Santiago Mina Lorenzo
Santiago Mina Lorenzo
Football Player
Soccer

Santiago Mina Lorenzo

1995 Vigo, Galicia


Santiago Mina Lorenzo es un futbolista español que en la actualidad milita en las filas del Real Club Celta de Vigo de la Primera División española. El jugador formado en las categorías del conjunto celeste nació el 7 de diciembre de 1995 en Vigo, Pontevedra. El fútbol es un deporte que se le ha inculcado desde pequeño y que siempre ha estado muy presente en su familia, ya que su padre, también conocido como Santiago Mina, fue un central que perteneció al equipo vigués en los años 80

El joven delantero del Celta de Vigo inició sus andaduras por el mundo del fútbol en el Colegio Hogar, donde mostró todo su talento y sus grandes dotes para el fútbol, las cuales llamaron la atención del conjunto olívico, que lo reclutarían con apenas once años. En las categorías inferiores fue destacando poco a poco hasta que en el juvenil sufrió una explosión, ya que su fortaleza física le permitía ser muy superior a sus rivales. En la temporada 2012-2013 registró unas estadísticas espectaculares, anotando 27 goles en tan solo 17 partidos. Estas asombrosas cifras goleadoras llamaron la atención de todo el fútbol español y le sirvieron para hacerse un hueco en el primer equipo celtiña.

Santi Mina en un entrenamiento en 2013 / Foto: Marca
Santi Mina en un entrenamiento con el primer equipo en 2013 / Foto: Marca

Un debut sin pena ni gloria

Su primer acercamiento al Celta se produciría en un partido de Copa disputado en enero de 2013 en el Bernabéu, sin embargo, se quedaría en el banquillo y su esperado debut se produciría unas semanas más tarde, el 16 de febrero, en el Coliseum Alfonso Pérez en un encuentro que enfrentaría a Celta y Getafe. El joven delantero entró en el minuto 59 en sustitución de la estrella del equipo, Iago Aspas, y el partido acabaría con un contundente 3-1 que favorecía al conjunto local.

Un ascenso como respuesta a una temporada de ensueño

El año de Santi Mina seguía siendo cada vez mejor, lo que le llevó a alternar sus actuaciones en el equipo juvenil con el filial celeste, que militaba aquel año en la Tercera División española. El delantero vigués anotó 8 goles en 15 partidos y fue clave en la recta final para conseguir el ascenso del equipo a la 2ª División B.

Santi Mina tras perder la final de la Copa de Campeones frente al Sevilla / Foto: Faro de Vigo
Santi Mina tras perder la final de la Copa de Campeones frente al Sevilla / Foto: Faro de Vigo

Santi disputó, además, la Copa de Campeones en junio con el equipo juvenil, uno de los mejores de la historia del Celta. Mina volvió a dejar actuaciones inolvidables en Vigo y consiguió llevar al equipo celeste a la final del campeonato donde, a pesar de todo, cayeron derrotados frente a un Sevilla muy fuerte por aquel entonces. Tras esa competición fueron numerosos los clubes que sabían de la existencia del ariete gallego y el interés en dicho jugador fue aumentando y se expandió a todo el panorama futbolístico español. Sin embargo, el Celta tenía ya los deberes hechos y habían renovado al canterano hasta el 30 de junio de 2018, con una correspondiente cláusula de rescisión de 10 millones de euros. A partir de ahí, comenzó a ser un habitual en las convocatorias de la selección española, en sus respectivas categorías, y comenzó a labrarse un nombre apareciendo con frecuencia en el Fútbol Draft, que premia cada año a las mejores promesas del fútbol español.

Progresión en el primer equipo

Tras una temporada de ensueño, Mina empieza la temporada 2013-2014 en el filial, pero pronto se gana la admiración y la confianza del técnico del primer equipo, Luis Enrique, que lo subió y lo hizo un habitual de la primera plantilla del Celta de Vigo. El joven delantero jugó 29 partidos, 12 de ellos como titular y consiguió anotar 2 goles, el primero de ellos en el estreno del Nuevo San Mamés.

Celebración de Santi Mina en su primer gol en LaLiga / Foto: Faro de Vigo
Celebración de Santi Mina en su primer gol en LaLiga / Foto: Faro de Vigo

Con la llegada de Berizzo perdió el puesto, ya que el técnico no tenía una confianza plena en el canterano, sin embargo, su gran actuación en la Copa del Rey le sirvió para ganarse una oportunidad. Su estilo de juego y su carácter llamaron la atención de Berizzo, que lo fue introduciendo poco a poco en el equipo, para acabar consiguiendo la titularidad. Acabó la temporada con unos números más que decentes, 9 goles en 24 partidos, y dejando actuaciones memorables, como la del Rayo Vallecano.

Hombre récord

El 11 de abril de 2015 se ponía en juego la jornada 31 de la Liga y no iba a ser un día cualquiera para Santi Mina. El delantero celeste fue la figura en la goleada por 6-1 de su equipo logrando anotar cuatro goles en tan solo 35 minutos. El ariete vigués se convirtió, de esta forma, en el jugador más joven en anotar un póker en los últimos 80 años de LaLiga. En ese mismo mercado estival al jugador le empezaron a llover ofertas de numerosos equipos grandes y, finalmente, acabó fichando por el Valencia, que abonó la claúsula de rescisión de 10 millones para lograr hacerse con sus servicios.


 

Paso por el Valencia C.F.

Tras el codiciado fichaje por el conjunto che, Mina tuvo un primer año en el que logró algo que desea cualquier futbolista del mundo: debutar en la Champions League. Sin embargo, su techo no tenía límites y, no solo logró tal hazaña, sino que disputó, además, cuatro partidos y, posteriormente, tras la 3ª posición de su club en el grupo H, logró anotar 3 goles en la Europa League. La participación de Santi esa temporada fue positiva, ya que consiguió unos números dignos de elogios: 8 goles y 6 asistencias en 36 partidos. No obstante, el año siguiente no fue una de sus mejores campañas y anotó 6 tantos en una temporada difícil para su equipo, siempre cerca de los puestos de descenso.

Santi Mina celebrando un gol con el Valencia / Foto: valenciacf.com
Santi Mina celebrando un gol con el Valencia / Foto: valenciacf.com

Las dos últimas temporadas en Valencia serían las mejores a nivel individual, consiguiendo las cantidades de 15 goles en la temporada 2017-2018 y 13 goles en la 2018-2019. Lograron, además, la clasificación para la Champions League en ambas ocasiones y la Copa del Rey en el año del centenario. Éste es el único título que posee Santi Mina en su palmarés y lo lleva tatuado en la pierna.

Tatuaje de Santi Mina por la Copa del Rey del Valencia / Foto: Instagram/alan.tattooartist
Tatuaje de Santi Mina por la Copa del Rey del Valencia / Foto: Instagram/alan.tattooartist

Vuelta a casa

La morriña y la búsqueda de un mayor protagonismo lograron que se hiciese oficial su vuelta a casa, formando parte de la operación de traspaso de Maxi Gómez al Valencia. Sin embargo, en su primera campaña no ha dado el rendimiento esperado por parte del club y la afición, los cuales tienen esperanzas en que explote y vuelva a sorprender con unos números de auténtica estrella.

Maxi Gómez y Santi Mina posando con la camiseta de sus respectivos equipos / Foto: Valencia CF/RC Celta
Maxi Gómez y Santi Mina posando con la camiseta de sus respectivos equipos / Foto: Valencia CF/RC Celta


Biografía realizada por Cristian Romero Rodríguez

//