diversos caminos, la canción, la música, la transmisión del dolor tomado como algo propio que se entrega al mundo.

Entre lo sagrado y lo profano, Black Sabbath, Enrique el Mellizo y Manolo Caracol, la música moderna, la técnica lírica y el cante flamenco, la sensacional herejía de la rapera y la flamenca pura, aquella que lleva una década dejando sin aliento y desconcertando maravillosamente a la crítica. Su experiencia con Juan Gómez “Chicuelo”, su participación en APAP Conference en Nueva York, su colaboración con La Fura Dels Baus, sus puntos y finales de telón junto a Miguel Poveda, su rompedora presencia en el Festival de Jerez 2016 y su trabajo junto a Rocío Márquez en la presentación de su disco El Niño, así lo avalan.

 Con 23 años  y a punto de licenciarse en Interpretación de Flamenco por la ESMUC, es un espíritu libre que deja sin palabras al que la escucha. ‘Los Ángeles' su trabajo junto a Raúl Fernández Refree, ha venido a remarcar que ya está considerada como una de las nuevas voces del flamenco y el no flamenco, del lugar y el no lugar. Magnética, dulce, cristalina, de matices oscuros e imparable, que se asoma a un abismo mortal que es a su vez un punto de fuga por el surge la creatividad del músico y un diamante que ha codificado su pasión con una clave estética fuera de lo común. Todo un tratado de la parca en el flamenco, doce canciones para nada elegidas al azar, pura pena negra de la guitarra flamenca con la intención del punk. Un disco que elige como carta de presentación Si tú supieras compañero (por alegrías extraída de fragmentos de "Del mundo leguas y leguas" de La niña de los Peines); las seguidillas en De plata; Nos quedamos solitos (una malagueña larga de Enrique el Mellizo que quita el aliento); Catalina (por tangos de Manuel Vallejo); Día 14 de abril (por tarantas); Que se muere que se muere (por fandangos); los tientos de Por mi puerta no lo pasen; la guajira de Te venero; los fandanguillos de Por castigarme tan fuerte; la milonga en La hija de Juan Simón; y la saeta en El redentor. Cerrando el disco con la oscuridad de I See A Darkness canción de Will Oldham cantada con la versión folk de Bonnie 'Prince' Billy como clara declaración de intenciones.

La experimentación de nuevos caminos, un flamenco de compleja catalogación que desafía a los estándares y tiene la particularidad como para regresar a lo antiguo de la edad de oro del flamenco pre-camarón sin dejar de ser algo nuevo, difícilmente explicable con palabras. Entre California y Jerez, entre Ligeti y Antonio Chacón, pasando por Cádiz, Sevilla.. con Enrique el Mellizo, Manuel Vallejo Manolo Caracol... 

Siempre con la instruida querencia por los cantes antiguos, heredada por Chiqui de La Línea, su maestro. La transformación de los clásicos con un toque personal tan bello, emotivo e inclasificable, como apasionante. Tan solo descifrable gracias a la universalidad de la raíz popular de una música sin barreras, en la que todo es posible si sale del alma…

Discos y colaboraciones

La joven cantaora, antes de lanzar sus discos como solista, se fue forjando una sólida carrera profesional y se dio a conocer por sus colaboraciones con distintos músicos como el guitarrista de flamenco Juan Gómez “Chichuelo” en el Festival Internacional de cine de Panamá en 2013 y en el Festival Grec de Barcelona durante el mismo año con el baile contemporáneo “Del Carmen”.

En 2013 en Nueva York participó en la Association of Performing Arts Professionals (APAP) Conference y, al año siguiente, ya se subió a los escenarios del Palau de la Música como voz solista en el acto de culminación del Año Espriu 2014.

En 2015 participó junto a la famosa compañía teatral catalana Fura Dels Baus en un espectáculo que les hizo viajar hasta Singapur. Además, también en ese mismo año actuó en el festival Primeravera Sound con la cantante de flamenco Rocío Márquez, quien presentaba su tercer disco: El niño.

Actuó en el Festival Internacional de Música de Cadaqués junto al guitarrista flamenco Alfredo Lagos como telonera del cantaor Miguel Poveda.

Su voz comenzó a resonar más entre los jóvenes cuando empezó ha colaborar en canciones del que, por entonces, era su pareja C Tangana, una de las figuras más influyentes del trap español. Con él colaboró en dos canciones: Antes de Morirme (una de las más conocidas del cantante y que logró situarse en el nº1 en Spotify España) y Llámame más tarde, ambas en 2016.

Fue al año siguiente, en 2017, exactamente el 10 de febrero, cuando Rosalía lanzó su primer disco. Bajo el nombre de Los Ángeles, y con Raül Refree como productor y guitarrista, la cantaora recopiló doce canciones utilizando como hilo conductor la temática de la muerte y mostrando una sensibilidad y dulzura desbordantes. Dos de las canciones de Los Ángeles: Catalina y Aunque es de noche, fueron presentadas como singles. Los Ángeles colocó a Rosalía en ojos y boca de críticos musicales y le sirvió también para ser nominada a un Grammy latino y lograr bastantes galardones y reconocimientos.

Fue, también en 2017, cuando realizó una colaboración en la canción Con la peña junto al rapero Cálido Lehamo y Space Out Family.

Las siguientes colaboraciones llegaron en 2018, primero con Fernando Vacas, Lín Cortés, Rosalía y Vallellano & The Royal Gipsy Orchestra con la canción Un largo viaje. Después, la voz de la cantante fue la elegida por Javier Calvo y Javier Ambrossi para entonar la canción de apertura de su serie Paquita Salas durante su exitosa segunda temporada.

La última de las colaboraciones de la catalana fue con una de las figuras de reggaetón del momento, J Balvin, en su canción Brillo, que recibió una nominación a un Latin Grammy en la categoría de Mejor canción urbana 2018.

Su nuevo disco, El mal querer, salió a la luz el 2 de noviembre de 2018, este se compone de un total de 11 canciones organizadas en capítulos que versan sobre diferentes episodios de una relación entre un hombre y una mujer basada en el maltrato y los celos.

Portada de
Portada de "El mal querer" / Foto: Instagram oficial (@rosalia.vt)

De este nuevo disco fueron dos canciones las que se presentaron como single, la primera, Malamente, estrenada el pasado 20 de mayo, supuso un verdadero éxito para Rosalía, consiguiendo cinco nominaciones en los Latin Grammys de este año, de los que finalmente se llevó dos: Mejor Canción Alternativa y Mejor Fusión/Interpretación Urbana. Además de regalarnos una de las actuaciones más espectaculares y enérgicas de la prestigiosa gala celebrada en la noche del 16 de noviembre.



 

 Su segundo single promocional, Pienso en tu mirá, irrumpió en el panorama musical el 24 de julio de 2018, aferrándose al éxito que había conseguido ya Malamente y afianzando una auténtica revolución en el mercado anglosajón: el New York Times la incluyó en su playlist de recomendaciones musicales

Este disco ha sido producido por la propia Rosalía y por Pablo Díaz-Reixa, más conocido por El Guincho, quien también ha participado en la composición de los temas.

El Mal querer resulta una verdadera revolución para el flamenco, pues Rosalía se ha arriesgado y ha sumado a la pasión y el desgarre propios de este género ritmos urbanos como el trap, el hip hop, el funk e incluso el pop, acercándolo al público joven y recibiendo una gran cantidad de halagos y consagrándose como la “cantaora de la generación millennial”.

Un trabajo experimental con el que la joven se ha ganado un hueco en el panorama musical gracias al esfuerzo, la dedicación, la pasión y el no tener miedo a arriesgarse, como ha declarado numerosas veces ante los medios y redes sociales.

Sin embargo, no todo han sido elogios para la joven, pues encuentra entre sus retractores a puristas del flamenco y a quienes le acusan de apropiación cultural de la etnia gitana por utilizar símbolos y jergas propios de esta.

Lo que es innegable es que Rosalía ha revolucionado el concepto de un género tan histórico como el flamenco, llevándolo desde los tablaos hasta la concurridísima Times Square de Nueva York, donde uno de sus carteles anunció la portada y fecha de lanzamiento de El Mal querer.

Pero la cantaora, además de triunfar en el terreno musical, también tendrá un hueco en el mundo del cine siendo nueva “Chica Almodovar”: participará en Dolor y gloria la vigesimoprimera película del director español, que comenzó a grabarse en julio y en la que compartirá pantalla con Antonio Banderas y Penélope Cruz, tal como contó, agradecida, en su cuenta de Instagram.

Mensaje y videoclips

Si algo hay que destacar también de Rosalía es el mensaje que transmite en El Mal querer, donde denuncia las situaciones de maltrato y violencia machista y llama al empoderamiento femenino. El tracklist de El mal querer se compone de diferentes capítulos, distintas situaciones en los que la mujer se ve anulada por su pareja: celos, maltrato, posesión, intimidación… suceden a lo largo de los once episodios cantados por la artista y que concluye con la liberación de la mujer, tal como indica el capítulo 11: “poder”)

 Malamente y Pienso en tu mirá, cuentan con videoclips que hacen justicia al potente mensaje de la joven y que han sido aclamados tanto por críticos como por el público.

Los autores de dar imagen a estas dos canciones son los productores barceloneses Alba Barneda, Nicolás Méndez, Lope Serrano, Alba Blasi y Borja Rosal, quienes se unen bajo la empresa Canada, que triunfa en este sector fuera y dentro de España.

En ambos videoclips se combinan elementos de una España más castiza tales como la tauromaquia, vírgenes, capirotes, flamencas, caza… que se fusionan con la cultura moderna al ir de la mano con motos, skaters e indumentarias y coreografías urbanas.

Dos mundos paralelos que se mezclan y que dan como resultados unos videoclips llenos de metáforas y guiños en cada plano dignos de analizar y que combinan a la perfección con las canciones y mensaje de Rosalía creando verdaderas obras de arte.

Después de estos exitosos videoclips la artista catalana se dispuso a crear una nueva historia en imágenes para su capítulo 8: Di mi nombre, la cual salió a la luz el 30 de octubre y que sobrepasa el 19 de millones de visitas en YouTube y posteriormente, el 4 de diciembre, para Bagdad una de las canciones del disco que más ha despertado la curiosidad en el extranjero al realizar la cantante un sample del mítico Cry Me A River de Justin Timberlake.

Premios y reconocimientos

En su corta carrera Rosalía ya recolecta varios premios entre ellos:

  • El Ojo Crítico de RNE, Premio El Ojo Crítico de Música Moderna 2017​
  • Premio Ruido de la Prensa, premio al Mejor disco español de 2017​
  • Glamour, premio a la Artista del año 2017
  • Rockdelux, Mejor vídeo, Mejor disco, Mejor artista de 2017
  • Timeout, premio a Mejor disco de 2017
  • ABC, Mejor disco nacional de 2017

Además, es después de J Balvin, la artista que más nominaciones contó para los Latin Grammys 2017, un total de cinco que se suman a la de 2017 a Mejor artista y que se le concedieron todas por el primer single de su nuevo disco, Malamente, ya que el resto del disco se lanzó cuando las candidaturas a estos premios estaban ya cerradas. Los premios a los que optó la artista fueron:

Grabación del año, Canción del año, Mejor fusión/Interpretación urbana, Mejor canción alternativa, Mejor videoclip.

La esperada noche del 16 de noviembre, la cantaora catalana consiguió finalmente hacerse con dos de los gramófonos: a Mejor Canción Alternativa y Mejor Fusión/Interpretación Urbana.

En los MTV Europe Music Awards también hubo hueco para Rosalía, quien obtuvo  una nominación en la categoría de Mejor Artista Español.

No cabe duda que el 2018 ha sido el año de Rosalía Vila, coronándose como una de las cantantes más populares ya no solo del panorama nacional sino también internacional.

Texto elaborado por Mariano Jesús Camacho y Nuria Pajares.