Sergio Canales Madrazo
Sergio Canales Madrazo

Sergio Canales Madrazo

1991 Santander


Sergio Canales Madrazo, más conocido como Sergio Canales o simplemente Canales, es un futbolista español que actualmente milita en las filas del Real Betis Balompié. Su etapa futbolística comenzó en las categoría inferiores del Real Racing Club de Santander. Además, pasó por equipos como el Real Madrid, Valencia CF o Real Sociedad antes de recalar en el cuadro verdiblanco. El ahora centrocampista bético ha militado también en las categorías inferiores de la Selección Española, llegando a ser convocado con la Selección Absoluta para los compromisos clasificatorios para la Eurocopa 2020 así como para la Liga de las Naciones.

Sergio Canales con la camiseta del colegio San Agustín de Santander. Fuente: @sergiocanalesoficial
Sergio Canales con la camiseta del colegio San Agustín de Santander. Fuente: @sergiocanalesoficial

Sergio Canales: los comienzos en Santander

El 16 de febrero de 1991 una nueva vida empezaba. Nacía en Santander, bajo el nombre de Sergio, un niño que desde muy pequeño comenzaría a dar patadas con buen criterio a un balón. Con tan solo 10 años, Sergio Canales llegó al Alevín del Real Racing Club de Santander. Desde muy pronto comenzó a despuntar con la camiseta racinguista convirtiéndose en uno de los mejores jugadores del Torneo Nacional Alevín de Fútbol. Ya en esta etapa, el futbolista cántabro mostró su clara vocación ofensiva, pese a comenzar su andadura en el Racing en la posición de mediocentro. Esto continuó así en los años posteriores, cuando el cántabro ya ascendía a categoría cadete. También avanzó su posición, lo que permitió a Sergio Canales dar unas pinceladas del futbolista que es ahora. 

El futuro del futbolista prometía desde el comienzo. Y empezaron a aparecer los primeros pretendientes para el centrocampista cántabro. El “afortunado” fue el Deportivo de La Coruña, quien cuando Canales apenas tenía 13 años, consiguió hacerse con el 50% del pase del jugador. El equipo coruñés conseguía la mitad de los derechos del futbolista en una operación que hizo que Munitis recalara en el Racing de Santander, abaratando la operación. 

El centrocampista en uno de sus partidos con el Racing. Fuente: @sergiocanalesoficial
El centrocampista en uno de sus partidos con el Racing. Fuente: @sergiocanalesoficial

Su clara progresión y su prometedor futuro hicieron que el primer equipo del Racing de Santander, entrenado en aquel momento por Juan Ramón López Muñiz ofreciese una oportunidad a Canales cuando apenas contaba con 17 años. López Muñiz lo hizo debutar en la Copa de la UEFA ante el Honka Espoo finlandés en septiembre de 2008. El 5 de octubre el cántabro debutaba también en LaLiga sustituyendo a Edu Bedia en el duelo que enfrentaba a Osasuna y Racing en el Estadio Reyno de Navarra; y el 29 de ese mismo mes disputaba su primer partido de Copa del Rey siendo titular ante el Real Murcia. En esta temporada 2008/2009, Sergio Canales acumuló 105 minutos en la categoría reina del fútbol español, ya que siguió alternando con el filial racinguista durante dos temporadas más.

En la campaña 2009/2010, Sergio Canales se convirtió en una bomba futbolística. Este año disputó 26 partidos en La Liga consiguiendo anotar 6 tantos. Sus primeros goles en la Primera División Española llegaron el 6 de diciembre de 2009 ante el RCD Espanyol, duelo que acabó con victoria racinguista por 0-4. Sus buenos minutos como jugador del Racing y sus ganas de ir a más, acompañado del prometedor futuro que acompañaban al cántabro le llevó a fichar siendo aún muy joven por el Real Madrid CF. Por ello, en febrero de 2010 el club blanco hizo público el acuerdo con el Racing acerca del traspaso del futbolista.

Un salto de calidad que comenzó a truncarse

En 2010, Sergio Canales acabó formando parte de la primera plantilla de un Real Madrid que estaba hecho para soñar. El estilo de juego de Canales y sus ganas de triunfar en el mundo del fútbol parecía que iban a llevarle al éxito de la mano de José Mourinho, técnico blanco. El entrenador portugués se atrevió en varias ocasiones a elogiar al joven futbolista, llegando a compararlo con Guti, pero parecía que al cántabro las cosas no iban a irle bien en el Real Madrid y las oportunidades en el equipo blanco fueron escasas. 

Sergio Canales en el Real Madrid. Fuente: Real Madrid
Sergio Canales en el Real Madrid. Fuente: Real Madrid

Tras una temporada en el equipo blanco, el Valencia CF pidió la cesión del futbolista. El Real Madrid, en el que pocas oportunidades iba a tener, aceptó y el cántabro se marchó durante dos temporadas a la capital del Turia. Curiosamente, su debut con el club ché se produjo ante el Racing de Santander, el equipo de su vida. En este duelo intervino en torno a 50’ ya que partió desde el banquillo y sus buenas acciones ofensivas le llevaron a contar con el apoyo de la afición desde su llegada a Valencia

Pero el sueño del cántabro pronto comenzaría a truncarse. Dos meses después de su debut en Mestalla, Sergio Canales vio como tenía que alejarse durante un tiempo de los terrenos de juego debido a una rotura de ligamento cruzado en su rodilla. Ocurría en octubre de 2011, en el duelo que enfrentaba a Valencia y Athletic de Bilbao. El futbolista cántabro se lesionó en el minuto 34 del mencionado duelo, cuando tras un giro su rodilla quedó clavada y no le permitió seguir en el terreno de juego. Canales no solo se había roto el ligamento cruzado sino que también se había dañado el menisco. Durante 5 meses el cántabro entrenó duro para volver a estar cuanto antes sobre los terrenos de juego y consiguió reaparecer en un duelo ante el Real Betis.

Sergio Canales tras su segunda lesión de ligamento: "Se me acaba la carrera". 

Sergio Canales en el Valencia. Fuente: Valencia CF
Sergio Canales en el Valencia. Fuente: Valencia CF

Pero parecía que la suerte no estaba de su parte. Recién salido de una lesión y con una larga carrera por delante, el futbolista volvió a recaer de su lesión diciendo adiós a su primera temporada en Valencia habiendo jugado únicamente 11 partidos. Fue en el duelo ante el Atlético de Madrid de semifinales de la UEFA Europa League, dos semanas después de su reaparición sobre los terrenos de juegos, cuando el cántabro volvió a partirse los ligamentos de la rodilla derecha, teniendo que alejarse nuevamente 6 meses de los terrenos de juego. Recordada será por siempre la imagen del futbolista saliendo del Vicente Calderón al grito de: “Se me acaba la carrera” en un llanto desconsolado. 

Pero lo que el cántabro no sabía es que el Valencia iba a seguir apostando por él y pese a su lesión, el club ché pagó su ficha para hacerse con los derechos del jugador. Esta vez su recuperación fue más lenta y Canales estuvo más de 9 meses alejado de los terrenos de juego. Pero en enero de 2013 reapareció y acabó la temporada llegando a jugar 15 partidos, 7 de ellos como titular, y anotando dos goles, recuperando su mejor versión. En la temporada 13/14, con Miroslav Djukic en el banquillo el cántabro comenzó la temporada alternando titularidad y suplencia. Pero sus buenos minutos sobre el césped hicieron que pronto se perfilase como titular indiscutible. Pero previo al parón navideño, el técnico fue destituido y la llegada de Pizzi hizo que Canales perdiese la titularidad, pidiendo salir del club valencianista.

A San Sebastián buscando asentarse

Su afán por abandonar Valencia y llegar a algún club en el que su progresión tras las lesiones no se cortase le hicieron hacer las maletas y volar hasta San Sebastián. En el mercado invernal de 2014, Canales llegó al cuadro txuri-urdin y muy pronto consiguió un hueco en el once titular llegando a disputar 17 partidos anotando dos goles. Su contrato con el equipo vasco se prolongaba durante 4 temporadas y medias y fue en San Sebastián donde la carrera del centrocampista santanderino recuperó su nivel. Los minutos se acumulaban en sus piernas y sus habilidades con la pelota hicieron que pocos pudieran pelear con él por un puesto. Pero no todo iban a ser buenas noticias. 

Canales con la elástica txuri-urdin. Fuente: @sergiocanalesoficial
Canales con la elástica txuri-urdin. Fuente: @sergiocanalesoficial

A finales de 2015, la peor pesadilla de Canales volvía a hacerse realidad y el cántabro nuevamente se veía obligado a pasar por quirófano. Nuevamente los ligamentos de su rodilla no habían soportado un giro sobre el césped del Bernabéu y el centrocampista de la Real Sociedad veía nuevamente su sueño acabar. Pero sus ganas de seguir disfrutando sobre los terrenos de juego fueron más grandes y siete meses más tarde volvió a incorporarse a los entrenamientos con el grupo. Pero no fue hasta la 5ª jornada de la temporada 2016/2017 cuando apareció en los terrenos de juego. En esta temporada el cántabro llegó a jugar 31 partidos, dando 4 asistencias siendo una de ellas la del gol que dio a la Real Sociedad la clasificación a Europa League. En la siguiente temporada alternó suplencias y titularidades, siendo más clave en las rotaciones del equipo que en el once titular. Este mismo año su contrato llegaba a su fin y no hubo acuerdo por ambas partes por lo que este expiró y el jugador quedó libre una vez finalizada la temporada.

La asentamiento definitivo: el Real Betis Balompié

En verano de 2018, Sergio Canales llegó al Real Betis Balompié para convertirse en uno de los pilares claves del equipo verdiblanco entrenado por Quique Setién. El técnico cántabro ofreció al futbolista los galones del juego y permitió que equipo y afición disfrutaran con el juego de los verdiblancos. En lo individual, Canales ha disfrutando formando parte del Real Betis Balompié de sus mejores años como futbolista en lo que a lo individual se refiere. En Sevilla ha encontrado la comodidad que un futbolista requiere. El centrocampista cántabro fue líder y guía indiscutible en el equipo verdiblanco y lo ha sido también bajo las órdenes de Rubi y ahora de Manuel Pellegrini. En su primera temporada en el club verdiblanco, Sergio Canales disputó un total de 46 partidos, entre Liga, Copa del Rey y Europa League, anotando 9 goles y dando 2 asistencias; pero la temporada en lo que a lo colectivo respecta no fue buena y Quique Setién acabó siendo destituido. La llegada de Rubi no hizo que Canales se desinflase y siguió siendo un fijo en el once bético, llegando a disputar 36 encuentros, con 6 goles y 6 asistencias. Ahora, ya con Pellegrini al mando del equipo verdiblanco, Canales vuelve a ser líder. 

Sergio Canales vistiendo del Real Betis Balompié. Fuente: La Liga
Sergio Canales vistiendo del Real Betis Balompié. Fuente: La Liga

 

Además, el buen nivel que está dando ha hecho que Luis Enrique vuelva a contar con él para una convocatoria de la selección. Pero los inicios de Canales en La Roja llegaron mucho antes. El centrocampista cántabro se proclamó campeón de la Eurocopa Sub-17 en Turquía en 2008; en 2009, esta vez con la sub-18 ganó la XXXV Copa del Atlántico, marcando un gol en la final y proclamándose mejor jugador del torneo. En 2010 participó en la Eurocopa Sub-19, consiguiendo hacerse con el segundo puesto en Francia; hazaña que les permitió quitarse la espinita del año anterior, cuando la Sub-19 no pasó de la fase de grupos en este mismo torneo. En 2011 disputó el Mundial Sub-20 y más tarde, ahora con la Sub-21, disputó la clasificación para el Campeonato de Europa consiguiendo anotar tres goles. Su lesión en la primera fase del torneo le obligó a retirarse de la convocatoria y a no poder celebrar con España el triunfo de este trofeo. Ya en 2019, su buen rendimiento en el Real Betis Balompié le llevó a recibir la llamada de Luis Enrique para participar en los duelos ante Malta y Noruega clasificatorios para la Eurocopa de 2020. El cántabro debutó en Mestalla, en el duelo que enfrentó a la Selección contra Noruega. Esta llamada se ha repetido en esta última convocatoria de La Roja, por lo que Canales parece postularse como uno de los candidatos a formar parte de la lista de Luis Enrique para disputar La Liga de las Naciones.

Canales en su debut con la Selección Española. Fuente: @sergiocanalesoficial
Canales en su debut con la Selección Española. Fuente: @sergiocanalesoficial
//