Sam Bird saca las alas y se lleva el primer E-Prix
Sam Bird celebra su victoria | Foto: @TheSportsman

Sam Bird ha sido el primer ganador de un E-Prix de la temporada 18/19. El piloto británico, que salía en quinta posición, salió exprimiendo su Envision Virgin Racing y consiguió pasar a sus rivales hasta llegar a la cabeza de la carrera.

Si la carrera de Sam Bird es digna de ser recordada, el papel de los debutantes Mercedes-Benz EQ Formula E y TAG Heuer Porsche FE Team también es digno de mención. Si durante la pretemporada pudieron sembrar alguna duda, en la clasificación y, posteriormente, en la carrera, las disiparon. Las dos flechas plateadas salían en segunda y tercera posición, mientras que los monoplazas alemanes lo hacían desde séptima y la vigésima posición. Stoffel Vandoorne, que partía segundo, terminó la carrera subiendo al podio, en la tercera posición. Mientras, su compañero y debutante Nyck de Vries, salió tercero y acabó sin subirse al podio. André Lotterer y su Porsche salieron en séptima posición y escalaron hasta llegar a la segunda plaza. Jani, por su parte, se vio inmerso en la lucha por no acabar en última posición.

TAG Heuer Porsche FE Team en su debut en la ABB Fórmula E | Foto: @PorscheFormulaE
TAG Heuer Porsche FE Team en su debut en la ABB Fórmula E | Foto: @PorscheFormulaE

En lo referente a la clasificación, el piloto de BMW I Andretti Motorsport, Alexander Sims, logró la pole y los tres puntos que le otorgan al piloto más rápido de la clasificación. La sorpresa fue ver a los dos Mercedes, debutantes, en segunda y tercera posición. Sorpresa también fue ver al NIO 333 de Oliver Turvey en décima posición, justo por delante Jean-Eric Vergne. Sorpresa, aunque negativa, ha sido ver los dos DS Techeetah y Audi Sport Abt Schaeffler en la zona media de la parrilla. James Calado y su Jaguar partieron desde la última posición, ya que durante toda la jornada habían arrastrado problemas.

Parrilla de salida del E-Prix de Ad Diriyah 2019 | Foto: @FIAFormulaE
Parrilla de salida del E-Prix de Ad Diriyah 2019 | Foto: @FIAFormulaE

Nico Müller no salió a la carrera

La salida fue bastante limpia, con los roces y toques propios de la ABB Fórmula E. En los primeros instantes del E-Prix de Ad Diriyah los movimientos estaban por la parte trasera, con Calado escalando posiciones. Por la parte delantera, el duelo estaba entre Sam Bird y Edoardo Mortara. A los cinco minutos del arranque de la carrera, la bandera amarilla hizo su primer acto de presencia. Sebastian Buemi y su Nissan e.Dams se quedaron parados en medio de la trazada, por lo que tuvo que abandonar la carrera. Nico Müller parecía que también tenía problemas y no salió del pit lane.

Los primeros usos del Attack Mode estuvieron en los mandos de James Calado, André Lotterer y el inglés Oliver Rowland, que consiguió adelantar al alemán de Porsche. Por la parte delantera, Alexander Sims seguía dominando la carrera, detrás le perseguían los Mercedes y el Venturi de Mortara, que protagonizó con el Mercedes de De Vries un toque que acabó con el suizo saliendo de la trazada. El duelo entre Sam Bird y Jerome D’Ambrosio daba vida a la zona alta. Bird estaba sacando todas sus armas, tras adelantar al belga de Mahindra, se centró en pasar a Mortara, y lo consiguió.

Sam Bird a bordo de su Envision Virgin Racing | Foto: @FIAFormulaE
Sam Bird a bordo de su Envision Virgin Racing | Foto: @FIAFormulaE

En la zona media de la carrera, Jean-Eric Vergne no conseguía adelantar a Max Günther y posicionarse entre los diez primeros. Por detrás, la lucha entre Evans, Massa y Abt se volvía muy dura. El Venturi de Massa rozó el muro a la salida del Attack Mode. Da Costa, a bordo de su DS Techeetah seguía escalando puestos, por el contrario, Oliver Turvey y su NIO 333 perdían puestos.

A falta de 16:30 para el final, Jean-Eric Vergne se dirigió al pit lane y abandonó el E-Prix, al parecer por problemas en la rueda derecha delantera. La tensión seguía subiendo en la zona delantera. Vandoorne y su Mercedes consiguieron adelantar al hasta el momento líder, Sims. Este movimiento también fue aprovechado por Sam Bird para adelantar a Sims y así colocarse en segunda posición. La desgracia de Alexander Sims no acabaría aquí, André Lotterer consiguió adelantar al piloto de BMW. Si la parte de arriba era pura acción, uno de los grandes damnificados fue el debutante Nyck De Vries que, de estar en el podio, fue bajando hasta la sexta posición. Sam Bird tenía ganas de correr y consiguió adelantar a Vandoorne, a falta de 10 minutos para el final. El poleman, Sims, seguía bajando puestos, ya que Oliver Rowland le pasó a falta de poco más de siete minutos para el final.

Vergne, el actual campeón, tuvo que abandonar

A falta de seis minutos para el final de la carrera, el Safety Car hizo su primera aparición en la temporada. El Audi de Daniel Abt y el DS Techeetah de Da Costa pugnaban por la posición, pero el alemán se fue contra el muro, quedando su coche dañado en medio de la pista. El abandono de Abt era el cuarto del primer E-Prix de la temporada. La carrera se reanudó a poco más de un minuto, más la vuelta adicional, para el final de la carrera. Por la parte baja, Jani paso a Hartley. Pese a que los pilotos dieron el máximo en las dos vueltas tras el Safety Car, no hubo tiempo para que hubiera cambios en la parte alta de la carrera.

Si hay que poner una nota negativa al arranque de la Sexta temporada de la ABB Fórmula E, ha sido la mala actuación de los equipos DS Techeetah y Audi Sport Abt Schaeffler. Estas dos escuderías llevaban dos temporadas peleando de tu a tu por el título de mejor escudería, sin embargo, en el arranque de esta nueva campaña, ninguna de los ha conseguido rascar un punto, terminando, además, con sólo un monoplaza tras los abandonos de Vergne y Abt.

Como dato, Sam Bird ha sido el único piloto hasta la fecha que ha ganado, al menos una carrera, en todas las temporadas de la ABB Fórmula E. La aventura de la competición eléctrica se reanudará en la jornada del sábado, donde el circuito urbano de Ad Diriyah volverá a acoger una carrera.

VAVEL Logo